[¿?] página principal

 

Dudas y textos

Recursos para la formación católica 

Página principal de Dudas y textos

Preguntas y dudas

Quiénes somos

Benedicto XVI

 Juan Pablo II

Clásicos de espiritualidad

Obras actuales variadas

Sobre el Opus Dei

 Oraciones y Biblia

Más magisterio de la Iglesia y Teología

Recursos formativos

Noticias

Citas escogidas

Imágenes

Enlaces

 

 

 

   

ARGUMENTOS BREVES Y SENCILLOS SOBRE TEMAS DE ACTUALIDAD: Ejemplos de argumentos cortos y temas de actualidad para argumentar y exponer

Aquí tienes una serie de ideas y argumentos sobre temas de actualidad. Las preguntas están ordenadas alfabéticamente. Los temas aparecen a continuación. Para encontrar el tema deseado, no tienes más que usar la función de  búsqueda de tu navegador (generalmente con Ctrl + F)

Tomados de Ideas rápidas  

ABORTO

ALMA

AMOR

A. EL MEJOR AMOR

B. EL AMOR Y EL SEXO

ANGELES

ME APETECE

CASTIDAD

A. ¿EN QUÉ CONSISTE?

B. ¿LA CASTIDAD ES POSIBLE?; ¿CÓMO?

CIELO

COCAINA

CONFESIÓN

CORAZÓN

A. ENFERMEDADES DEL CORAZÓN

B. ACCIONES QUE MEJORAN EL CORAZÓN

EL CRISTIANO

MI CUERPO

EL DESTINO FUTURO

DIGNIDAD HUMANA

DIOS

DISCRIMINACIÓN

DIVERSIÓN

DIVORCIO

A. EL PROBLEMA DEL DIVORCIO

B. LAS LEYES DIVORCISTAS

DOCTRINA CRISTIANA:

1. VERDADES

2. LOS SACRAMENTOS

A. ¿QUÉ SON LOS SACRAMENTOS?

B. ¿CUÁLES SON LOS SACRAMENTOS?

3. LOS MANDAMIENTOS

4. ORACIÓN

DOLOR

DROGAS

ECOLOGISMO

A. UNA BASE FIRME

B. CONSECUENCIAS: EL RESPETO

ESCAPULARIO DEL CARMEN

A. HISTORIA Y PRIVILEGIOS

B. CONDICIONES

C. BENDICIÓN E IMPOSICIÓN

EL ESPIRITISMO

EVOLUCIONISMO Y EXISTENCIA DE DIOS

LA FE

FELICIDAD

FIN DEL MUNDO

GRÁCIA

LOS HIJOS

A. LOS HIJOS UN TESORO?

B. SEXO EN EL MATRIMONIO

EL HOMBRE

HOMOSEXUALIDAD

IDEALES

A. LOS IDEALES Y SUS TIPOS

B. EL MAYOR DE LOS IDEALES

LA IGLESIA

A. LA IGLESIA DE CRISTO

B. IGLESIAS Y CATEDRALES

INDULGENCIAS

A. LAS INDULGENCIAS EN GENERAL

B. INDULGENCIAS PLENARIAS

C. INDULGENCIAS PARCIALES

INFIERNO

JESUCRISTO

J.M.J.

A. CARACTERÍSTICAS DE LAS JMJ

B. RECOMENDACIONES

JUICIO FINAL

JUSTICIA

LIBERTAD

A. ¿QUIEN ES MÁS LIBRE?

B. ACLARANDO LO QUE LA LIBERTAD NO ES

C. ¿QUÉ ES Y CÓMO CRECE LA LIBERTAD?

MACHISMO

A. IDEAS GENERALES

B. ACTITUDES CORRECTAS

C. EN LA VIDA ESPIRITUAL

MADUREZ

A. ¿CÓMO SE ALCANZA LA MADUREZ?

B. LA MADUREZ Y LA EDAD

C. MADUREZ EN EL AMOR

EL MAL

A. EL PROBLEMA DEL MAL

B. LAS SOLUCIONES

C. ACLARACIONES

MARIA

MADRES DE DIOS

MADRE NUESTRA

MARIHUANA

MISA

A. ¿QUÉ ES LA MISA?

B. OBLIGACIÓN DE OÍR MISA

C. ¿CÓMO APROVECHAR MEJOR LA MISA?

MODA

A. LA MODA Y SUS FINES

B. LA MODA COMO ADORNO

C. LA MODA Y LA MORALIDAD

D. LOS UNIFORMES

MUERTE

A. ¿QUÉ SUCEDE EN LA MUERTE Y DESPUÉS DE LA MUERTE?

B. TRISTEZA Y REALISMO ANTE LA MUERTE.

C. ¿SE PUEDE PREVENIR LA MUERTE?

NEOCATECUMENAL

A. ¿QUÉ ES EL CAMINO NEOCATECUMENAL?

B. HISTORIA DEL CAMINO NEOCATECUMENAL

C. DATOS SOBRE EL CAMINO NEOCATECUMENAL

NOVIAZGO

A. ¿SEXO EN EL NOVIAZGO?

B. EL NOVIAZGO TEMPRANO

OBEDIENCIA

A. OBEDIENCIA A LA AUTORIDAD

B. LA OBEDIENCIA A DIOS

LA ORACIÓN

LOS ORTODOXOS

A. LAS IGLESIAS ORTODOXAS

B. ¿UNIDAD DE ORTODOXOS Y CATÓLICOS?

EL PECADO

A. ¿QUE SON LOS PECADOS?

B. LAS OFENSAS

C. LAS OFENSAS A DIOS

D. CONSECUENCIAS DE LOS PECADOS

PECADO ORIGINAL

PERSONALIDAD

PLACERES

PROTESTANTES

¿UNIDAD DE PROTESTANTES Y CATÓLICOS?

PURGATORIO

RELATIVISMO

LA RELIGIÓN VERDADERA

A. UNA SOLA RELIGIÓN VERDADERA

B. ¿CÓMO RECONOCER LA VERDADERA RELIGIÓN?

RELIGIONES CRISTIANAS

RESPETO

RESPONSABILIDAD

A. LA RESPONSABILIDAD: CONDICIONES Y TIPOS.

B. ¿ES BUENO SER RESPONSABLE?

C. COMO MEJORAR LA RESPONSABILIDAD

RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS

ROSARIO

A. ¿CÓMO REZAR MEJOR EL ROSARIO?

B. HISTORIA DEL ROSARIO

SENTIMIENTOS

A. ¿QUÉ SON LOS SENTIMIENTOS?

B. ¿CÓMO MEJORAR LOS SENTIMIENTOS?

EL SEXO, LA SEXUELIDAD

LA SOLIDARIDAD

TRABAJO

VERDADES PRINCIPALES

LA VOCACIÓN

A. ¿QUÉ ES LA VOCACIÓN?

B. ¿CÓMO ES LA VOCACIÓN?

IDEAS VARIAS

Carta abierta a un ateo militante

 

 

 

 

ABORTO

 

1. ¿Qué es el aborto? Es la supresión voluntaria de una vida humana en el recorrido que transcurre de la concepción al nacimiento. (No hablamos de abortos involuntarios).

2. ¿Desde la concepción? Hoy día se precisa la concepción como el momento en que el espermatozoide se une al óvulo. Entonces comienza el desarrollo de un nuevo ser humano. Esto no suele ponerse en duda. La vida humana, como la animal, comienza en ese momento. Las acciones que impiden esa unión no son abortivas sino anticonceptivas, y no se tratan aquí.

3. ¿Es indiferente el día en que se realiza el aborto? A lo largo de esos nueve meses allí hay una vida humana cuyo desarrollo se permite o se trunca. Abortar más tarde aumenta la gravedad por la mayor conciencia del hecho.

4. Una idea clara: una madre normal en una situación normal ni aborta, ni lo desea. Si lo hiciera sería una locura, pues locura es que una madre mate a su hijo.

5. El problema se plantea en las situaciones extraordinarias. Por ejemplo, ¿es correcto abortar en el caso de embarazo durante el noviazgo? No debe hacerse, pero ya el asunto no se ve tan claro pues se enfrentan dos bienes: el bien de una vida humana y el bien de una madre que por algún motivo no desea que su hijo viva.

6. La muerte del hijo, ¿un bien para la madre? Obviamente esto no es cierto. Pero la madre ve que el embarazo le ocasiona problemas (¿qué dirán?, ¿y su padre?, ¿y los gastos?...). Y se siente débil para afrontarlos.

7. Las opciones posibles.- Según el punto de vista suelen proponerse varias actuaciones: Quienes se fijan en el bien del hijo consideran que su vida es lo decisivo. Quienes se fijan en el bien de la madre piensan que evitarle molestias es lo principal. Cabe una tercera opción: buscar el bien de ambos.

8. ¿Cómo buscar el bien de ambos?: Respecto al hijo, el único bien posible es dejarle vivir. Al buscar el bien de la madre conviene recordar unas ideas básicas:

 

 

 

Dejar vivir al hijo es un bien para la madre, pues lo contrario pesaría muchos años en su conciencia.

 

 

 

La madre habrá de soportar alguna dificultad. (Como todas las madres). Por ejemplo, normalmente habrá que comunicar el asunto a los propios padres.

 

 

 

La madre necesitará apoyo para continuar su embarazo. En este sentido, quienes le insisten en deshacerse del hijo le causan gran dolor y angustia. Es su hijo.

9. Soluciones.- Se trata entonces de buscar soluciones que permitan la vida del hijo evitando molestias a la madre. Por ejemplo, ocultarse discretamente durante unos meses en casa de personas de confianza y mientras tanto buscar una familia o institución que lo adopte. Este ejemplo no es la única solución. Hay varias posibilidades que permiten proteger los dos bienes: la vida del hijo y el menor malestar para la madre.

10. ¿Por qué la Iglesia establece la excomunión para quien aborta y para sus colaboradores?. Así las madres cristianas tienen más claro lo que debe hacerse, recibiendo fuerzas para decidir correctamente. Se protege la vida del hijo y el alma en paz de la madre.

11. ¿Las leyes de un país deben permitir el aborto? Las leyes deben dificultar el mal y promover el bien de los ciudadanos. En este caso, defender el bien de dos ciudadanos: hijo y madre. Por tanto, las leyes deben disuadir a las madres del aborto y facilitarles soluciones para dar a luz. También pueden añadirse medidas preventivas.

12. ¿Un ejemplo de medida preventiva?: Difundir en la sociedad una mentalidad de sólo usar el sexo dentro del matrimonio. En este sentido irá bien limitar la pornografía, por su clara contribución al uso indiscriminado del sexo.

13. ¿Difundir la anticoncepción previene del aborto?. No, no. La triste experiencia en varios países confirma que sucede lo contrario. Los métodos anticonceptivos extienden el uso del sexo sin medida. En consecuencia, aumenta el número de embarazos no deseados.

14. ¿La Biblia prohibe el aborto? Se puede reconocer la gravedad del aborto sin necesidad de apoyarse en la Biblia. Pero es interesante comentar la visitación de María a su prima Isabel (Lc 1, 39-44). Allí se observa:

 

 

 

San Juan Bautista tres meses antes de nacer anuncia ya la presencia del Mesías (Lc 1, 41).

 

 

 

María es llamada "madre de mi Señor" (Lc 1, 43) cuando sólo lleva unos pocos días de embarazo -los cuatro o cinco días que tardó en llegar hasta Isabel yendo "deprisa" (Lc 1, 39)-. En esos momentos ya lleva a Dios en su seno y ya es madre de Dios.

 

 

 

El propio Jesús es reconocido y anunciado como Mesías a los cinco días de embarazo.

En resumen, S. Juan Bautista a los seis meses de embarazo ya es el profeta que anuncia al Mesías, y el propio Salvador ya lo es cuando sólo lleva cinco días en el seno de María. Así la Biblia coincide con la ciencia mostrando que la vida humana comienza en el instante de la concepción. Y el aborto queda incluido en el precepto "no matarás".

 

ALMA

 

1. ¿Qué es el alma humana? El alma es el principio espiritual que da vida al cuerpo y forma con él un ser humano.

2. ¿Cómo se observa el alma? El alma es espiritual y por tanto no puede observarse por los sentidos, sino por las acciones que realiza. Por ejemplo, reflexionar.

3. ¿El alma es inmortal? El alma es inmortal por ser espiritual. Los seres materiales pueden aplastarse, pudrirse, dividirse en partes. En cambio, nada de esto afecta a los seres espirituales.

4. ¿Cómo se sabe que el alma humana es espiritual? El alma humana es espiritual porque realiza acciones espirituales; por ejemplo, entender esta web, donde se relacionan ideas (sin confundir ideas con imágenes, que son algo sensible).

5. ¿Entonces las personas sin uso de razón no tienen alma? Los bebés, los locos, los que duermen o están en coma tienen alma pues viven y son humanos. Pero en su caso la espiritualidad del alma no se manifiesta.

6. ¿Qué sucede cuando un hombre muere? En la vida el cuerpo humano se va deteriorando y llega un momento en que el alma es incapaz de mantenerlo vivo. Entonces llega la muerte: el cuerpo pasa a ser un cadáver y el alma va al cielo o al infierno (o temporalmente al purgatorio).

7. ¿La espiritualidad e inmortalidad del alma son asunto de fe? La fe ayuda a descubrir antes algunas realidades, pero la espiritualidad e inmortalidad del alma no se conocen solo por la fe sino que basta la razón: si el hombre realiza acciones de tipo espiritual, es porque posee un principio espiritual que llamamos alma; y lo espiritual no puede morir como ya hemos comentado. (Lo del purgatorio..., se conoce por la doctrina cristiana).

8. ¿Cómo mejora el alma? El cuerpo y el alma mejoran adquiriendo nuevas cualidades. El cuerpo progresa en capacidades materiales; el alma acrecienta sus cualidades espirituales. En ambos casos el avance se consigue mediante la repetición de buenos actos. Así los hechos aislados se convierten en cualidades y se adquiere facilidad y soltura para continuar la línea de actuación.

9. ¿Hay algún modo de que el alma mejore más rápido? El alma avanza más rápidamente si Dios interviene con sus dones. Esto sudederá cuando Dios quiera, pero podemos acelerar el proceso si se lo pedimos con insistencia y procuramos agradarle con generosidad. Por otra parte, el alma recibe también gracias abundantes en los sacramentos.

AMOR

 

 

 

 

A. El mejor amor

 

 

 

B. El amor y el sexo.

A. EL MEJOR AMOR

1. Tipos de amor. Puede hablarse de dos clases de amor:

 

 

 

Amor - sentimiento.- Se tiene hacia las personas que resultan agradables a uno y suele decirse que caen bien. Este afecto se debe a algo bueno que poseen, como su sonrisa, su belleza, su dinero, su club de fútbol, su pueblo de nacimiento, etc. Después del pecado original también el mal puede atraernos, pero sería un amor defectuoso.

 

 

 

Amor - caridad.- La clásica definición de amor es ésta: Ama a alguien quien desea su bien. Amar es buscar el bien del otro; por ejemplo, prestándole un servicio. Es un cariño más firme que el anterior pues no depende de un variable estado de ánimo. Por esto es posible querer a alguien aunque resulte antipático.

2. ¿El amor - sentimiento y el amor - caridad se oponen? Generalmente se complementan; por ejemplo, es más fácil desear el bien a quien nos resulta amable. Sólamente se enfrentan cuando alguien alimenta en exceso su amor - sentimiento: entonces está tan pendiente de lo que le agrada que su corazón se vuelve egoísta, y olvida el bien de los demás.

3. ¿Se puede amar a quien no se ama y seguir casados? Así lo hace muchísima gente. Normalmente las amistades humanas empiezan con un amor - sentimiento que atrae. Luego la amistad se hace sólida al crecer el amor - caridad. En los matrimonios hay momentos en que los sentimientos fallan, por enfados, divergencias, malentendidos, etc. Pero la unión no se rompe porque permanece la lealtad y un fondo de amor - caridad que sigue deseando el bien de la familia. Si se mantiene el esfuerzo de buscar el bien del otro -caridad-, normalmente se recupera el amor - sentimiento que facilita mucho las cosas.

4. ¿Cómo se reconoce el amor mayor?

 

 

 

En primer lugar ama más quien desea un bien mayor al otro.

 

 

 

También hay mayor amor cuando se busca un bien al otro a costa de mayor esfuerzo personal. ("Nadie tiene más amor que quien da la vida por sus amigos").

 

 

 

El mayor sacrificio es dar la propia vida, y el mayor bien es el cielo. Por tanto nos ama más quien nos consigue el cielo ofreciendo su vida a cambio. Muriendo en la Cruz.

5. ¿Ama más quien concede muchos caprichos? La obtención de muchos caprichos hace daño a las personas volviéndolas débiles y antojadizas. Por eso quien los otorga no ama realmente pues les perjudica. Sin embargo, quizá piensa hacerles un bien, y puede ser un amor que se equivoca. Igualmente, quien se concede a sí mismo todos los gustos no se ama bien.

6. ¿Hay obstáculos para el amor? Sobre esto puede verse el tema corazón. Resumiendo, los grandes obstáculos para el amor son dos:

 

 

 

El odio.- Es lo opuesto al amor - caridad, pues odia a alguien quien desea su mal. La ausencia de amor - sentimiento no equivale al odio: es posible que alguien caiga mal sin desearle ningún daño.

 

 

 

El egoísmo.- El egoísta sólo se ama a sí mismo. Y por tanto se ama equivocadamente, porque estropea y empequeñece su corazón que ha sido creado para amar a muchos.

B. EL AMOR Y EL SEXO

1. ¿El amor y el sexo van unidos? El amor casi nunca implica sexo. Unos hermanos se quieren; una madre ama a sus hijos; un hombre quiere a su empresa y a sus amigos. Incluso en un matrimonio que se aman mucho no piensan habitualmente en el sexo.

2. ¿El sexo contribuye al amor? La respuesta no es sencilla y requiere paciencia. En primer lugar, los placeres sexuales producen gusto y por tanto atracción y deseo de repetirse. Según esto, aumenta el amor - sentimiento hacia quien produce ese gusto. Sin embargo, esto no siempre es bueno moralmente, ni bueno para el amor verdadero. En general, hay dos situaciones:

 

 

 

La búsqueda individual de placeres sexuales fomenta el egoísmo y se opone al amor.

 

 

 

En los placeres sexuales compartidos, es posible utilizar a la otra persona como objeto que satisface el propio gusto. Aquí hay mucho de egoísmo y poco de buscar el bien del otro, con lo que el amor sale perjudicado. Pero también es posible usar el sexo buscando el bien del otro, y en este caso el amor mejora.

3. ¿Cuándo se usa el sexo buscando el bien del otro? Tampoco es sencillo distinguirlo. Veamos dos casos más claros:

 

 

 

El amor mejora cuando se desea el nacimiento de un hijo. Allí se busca un bien para toda la familia: el recién nacido recibe el don de la vida, sus hermanos reciben un hermano a quien amar, y los padres reciben el don de la paternidad -maternidad-. Un hijo siempre es un gran bien del que nadie se arrepiente, aunque haya problemas económicos o de otro tipo.

 

 

 

El amor empeora cuando se usa el sexo fuera del matrimonio. Allí se priva a la otra persona de su intimidad y su virginidad, sin otorgarle el don de la maternidad -paternidad-. Hay mucha parte de egoísmo y el amor sale perjudicado.

4. ¿El sexo en el noviazgo no busca el bien de ambos? Consigue placeres para ambos, pero esos placeres no son un bien para ellos (caprichos y gustos no siempre son un bien). Con esos actos pierden intimidad y dignidad, y a cambio no ganan paternidad y familia; sólo gustos. Por tanto es un amor equivocado que sólo consigue gustos a cambio de grandes pérdidas.

5. ¿Por qué se pierde dignidad? La dignidad del hombre en estos aspectos exige varias cosas:

 

 

 

El cuerpo humano no debe ser objeto de uso o intercambio (hoy con una persona, mañana con otra). Sólo debe entregarse a alguien cuando previamente hay un compromiso firme, ante testigos (boda) de quererse para siempre.

 

 

 

Las facultades generadoras de la persona humana tienen una misión de gran categoría: traer al mundo otros seres humanos. Usarlas únicamente para obtener placeres es rebajar enormemente su dignidad.

Estas pérdidas de dignidad son bastante claras, y cualquier persona se siente maltratada cuando se da cuenta de que está siendo usada de modo provisional o como objeto que da gusto.

 

ANGELES

1. ¿Quiénes son los ángeles? Son espíritus creados por Dios con gran inteligencia y voluntad. Viven felices en el cielo alabando y sirviendo a Dios.

2. ¿Qué misión tienen los ángeles respecto a los hombres?

 

 

 

Los ángeles nos prestan favores espirituales y materiales. Nos protegen y guían. Cada persona tiene asignado un ángel custodio.

 

 

 

Los ángeles llevan mensajes de Dios a los hombres y de los hombres a Dios. El Señor a veces nos habla directamente, pero con frecuencia envía a sus ángeles. Por ejemplo, el ángel Gabriel fue a Nazaret, donde anunció a la Virgen María que iba a ser la Madre de Dios.

3. ¿Cómo hablar con los ángeles? Sólo Dios lee nuestra inteligencia. Si queremos hablar con los ángeles es necesario dirigirse a ellos. Basta simplemente hablarles con el pensamiento.

4. ¿Es conveniente hablar con los ángeles? Interesa mucho conversar y trabar amistad con las personas del cielo -ángeles y santos-. También es bueno pedirles favores y agradecerlos. En la vida espiritual siempre conviene ir acompañados.

5. ¿Cómo escuchar la voz de los ángeles? La voz de los seres espirituales no llega a los oídos como las palabras de los seres materiales. Los ángeles hablan al pensamiento, y su voz se reconoce en los buenos deseos que se nos ocurren. Estas buenas ideas pueden ser voz de Dios o nuestros propios pensamientos, pero también la voz de los ángeles.

6. ¿Los ángeles custodios nos protegen de todo? No, no. Principalmente intentan ayudarnos en la vida espiritual y en las tentaciones. Pero no pueden impedir los pecados pues han de respetar la libertad humana. En cuanto a los males físicos, a menudo nos evitan algunos, pero no pueden suprimirlos todos pues esto sería cambiar el mundo. Llegamos así al problema del mal.

ME APETECE

 

1. ¿Por qué está mal, si me apetece? Porque no todo lo que apetece es bueno. Junto a la inclinación natural al bien, tenemos una patente inclinación al mal que debemos dominar. Esta tendencia al mal comenzó con el pecado original.

2. ¿Qué es el pecado original? El que cometieron Adán y Eva y ha sido origen de los demás pecados. Cuando ellos desobedecieron a Dios, la naturaleza humana sufrió un duro golpe. Quedaron privados de la amistad e intimidad divinas, perdieron el paraíso y quedaron sujetos al dolor y la muerte. Apareció también la inclinación al mal. Y esta situación la heredamos todos los hombres. Por esto, para obrar bien hay que esforzarse.

3. ¿No dicen que el Bautismo borra el pecado original? De ese modo se recupera lo principal: la amistad y filiación divinas y la posibilidad del cielo. Pero el dolor y la tendencia al mal permanecen. No es poca cosa lo recuperado, sobre todo si se tiene en cuenta que costó la Cruz de Cristo.

4. ¿Es bueno rezar sólo cuando apetece? Suprímase la palabra "sólo". Una persona corriente trabaja cuando le gusta y cuando no; se preocupa de su familia cuando le ilusiona y cuando no, etc. Igualmente se debe dedicar tiempo a Dios cuando apetece y cuando no, pues el bien no siempre apetece.

5. ¿Qué hacer cuando lo razonable no apetece? La oposición entre razón y apetencias origina una tensión interior debido a la dificultad que se encuentra para ser coherentes. La respuesta correcta es optar por el bien aunque cueste. Pero no siempre se encuentra este camino, pues hay varias posibilidades:

 

 

 

Hago lo que me gusta aunque sea incorrecto. (Es un error).

 

 

 

Hago lo razonable aunque no apetezca. (Es correcto, pero cuesta).

 

 

 

Intento engañarme modificando lo razonable. (Es un error). Aquí se incluye el caso de quien no quiere pensar ni escuchar -no atiende a razones, se dice-.

 

 

 

Intento modificar los gustos para que sean razonables. (Es correcto).

6. ¿Cómo modificar los gustos? Haciendo lo razonable con buena cara. Al realizar el bien se adquiere facilidad para repetirlo. Al hacerlo con alegría interior (buena cara) se torna más gustoso. Y la perseverancia consigue que la nueva inclinación arraigue en el alma. Sobre esto puede verse el tema sentimientos.

7. ¿Siempre lo razonable es bueno? La inteligencia humana también puede equivocarse. Por esto es importante pedir consejo y saber escuchar. Sin embargo, al decir "lo razonable" se supone un pensamiento correcto, pues si fuera falso no se llamaría razonable.

CASTIDAD

 

 

 

A. ¿En qué consiste?

 

 

 

B. ¿La castidad es posible?; ¿cómo?.

A. ¿EN QUÉ CONSISTE?

1. ¿Qué es la castidad? La virtud de la pureza o castidad es el hábito de usar el sexo correctamente. La castidad modera las apetencias sexuales para que sean razonables. Es una virtud importante que capacita para amar. Si se deteriora, surgen graves consecuencias para la dignidad humana y para la familia. La castidad se puede vivir en tres situaciones: individualmente, en el noviazgo y en el matrimonio.

2. ¿Cómo se ejercita la castidad individualmente? Individualmente la castidad exige rechazar cualquier placer sexual, defendiendo y educando el propio corazón. La castidad es importante precisamente por esto: porque proteje el corazón del egoísmo y lo capacita para el auténtico amor.

3. ¿Cómo se ejercita la castidad en el noviazgo? La castidad en el noviazgo abarca dos aspectos:

 

 

 

Rechazar cualquier placer sexual individual o compartido.

 

 

 

Manifestarse limpiamente el cariño aprendiendo a amar sin egoísmos.

4. ¿Cómo se ejercita la virtud de la castidad en el matrimonio? La virtud de la pureza o castidad en el matrimonio incluye:

 

 

 

Rechazar los placeres sexuales individuales, y con personas distintas del propio cónyuge.

 

 

 

Usar correctamente el sexo con el propio cónyuge. (Ver tema hijos).

B. ¿LA CASTIDAD ES POSIBLE?; ¿CÓMO?.

1. ¿Es posible la castidad? En algunos lugares el ambiente dificulta mucho la castidad. Pero siempre es posible practicarla con ayuda de varios recursos que reunimos en tres grupos: el esfuerzo propio, la ayuda de Dios y de los hombres. Estos medios pueden ejercitarse en el momento de la batalla o con antelación para estar entrenados.

2. El esfuerzo propio en la castidad se aplica en varios campos:

 

 

 

Decisión firme de luchar.- Repetirse a menudo el deseo firme de mantener limpio el corazón

 

 

 

Huir de las ocasiones.- Por ejemplo si la TV es fuente de pecados, será conveniente reducir su tiempo.

 

 

 

Guardar la vista.- La vista es un sentido muy ligado a los deseos del corazón, y su dominio proteje el corazón y lo educa. Con la ventaja de que cabe entrenarse apartando la mirada de imágenes normales que la curiosidad desea conocer.

 

 

 

Servir a los demás, para que el corazón aprenda a amar.

 

 

 

Mortificarse.- Acostumbrarse a dominar los gustos del propio cuerpo es un entrenamiento claro para controlarlo en temas sexuales.

3. ¿Ejemplos de mortificación? Algunos sacrificios que ayudan a dominar el propio cuerpo:

 

 

 

Comer con moderación, controlando el gusto y el apetito.

 

 

 

Sentarse en posturas menos cómodas, dominando el sentido del tacto, que precisamente está muy relacionado con los placeres sexuales.

 

 

 

Ducharse rápido, aunque al tacto le apetezca continuar.

4. ¿Ayuda de Dios en la castidad? Se consigue mediante la oración, los sacramentos, la devoción a María Santísima y la humildad. Se trata sencillamente de pedir el auxilio divino con humildad, confianza y perseverancia. La oración y la piedad en sí mismas ayudan a elevar el corazón apartándolo de los gustos terrenos.

5. ¿Por qué interesa la humildad para la castidad? Una persona orgullosa se mantiene altiva ante Dios, mientras que la humildad sitúa al hombre en su verdadero lugar ante el Creador. En consecuencia:

 

 

 

La humildad es necesaria para avanzar en cualquier virtud pues "Dios resiste a los soberbios y a los humildes da su gracia".

 

 

 

Cuando el alma se rebela contra Dios, el cuerpo se rebela contra el alma. Si el alma se pone en su lugar respecto a Dios, el cuerpo también respetará la voz de la voluntad.

6. ¿Ayuda de otras personas en la castidad? Para avanzar en la vida cristiana es recomendable una dirección espiritual, donde se reciben consejos y ánimos que facilitan el esfuerzo. Esta ayuda será eficaz en la medida que haya una sinceridad previa. En el caso de la castidad, el ánimo sincero es algo costoso pero presta un beneficio doble, pues además de recibir apoyos se mejora la humildad. (Al orgullo le cuesta reconocer los defectos; haciéndolo se ejercita la humildad).

7. ¿Ayuda mutua en el noviazgo? Conviene que los novios estén de acuerdo en vivir la castidad ayudándose uno al otro a defender su corazón, su dignidad y su amor.

CIELO

 

1. ¿Qué es el cielo? Se llama cielo al destino de felicidad de quienes mueren en gracia de Dios. Es la sentencia de premio del juicio de Dios. Es la situación de gozo completo sin mezcla de dolores que reciben quienes alcanzan la santidad y se presentan ante Dios con el alma limpia, brillante, adornada de virtudes y buenas obras.

2. ¿Qué premios hay en el cielo? El cielo es un premio eterno. Allí nadie puede pecar, ni lo desea. Sólo se ama el bien. Los gozos del cielo duran para siempre, nunca terminan. Suelen agruparse en dos:

 

 

 

La visión de Dios. Es el premio principal: la unión con Dios, la intimidad con el Señor que es el Bien supremo y origen de todos los bienes y gozos posibles.

 

 

 

La felicidad completa. Todos los buenos deseos satisfechos, todas las ilusiones cumplidas. En compañía de los ángeles y los santos, y de Santa María.

3. ¿Por qué cuesta tanto imaginar la gran felicidad del cielo? Porque el mayor gozo del cielo es espiritual, y en esta vida hay mucha tendencia a buscar la felicidad en asuntos materiales. Así se pierde soltura para captar los bienes espirituales y su valor superior.

4. ¿Hay diversos gozos en el cielo? Sí. Los más santos gozarán en el cielo de una felicidad mayor. Suele ponerse el ejemplo siguiente: imaginemos varios recipientes de distinta capacidad: un vaso, una botella, una tinaja, un tonel. Si los llenamos, todos estarán completos pero cada uno según su capacidad. En el cielo seremos completamente felices pero cada uno según la capacidad de su corazón.

5. ¿El cielo es un autopremio? En parte sí pues cada uno lo alcanza con sus méritos y buenas obras. Pero más bien es fruto del amor de Dios que ha establecido gratuitamente ese premio tan grande. Nadie puede autollevarse al cielo; es Dios quien lo otorga.

 

6. ¿Qué camino conduce al cielo? Nuestro Señor Jesucristo nos indicó el modo de vida que nos llevará al cielo. Basta poner en práctica sus enseñanzas. Para conseguirlo, será necesario contar con la ayuda de los sacramentos y de la oración.

7. ¿Consejos y atajos para ir al cielo? Para avanzar rápidamente hacia el cielo se suele recomendar:

 

 

 

El repaso asiduo de las enseñanzas de Cristo.

 

 

 

La práctica frecuente de la confesión.

 

 

 

La devoción confiada hacia María Santísima.

8. ¿Conviene desear el cielo? Es muy conveniente desear el cielo fomentando el ánimo y la esperanza de llegar a ver a Dios. Además de desearlo, habrá que ir dando pasos hacia el cielo, pero se camina más velozmente hacia un ideal si se fomenta la ilusión por la meta.

9. ¿Desear el cielo no es egoísmo? El egoísmo es un amor propio exagerado y que prescinde de los demás. En cambio, el deseo del cielo es un amor propio correcto -el mejor- y no olvida a los demás, ya que el camino hacia el cielo incluye la caridad, amor a Dios, el servicio, el afán apostólico, etc.

COCAINA

 

1. ¿Qué es la cocaína? La cocaína es una droga alcaloide que se obtiene de las hojas de "erythroxylon coca". Suele llamarse también coca, nieve, pera, farlopa, etc. El crack y la base libre son también formas de cocaína. En la calle la cocaína se vende mezclada con otras substancias (de 10 a 50% de coca).

2. Efectos de la cocaína.- Los efectos de la cocaína dependen de la mezcla, del modo de tomarla y de la respuesta del usuario a la droga. En general, podemos distinguir entre efectos inmediatos y a largo plazo:

Efectos inmediatos de la cocaína:

 

 

 

Pupilas dilatadas, escozor en la nariz, garganta seca: dificultad para comer y mucha sed, pérdida de apetito y de sueño. Sensación de euforia, autoconfianza, energía, pues suprime la sensación de cansancio para luego derrumbarse al pasar los efectos. Locuacidad, hablar sin ton ni son. Nervios en tensión, ganas de moverse. Pérdida de dominio propio. Se salta a discutir y pelearse al menor motivo. Ansiedad. Una sola vez basta para tener fuerte deseo de volver a drogarse y repetir los recuerdos de euforia.

Efectos secundarios de la cocaína:

 

 

 

efectos físicos: son muy abundantes y variados; problemas de corazón y respiratorios; en el intestino, musculares, y nerviosos; trastornos sexuales, pérdida de olfato, etc.

 

 

 

efectos psíquicos: depresión, insomnio, desmotivación, irritabilidad, ansiedad, pánico, comportamiento repetitivo, vívidas alucinaciones, paranoia, psicosis, cambios de personalidad.

 

 

 

efectos sociales: la cocaína produce disgustos familiares, inestabilidad laboral, pérdida de capacidades profesionales, actos delictivos, propagación de la droga, aislamiento en grupos de drogadicción. Peleas callejeras, accidentes de tráfico, robos; muchos robos pues es droga cara.

3. ¿Cómo dejar de tomar cocaína? La cocaína disminuye la voluntad y crea fuerte adicción psíquica que hace costoso dejarla. Para conseguirlo se recomienda: tener el tiempo ocupado, cortar con los ambientes de droga y buscar el apoyo de alguien (ver el tema drogas). Pero lo mejor es no empezar a tomarla. Así me insisten varios amigos que dejaron la droga: para dejarlo lo mejor es no comenzar, y para no empezar lo mejor es

no ir con gente que se drogue; y no plantearse dudas.

 

CONFESIÓN

 

1. ¿Qué efectos produce el pecado? Resumiendo lo que se dice en el tema sobre el pecado, los efectos del pecado son dos:

 

 

 

Inclinación de la voluntad hacia el mal cometido.

 

 

 

Alejamiento de Dios. Esta separación del Señor puede ser menor -pecados veniales o leves- o llegar a perder la vida sobrenatural y la gracia -pecados graves o mortales-.

2. ¿Ejemplos de pecados veniales o leves? Además de los actos graves realizados inadvertidamente, hay muchos ejemplos de pecados veniales: una mentira, algo de pereza, una falta de respeto o de caridad, murmuraciones o burlas, dejadez en las oraciones, excesos en la comida y en la comodidad, gastos superfluos, etc.

3. ¿Ejemplos de pecados mortales o graves? Se comete pecado mortal cuando conscientemente se realizan actos gravemente malvados. Algunos ejemplos: insultar a Dios, faltar a la santa Misa un domingo, cometer actos sexuales impuros, emborracharse o drogarse, etc.

4. ¿Qué hacer para obtener el perdón divino? Para que el Señor perdone estas ofensas hay que realizar lo que el mismo Dios ha previsto. Precisamente para esto instituyó el sacramento de la confesión.

5. ¿Basta confesarse a solas con Dios? Es bueno pedir perdón a Dios con frecuencia y el Señor puede perdonar los pecados como desee. Pero Él ha dicho que perdonará los pecados si el sacerdote los perdona y no lo hará en caso contrario (cfr. Jn 20, 23).

6. ¿Qué efectos produce el sacramento de la confesión? Los efectos de la confesión son variados y se relacionan directamente con los efectos del pecado:

 

 

 

Corrige la inclinación desviada de la voluntad.

 

 

 

Repara el distanciamiento respecto a Dios obteniendo su perdón.

 

 

 

Recupera la dignidad del alma disminuida por el pecado.

 

 

 

Da fuerzas para vencer en las próximas tentaciones.

 

 

 

En caso de pecados mortales, la confesión devuelve la gracia y la vida sobrenatural que se habían perdido, y abre de nuevo las puertas del cielo.

7. Cómo confesarse bien? Para confesarse se busca un sacerdote y se pide su ayuda para hacerlo bien. Se comienza diciendo el tiempo aproximado que ha pasado desde la anterior confesión. Luego se manifiestan los pecados teniendo en cuenta que deben decirse todos los pecados mortales distinguiendo unos de otros y exponiendo el número de veces aproximado que se cometieron; por ejemplo: he faltado cinco domingos a Misa, me he emborrachado dos veces, etc. De los pecados veniales no es necesario precisar el número; basta decir por ejemplo: he tenido pereza, me he enfadado,...

8. ¿Alguna condición más? Se trata de pedir perdón a Dios y el requisito principal es estar arrepentido; en consecuencia, habrá intención firme de no volver a cometer esos pecados.

9. ¿Si uno piensa que volverá a caer? Para confesarse no se requiere adivinar el futuro, sino en el presente tener la intención firme de no pecar.

10. ¿Es posible confesarse sólo de unos pecados, sin arrepentirse de otros? Es preciso arrepentirse y manifestar todos los pecados mortales, pues uno solo impide la recepción de la gracia y la curación del alma. Si se trata de pecados veniales, no es necesario abarcar todos.

11. ¿Qué hacer después de confesarse? Conviene dar muchas gracias a Dios por perdonarnos una vez más. Sin el sacramento de la confesión la vida sería triste y desesperada.

CORAZÓN

 

 

 

 

A. Enfermedades del corazón.

 

 

 

B. Acciones que mejoran el corazón.

A. ENFERMEDADES DEL CORAZÓN

1. El odio. Nuestro corazón ha sido creado para amar a Dios y a los demás. Cuando buscamos el bien del prójimo somos felices. En cambio, quien odia no perjudica al otro sino a su propio corazón.

2. El materialismo. Este modo de pensar sólo tiene en cuenta los bienes materiales, y a ellos limita la capacidad de amar de su corazón. En algunos casos sólo se desea dinero para sí y para los demás, que se ven entonces poco queridos.

3. El egoísmo. El egoísta sólo se ama a sí mismo. Y por tanto se ama equivocadamente, porque estropea y empequeñece su corazón que ha sido creado para amar a muchos. Muy ligados al egoísmo están:

 

 

 

El orgullo, que añade insensibilidad y desprecio a los demás, con dificultad para corregirse.

 

 

 

La tibieza.- Situación de quien desea amar sin esfuerzos, anteponiendo su comodidad al bien de los otros. No odia, pero tampoco ama.

 

 

 

El sexo desordenado.- Cuando el sexo se entiende como entrega mutua para dar origen a una nueva vida a la que amar, el corazón se engrandece. En cambio, cuando el sexo se usa buscando el propio placer, el egoísmo aumenta y estropea el corazón. (También se daña la inteligencia, atrapada por esos pensamientos).

 

 

 

El descontrol afectivo.- Dejarse llevar por las apetencias afectivas es otro modo de egoísmo. El corazón mejor es afectuoso, pero sabe cuándo, con quién y cómo manifestarse. La persona de corazón noble no busca el gusto personal, sino el servicio y bien de los demás.

 

 

 

Los placeres excesivos y la abundancia de comodidades alimentan el egoísmo y frenan la capacidad de sacrificarse por amor.

B. ACCIONES QUE MEJORAN EL CORAZÓN

 

¿Cómo mejorar el corazón?: Ejercitando el amor a Dios, a uno mismo y a los demás:

4. ¿El amor a Dios mejora el corazón? El corazón mejora en la medida en que ama el bien. Se engrandece más cuanto mayor sea el bien amado y a más personas se lo desee. Como Dios es el Bien infinito, quien más le ama posee un corazón más noble. Para que el amor a Dios crezca se suele recomendar:

 

 

 

La meditación de los sufrimientos de Cristo.- Al considerar lo que Él padeció por nosotros, se palpa lo mucho que nos ama, y el corazón se dirige más fácilmente al amor de Dios, sin miedo al esfuerzo.

 

 

 

La piedad.- Fomentar el trato piadoso de hijos pequeños con Dios aproxima rápidamente el corazón al Señor y lo previene frente al orgullo. Igualmente el trato confiado y filial con Santa María hace gran bien a nuestro corazón.

5. ¿El amor propio no es egoísmo? Sólo si es excesivo o descaminado. Por ejemplo, una vida muy cómoda es perjudicial a uno mismo. El verdadero amor propio busca:

 

 

 

El ejercicio de las virtudes.- La adquisición de hábitos buenos es un gran beneficio personal, aunque cueste realizarlos. En concreto, la caridad y humildad, la castidad y desprendimiento contrarrestan directamente las enfermedades que hemos comentado.

 

 

 

Los sacrificios o mortificaciones.- Cualquier cosa que limite el exceso de comodidad y bienestar aligera el corazón de capas egoístas, y lo hace capaz de afrontar el esfuerzo necesario para hacer el bien a los demás. Así, curiosamente, los sufrimientos bien llevados mejoran el corazón humano.

6. ¿Cómo ejercitar el amor a los demás? Algunos ejemplos que pueden practicarse son: el servicio, la comprensión, el respeto, la correción amable, y sobre todo el apostolado donde uno se interesa por el alma de quienes le rodean.

 

EL CRISTIANO

 

1. ¿Es grande la dignidad del cristiano? Cristiano es el discípulo de Cristo, el que sigue los pasos del Maestro y desea imitar su vida. Cristiano es quien desea llevar una vida de hijo de Dios.

2. ¿Cómo debe ser la vida de un cristiano? Como cualquier hombre, el cristiano debe orientar su vida según los planes del Creador y, por ejemplo, debe ser trabajador, piadoso y apostólico, como se explica en el tema del hombre. Además, el cristiano tiene obligaciones especiales de generosidad y amor con Dios.

3. ¿Ejemplos de obligaciones especiales del cristiano? El cristiano debe procurar conocer bien las enseñanzas de Cristo, dedicando el tiempo necesario a esta formación. Debe recibir con frecuencia los sacramentos y ser generoso en el tiempo dedicado a Dios. Por ejemplo, la piedad del cristiano debe incluir la Misa y el Rosario frecuentes, a consecuencia de la fe en la Eucaristía y del amor a Santa María.

4. ¿Es mejor ser hombre que cristiano? El cristiano tiene mayores obligaciones en su vida, de modo que cumplirlas bien exige sacrificios. Pero también contamos con mayores ayudas de Dios, y así el cristiano lleva una vida más elevada y al mismo tiempo más fácil. Sólo es vida más dura cuando se abandonan los sacramentos, la oración, etc.

MI CUERPO

 

1. ¿Puedo hacer lo que quiera con mi cuerpo? Uno puede hacer con su cuerpo y con su alma muchas cosas, pero no todas serán acertadas. Podemos escoger, pero esas elecciones no son indiferentes: cada decisión nos mejora o empeora. Una persona puede suicidarse o drogarse, pero no debe hacerlo. Uno puede mutilarse o emborracharse, pero no debe hacerlo.

2. ¿Pero mi cuerpo es mío, y hago con él lo que quiero? Ante esto surge una pregunta: ¿realmente quieres perjudicarte a ti mismo? El cuerpo forma parte de nosotros, no es algo exterior a uno: somos alma y cuerpo al mismo tiempo. Así, dañar al propio cuerpo es dañarse a sí mismo. El perjuicio para el cuerpo es perjuicio de la persona. El respeto y dignidad del cuerpo son respeto y dignidad para la persona.

3. El motivo principal para respetar el cuerpo es la gloria de Dios: quien respeta su cuerpo trata bien algo que Dios ha creado. Y al revés, quien desprecia su cuerpo ofende al Creador, pues descuida algo que Dios ama. El Señor ama a cada persona y los daños a cada uno son ofensas a Dios.

4. ¿Conviene conceder al cuerpo todo lo que desea? No, no. Eso sería un deterioro serio para la persona:

 

 

 

Muchas veces deseamos cosas equivocadas. Debemos distinguir si lo que apetece es realmente bueno o no.

 

 

 

Quien se concede todos los gustos se vuelve flojo y caprichoso. Para que la voluntad no se debilite ni sea esclava de las apetencias, conviene entrenarse a dominar el propio cuerpo.

 

 

 

Muchas veces los sufrimientos físicos son un bien para el alma y para la persona, y por esto también son buenos para el cuerpo.

 

 

 

Los sacrificios corporales sirven de penitencia por nuestros pecados, y son camino directo para seguir los pasos de Cristo en la Cruz.

5. ¿Los sufrimientos físicos son un bien para el cuerpo? Aparentemente no, pues precisamente el cuerpo sufre. Pero en realidad el cuerpo ni sufre ni goza -véase un cadáver-; quien padece es la persona. Y la persona puede ser feliz en medio de dolores físicos si sabe que está adquiriendo un gran bien. Por ejemplo, un mártir sufre mucho, pero gana la felicidad. Su dolor corporal momentáneo es fuente de gozo eterno para él -alma y cuerpo-.

6. ¿Cómo acertar? Se plantea un problema: por un lado hay que respetar el cuerpo, por otro conviene sacrificarse y tomar la Cruz. ¿Cómo acertar? Buscando el bien de la persona. ¿Y cuál es?: coincide con la voluntad de Dios pues el Señor siempre desea lo mejor para nosotros. Como orientación general, mejor tratar al cuerpo con firmeza.

EL DESTINO FUTURO

 

1. ¿Podemos adivinar el futuro? Basados en la experiencia podemos prever algo de lo que sucederá. La seguridad del acierto depende de la mayor o menor ligadura entre las causas presentes y los efectos futuros. Así se hacen las predicciones metereológicas: se estudia el presente teniendo en cuenta el pasado, y se sacan conclusiones más o menos certeras sobre el futuro.

2. ¿Se adivina el futuro mediante las cartas-tarots, horóscopos-astrología, quiromancia, etc.? No, no. Simplemente permiten que la imaginación humana se distraiga inventando fábulas según las palabras, gestos o dibujos inventados por otros hombres que tampoco conocen el futuro. (Y que ganan dinero por esta diversión que proporcionan). Lo mismo sucede en el espiritismo con el peligro adicional de que intervengan demonios.

3. ¿Los ángeles y santos pueden adivinar el futuro? Sus predicciones pueden ser más certeras que las nuestras debido a su mayor inteligencia y mejores datos. Pero el futuro por completo sólo lo conoce Dios nuestro Señor, que es eterno.

4. ¿Puede Dios comunicarnos el futuro? La Sagrada Escritura nos muestra abundantes profecías donde Dios anuncia algún futuro. Esos vaticinios suelen ir unidos a una invitación al esfuerzo y a la conversión. El Señor nos manifiesta lo que necesitamos y cuando nos conviene.

5. ¿Algunos ejemplos de futuro que ya conocemos? Sabemos que vamos a morir y que Dios nos juzgará. Sabemos que quienes obran mal serán castigados, mientras que si obramos bien seremos premiados con el cielo futuro, además de ser más felices en la tierra.

6. ¿Qué sucedería si conociéramos el futuro por completo? Aparte de tranquilizar nuestra curiosidad, la consecuencia principal sería dejar de esforzarse. ¿Para qué luchar si haga lo que haga ya sé lo que va a pasarme? Por esto, Dios nuestro Señor prefiere no anunciarnos todo el futuro.

7. Si Dios sabe lo que haremos, ¿somos libres? Dios conoce lo que libremente decidiremos realizar, pero esta visión divina no disminuye nuestra libertad. Por ejemplo, quien ve un partido en diferido conoce el resultado y lo que harán los jugadores, pero son ellos quienes juegan.

8. ¿Hay algún modo humano de conocer el futuro? Hay un modo curioso de conocer algo del futuro propio. Se requiere poseer y ejercitar la virtud de la lealtad. Esta virtud es el hábito de cumplir la palabra dada, los compromisos adquiridos. En consecuencia, si una persona leal se compromete a algo, adivina parte de su futuro pues sabe que cumplirá su palabra. Por ejemplo, quien se compromete a cuidar un jardín de 5 a 7 durante un mes, conoce bastante bien dos horas diarias de su futuro. Curioso.

DIGNIDAD HUMANA

 

1. ¿Qué significa dignidad? Dignidad es grandeza, excelencia; es una calidad o bondad superior por la que algo o alguien goza de especial valor o estima.

2. ¿En qué se basa la dignidad humana? El hombre posee una dignidad superior al resto de los seres terrenos por varios motivos:

 

 

 

Estamos dotados de un alma espiritual e inmortal.

 

 

 

Dios se ha hecho hombre: la Segunda persona de la Santísima Trinidad ha tomado la naturaleza humana.

 

 

 

Dios nos ama.

 

 

 

La gracia otorga al hombre la dignidad especial de hijo de Dios. De ahí que un pecado mortal es lo que más daña al hombre y a su dignidad pues hace perder el don de la gracia y la filiación divina.

3. Consecuencias de esta dignidad respecto al alma humana.- Ante todo es importante evitar los pecados. Y si se han cometido conviene confesarse pronto para recuperar la dignidad del alma. Otra consecuencias es el respeto e interés por cuidar el alma propia y ajena. Ejemplos:

 

 

 

Respetar la inteligencia propia y ajena buscando y diciendo siempre la verdad.

 

 

 

Caridad con el prójimo rechazando odios, burlas y murmuraciones. Amar la libertad de los demás. Evitar fanatismos.

 

 

 

Desvelo por la vida espiritual propia y ajena. Por ejemplo, dando catequesis.

4. Consecuencias de esta dignidad respecto al cuerpo humano.- El cuerpo humano participa de la dignidad de la persona y debe ser tratado con el respeto y cuidado correspondientes. Ejemplos:

 

 

 

Respeto a la propiedad de los demás. Ayuda a países y personas necesitadas. Solidaridad. Cuidado de la vida propia y ajena. Rechazar el aborto. Apartar las drogas.

 

 

 

Adornar y vestir correctamente el cuerpo humano usando una moda digna.

 

 

 

Respetar el cuerpo propio y ajeno. Se incluye la moderación en la comida y bebida, y el uso correcto del sexo.

5. ¿Cómo es el uso digno y correcto del sexo? La dignidad del hombre en estos aspectos exige varias cosas:

 

 

 

El cuerpo humano no debe ser objeto de uso o intercambio (hoy con una persona, mañana con otra). Sólo debe entregarse a alguien cuando previamente hay un compromiso firme, ante testigos (boda) de quererse para siempre.

 

 

 

Las facultades generadoras de la persona humana tienen una misión de gran categoría: traer al mundo otros seres humanos. Usarlas únicamente para obtener placeres es rebajar enormemente su dignidad.

Estas pérdidas de dignidad son bastante claras, y cualquier persona se siente maltratada cuando se da cuenta de que está siendo usada de modo provisional o como objeto que da gusto.

6. ¿Todas estas consecuencias coinciden con los mandamientos? Es lógico que coincidan pues Dios desea nuestro bien y nuestra dignidad. Los atentados contra nuestra dignidad ofenden al Creador.

DIOS

 

1. ¿Cómo conocer a Dios? Hay tres caminos principales: observar la creación, aprender lo que Él nos ha revelado de sí mismo, y hacer oración.

2. ¿Qué nos dice la creación sobre Dios? Observando las criaturas se pueden sacar varias conclusiones sobre el Creador:

 

 

 

Dios es muy sabio y poderoso para crear un universo tan espléndido.

 

 

 

El Creador posee en grado máximo las perfecciones que vemos en las criaturas, sin mezcla de defectos o limitaciones. Por ejemplo, Dios es Bueno y Justo, y no es mortal.

 

 

 

Dios es espiritual, pues los seres materiales se pueden romper.

 

 

 

Dios es eterno: el Creador ha de existir siempre, pues si no, ¿quién lo crea a Él?

3. ¿Qué nos dice la Revelación sobre Dios? Estudiar las enseñanzas de Jesucristo es un camino bueno y preciso para conocer a Dios. Así se puede aprender entre otras cosas que:

 

 

 

Dios premia a los buenos y castiga a los malos.

 

 

 

En Dios hay tres personas: Padre, Hijo, y Espíritu Santo.

 

 

 

Dios nos ama mucho: el Hijo de Dios se hizo hombre y murió en la Cruz para salvarnos.

4. ¿Qué aprendemos en la oración sobre Dios? La oración es un modo sencillo y profundo de conocer al Señor. Nos adentra en la amistad e intimidad divinas. Allí entendemos mejor sus planes y deseos. Lo que le disgusta y agrada de nuestro comportamiento particular y de los hombres en general. También en la oración podemos pedir ayuda a Dios, y este auxilio divino es medio muy eficaz para conocer al Señor.

5. Un buen camino para conocer a Dios: esforzarse en llevar una vida santa. Este afán por cumplir la voluntad divina robustece y aumenta el Amor al Señor, y el amor descubre mil cosas sobre el amado. Además, Dios mismo se manifiesta más íntimamente a los que le aman.

DISCRIMINACIÓN

 

1. ¿Somos todos iguales? En parte sí, en parte no. En cuanto personas humanas somos iguales. En cuanto a las cualidades somos diferentes.

2. Si dos cosas son diferentes, ¿qué trato es correcto? Si son distintas, es correcto tratarlas de modo diferente. El problema surge cuando son en parte iguales, en parte distintas. Entonces se debe hacer equilibrios tratando igual lo igual, y diferente lo diferente. Y aquí pueden surgir los errores.

3. ¿Cuándo hay discriminación? Hay discriminación si se hace distinción donde hay igualdad, y si esa diferenciación es injusta. No hay discriminación si se distingue lo que realmente es distinto. Tampoco hay discriminación si no se falta a la justicia. Irán bien unos ejemplos:

 

 

 

La verdad no discrimina al error. Simplemente es lo verdadero. Y lo otro no. Son realmente distintos y es correcto y justo distinguirlos.

 

 

 

La bondad no discrimina a la maldad. Simplemente un acto es bueno y otro no lo es. Son realmente distintos y es correcto y justo diferenciarlos.

 

 

 

Quien elige no discrimina. Simplemente elige. Solamente se discrimina si se crea o mantiene una injusticia.

4. ¿Ejemplo de elección justa? Cuando hay libertad de elección es justo escoger arbitrariamente lo que se desee. Por ejemplo, quien se compra un coche elige el que quiere, sin que esto sea una discriminación para las demás marcas, aunque sean mejores. Más ejemplos de posibles discriminaciones en el tema del machismo.

 

 

DIVERSIÓN

 

1. ¿Qué es la diversión? Se puede llamar diversión a cualquier actividad agradable que sirve de descanso porque no es obligatoria e interrumpe el trabajo habitual. Divertirse un poco es bueno y necesario pues el hombre necesita algún descanso para reparar fuerzas físicas y mentales.

2. ¿La diversión es lo principal de la vida? No, no. Esto convertiría vidas y personas en inútiles. Y el hombre no es un ser inútil, sino que hay grandes ideales que se pueden intentar. La diversión no debe ser el fin principal de la vida, sino algo conveniente para otra cosa.

3. ¿Para qué la diversión? Con la diversión se puede pretender:

 

 

 

Respecto a uno mismo: Descansar, aliviar la fatiga del corazón y la mente para luego trabajar mejor. Mejorar la formación personal. Desarrollar alguna habilidad.

 

 

 

Respecto a los demás: Prestarles un servicio diferente del habitual. Entablar nuevas amistades o mantenerlas.

 

 

 

Respecto a Dios: buscar una mayor proximidad con un trato más distendido sin las preocupaciones habituales.

4. ¿El alcohol, sexo y drogas divierten? No son nada divertidos. Proporcionan placeres o traban el uso de la razón, pero así el hombre no descansa y, como alimenta el egoísmo, empeora su corazón.

5. ¿Es mejor trabajar o divertirse? Las dos cosas son buenas y necesarias, cada una en su momento. En los niños pequeños la diversión y el juego ocupan mayor espacio. Al crecer en madurez, el hombre capta la mayor importancia del trabajo. En cambio, pensar sólo en divertirse dificulta la formación de la personalidad.

6. ¿La diversión hace al hombre feliz? Hay tres casos:

 

 

 

La diversión razonable: descansa al hombre y contribuye a la felicidad.

 

 

 

La diversión en exclusiva: no hace feliz al hombre pues le falta el equilibrio del trabajo. El corazón humano necesita desarrollar sus talentos y servir a los demás.

 

 

 

Las diversiones falsas (alcohol, sexo, drogas,...) ni descansan, ni divierten, sino que rebajan la dignidad de la persona.

DIVORCIO

 

 

 

 

A. El problema del divorcio

 

 

 

B. Las leyes divorcistas.

A. EL PROBLEMA DEL DIVORCIO

1. ¿Es bueno romper un matrimonio? Todos prefieren que el matrimonio y la familia no se rompa. Lo deseable es que el matrimonio permanezca hasta que la muerte los separe. Las diferentes opiniones surgen en los casos difíciles, pues hay circunstancias donde la convivencia es tan dura que oculta de la vista los bienes que el matrimonio proteje.

2. ¿Qué bienes proteje el matrimonio? La indisolubilidad matrimonial custodia estos bienes:

 

 

 

La estabilidad, paz y seguridad personal, familiar y social. La seguridad de amor y afecto en la vejez.

 

 

 

La educación, crecimiento armónico y estabilidad afectiva de los hijos. A veces hasta su alimentación.

 

 

 

La dignidad del cuerpo humano que no debe ser objeto de intercambio (hoy con una persona, mañana con otra).

 

 

 

La indisolubilidad también protege el amor, comprensión y ayuda mutua entre los esposos, sobre todo cuando surgen dificultades, pues el saberse unidos para siempre ayuda a poner el esfuerzo necesario para una convivencia mejor.

3. ¿Si surgen dificultades pequeñas? Obviamente las dificultades pequeñas no son suficiente motivo para perder los bienes anteriores. Son más bien ocasión de aprender a amar.

4. ¿Si surgen dificultades grandes? Hay dificultades de tal peso que implican la pérdida de varios de los bienes citados. Por ejemplo, el adulterio y la violencia física habitual rompen la lealtad, la paz y afecto familiares. En estos casos difíciles, la separación sin ruptura completa puede ser un mal menor que permite mantener algunos de los bienes que se están resquebrajando, como la educación de los hijos y la paz personal. En la medida de lo posible debe evitarse también la separación pues los hijos necesitan una familia unida.

5. En esas situaciones, ¿una boda diferente no recuperaría esos bienes? No, no; pero es costoso entenderlo:

 

 

 

Con el divorcio los hijos sufren desequilibrios y tensiones afectivas, y falta de orientaciones claras. Por ejemplo, es frecuente consentirles mucho para ganarles hacia una parte frente a la otra, a quien no saben si amar u odiar.

 

 

 

La persona culpable no se corrige con el divorcio, sino se afianza en su conducta: si una persona no me satisface, me voy con otra, y así sucesivamente. En cambio, si no se le permite casarse de nuevo, no podrá dañar a otras, salvo que entren a su juego como amantes.

 

 

 

La persona inocente que no se casa de nuevo mantiene en su interior y ante sus hijos la lealtad de su palabra y su conducta. Conserva la dignidad de su cuerpo que no entrega a otro. Gana el afecto y estima de las personas honradas. Todo esto lo pierde si accede al divorcio.

6. Pero, si no hay divorcio, no podrá usar del sexo ¿? Esta es una dificultad mínima que nadie se plantea a la hora de divorciarse. Todos saben lo fácil que es encontrar sexo y la poca felicidad que proporciona.

7. Si un matrimonio fracasa, ¿no es mejor intentarlo con otro y rehacer la vida? Esta idea suena bien, pero el matrimonio no es algo mágico que arregla vidas. El matrimonio está para formar familias, y precisamente la fuerza y el encanto del matrimonio está en la indisolubilidad. Sólo así la familia goza de seguridad estable.

8. ¿Qué hacer en casos difíciles; (por ejemplo, si el marido abandona el hogar)? Cada caso tendrá su consejo adecuado. Cuando un cónyuge abandona el hogar, la familia se mantiene aunque los vínculos con él se debilitan. Él no cumple sus obligaciones familiares, pero sigue siendo el padre. Si no se puede contar con él, habrá que sacar adelante la familia sin su colaboración. Pero añadir otro padre no arregla las cosas sino que introduce un conflicto más.

9. ¿Y quien se casa de nuevo tras enviudar? Obviamente esto es correcto, y las diferencias con el divorcio son importantes. En el caso de la viudez:

 

 

 

La dignidad del cuerpo no sufre pues sigue siendo uno con una para siempre. En la viudez el cuerpo anterior ya no existe.

 

 

 

La estabilidad y seguridad familiar permanece garantizada pues sigue siendo una boda para siempre.

 

 

 

Los hijos no padecen tensiones de doble paternidad simultánea; ni se les introduce odio hacia ninguno de los dos padres. Puede haber alguna dificultad de acoplamiento, pero son problemas inferiores al caso del divorcio.

10. El divorcio es un problema social? A primera vista el divorcio es algo privado que atañe sólo a la familia afectada de modo que sólo ella queda perjudicada. Sin embargo, el problema se extiende a la sociedad cuando el divorcio se generaliza a muchos casos. Entonces la sociedad se llena se hijos y familias alterados y el ambiente social se deteriora. Por esto es importante evitar las leyes divorcistas.

B. LAS LEYES DIVORCISTAS

1. ¿Las leyes divorcistas favorecen la libertad? Parece que el divorcio favorece la libertad, pero en realidad lo que favorece es la ruptura familiar. Adulterios los ha habido siempre -con divorcio y sin divorcio-; lo que el divorcio hace es que el adulterio sea más fácil. Si una ley facilita obrar mal, dificulta la libertad pues invita a escoger equivocadamente, y una elección mala es prueba de libertad defectuosa.

2. ¿Qué males origina una ley divorcista?:

 

 

 

El divorcio fomenta el divorcio, como demuestra la experiencia en muchos países. La gente en vez de tener paciencia y aprender a entenderse, piensan en romper a la menor dificultad un poco persistente.

 

 

 

Se genera inseguridad e inestabilidad personal y familiar (el otro puede divorciarse cuando quiera).

 

 

 

La persona humana pierde dignidad pues pasa a ser considerada como objeto de uso y deshecho.

3. Pero permitir el divorcio no impide seguir casados ¿? Obviamente con leyes divorcistas uno puede seguir casado; y con una ley indisoluble sigue habiendo adulterios. El problema no está en lo que se pueda hacer sino en lo que se desea proteger. Y la familia estará más protegida si la ley prohibe el divorcio.

4. ¿Qué puede hacer quien desee casarse con más seguridad? Si en un país las leyes matrimoniales no proporcionan seguridad por no defender la estabilidad e indisolubilidad matrimonial, cabe buscar esa seguridad amparándose en otras leyes, principalmente de tipo económico que suelen ser las más protegidas. Por ejemplo, cabe redactar ante notario una cláusula de rescisión valorada en miles de millones.

5. Es curioso.- Sí. Es curioso que en algún país las leyes protejan con cuidado el cumplimiento de acuerdos económicos, y dejen inseguro el compromiso de entrega mutua de cuerpos y personas. Es curioso que la familia esté allí desamparada por la ley.

6. ¿Por qué la Iglesia impide comulgar a los divorciados? La Iglesia no admite el divorcio, pues en las enseñanzas de Cristo el matrimonio se mantiene hasta que la muerte los separa. Según esto, se prohibe comulgar a los divorciados que se han casado de nuevo, porque el matrimonio anterior sigue siendo válido y por tanto el nuevo es un adulterio. Entonces, como no hay arrepentimiento ni propósito de la enmienda, no es posible confesarse. Y desde luego no se puede comulgar con pecado grave.

DOCTRINA CRISTIANA:

 

 1. VERDADES

 

1. ¿Qué sabemos de Dios? Sabemos que Dios es espiritual, bueno, todopoderoso, eterno... Todo lo ve, todo lo conoce. Premia a los buenos y castiga a los malos. Los cristianos sabemos además que somos hijos de Dios y le rezamos "Padre nuestro..."

2. ¿Hay un sólo Dios? Sí. En Dios hay tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Esta Trinidad de personas son un único Dios.

3. ¿Qué sabemos del mundo? Sabemos que el universo ha sido creado por Dios y que el Señor lo cuida. No desea el mal en el mundo; si permite algunos males es debido a graves motivos de los que obtendrá bienes mayores.

4. ¿Ángeles? Además de las criaturas materiales Dios ha creado a los ángeles y cada persona tiene un ángel custodio que la proteje. Algunos ángeles se rebelaron contra Dios y se volvieron malvados; son los demonios.

5. ¿Qué sabemos del hombre? Sabemos que el hombre es un ser corporal y espiritual creado por Dios para ser feliz con Él en el cielo después de hacer el bien en la tierra.

6. Dones.- Al crear la primera pareja humana, Dios quiso añadirle unos dones especiales como la inmortalidad y sobre todo la gracia que elevaba la naturaleza humana haciéndola partícipe de la divina. Pero Adán y Eva tentados por el diablo desobedecieron el mandato del Señor perdiendo esos bienes que poseían.

7. El pecado original.- En consecuencia los hombres heredamos esta situación y nacemos apartados de Dios en un estado llamado pecado original. Desde entonces en el corazón humano junto al deseo de obrar bien apareció una inclinación al mal, de modo que actuar bien exige esfuerzo. Con este pecado entró el mal y la muerte en el mundo.

8. ¿Quién es Jesucristo? Jesucristo es la Segunda Persona de la Trinidad que se hizo hombre para salvarnos de esa situación. Jesucristo es perfecto Dios y perfecto hombre. Por obra del Espíritu Santo nació de Santa María en Belén. Un nacimiento milagroso.

 

9. ¿Qué milagros hubo en el nacimiento de Jesús? José el esposo de María fue avisado por un ángel de lo que pasaba. María concibió sin intervención de varón (esto fue fácil para el Creador de Adán y Eva). Unos ángeles avisaron a los pastores; una estrella a los Magos. Pero la acción divina más poderosa fue lograr que una persona fuera a la vez Dios y hombre.

10. ¿Qué sabemos de la vida de Jesucristo? Vivió treinta años en Nazaret trabajando en el taller de San José. Luego, durante tres años predicó en Israel manifestando su divinidad con milagros portentosos que avalaban sus palabras. Murió en la Cruz aceptando este suplicio por amor a nosotros.

11. ¿Y después de su muerte? Resucitó al tercer día de su muerte. Se apareció a cientos de discípulos y les encargó que enseñaran su doctrina en todo el mundo. Esta tarea apostólica es la gran misión de la Iglesia y de cada cristiano. La comenzaron los doce Apóstoles que Jesús eligió.

12. ¿Qué son los evangelios? Son cuatro libros de la Biblia escritos cuando aún vivían algunos Apóstoles y primeros discípulos de Cristo, y avalados por su aprobación. Narran la vida de Jesús y sus principales enseñanzas. Por su elevado valor histórico, son el mejor documento para conocer la vida del Señor. Dios mismo ayudó a sus escritores para que relataran bien lo sucedido.

13. ¿Quién es la Virgen María? Es la Madre de Dios, porque de Ella nació nuestro Señor Jesucristo, perfecto Dios. El Señor llenó de dones a su Madre; por ejemplo, fue concebida y nació sin pecado original de modo que en su vida nunca hubo pecado alguno: es Inmaculada. Es también Madre nuestra, pues la gracia nos hace hijos de Dios, identificándonos con Cristo.

14. ¿Quiénes forman la Iglesia? La Iglesia está formada por todos los bautizados, y dirigida por el Papa que representa a Jesucristo como sucesor de San Pedro. Pedro fue el apóstol que Jesús eligió para gobernar la Iglesia. El Papa continúa su misión, con ayuda del Espíritu Santo pues Dios mismo cuida de la Iglesia que quiso fundar.

15. ¿Qué unión hay entre los cristianos? Los cristianos forman el cuerpo místico de Cristo, que es la cabeza. El Espíritu Santo que inhabita en las personas en gracia, sería como el alma que vivifica ese cuerpo. Sus miembros participan de los mismos bienes espirituales -Comunión de los santos-, sobre todo de los méritos de Jesucristo.

16. ¿Un ejemplo de esta unión con Cristo? En la Misa, Jesucristo ofrece a Dios Padre el sacrificio de su vida entregada en la cruz. Los cristianos pueden beneficiarse de esta ofrenda por su unión espiritual con Él.

17. ¿Un ejemplo de la unión de los cristianos entre sí? Esta vinculación se extiende a los santos del cielo y a las almas del purgatorio. De modo que todos procuran ayudarse. Es importante rezar por los difuntos.

18. ¿Qué sucede después de la muerte? Después de la muerte seremos juzgados por Dios. La sentencia de este juicio puede ser triple:

 

 

 

Quienes mueren en gracia se unirán con Dios en el cielo gozando de la máxima felicidad sin mezcla de mal alguno, y para siempre.

 

 

 

Quienes mueren en pecado mortal sufrirán los tormentos eternos del infierno.

 

 

 

Al purgatorio van quienes mueren en gracia de Dios pero con el alma menos brillante de lo necesario para ir al cielo. En el purgatorio hay grandes sufrimientos pero también esperanza, pues saben que después de purificarse verán a Dios.

2. LOS SACRAMENTOS

 

 

 

A. ¿Qué son los Sacramentos?

 

 

 

B. ¿Cuáles son los Sacramentos?

A. ¿QUÉ SON LOS SACRAMENTOS?

1. ¿Qué huellas quedan del paso de Cristo por la tierra? Gracias a Él disponemos ahora de grandes bienes, que podemos ordenar en tres tipos:

 

 

 

Bienes espirituales, como la redención, la gracia santificante y el tesoro de contar con la protección maternal de María.

 

 

 

Dones visibles, como el Papa, sucesor de Pedro y garantía de seguridad en el camino.

 

 

 

Dones en parte visibles, en parte espirituales, como los sacramentos que otorgan bienes o gracias espirituales a través de signos visibles.

2. ¿Qué es la gracia? En general, gracia es cualquier don de Dios, pero normalmente se llama así a la gracia santificante: don sobrenatural que diviniza al hombre transformándolo de pecador en hijo de Dios.

3. ¿Hay mucha diferencia entre estar en gracia y no? La diferencia es enorme. Por un lado, separación de Dios y encaminamiento al infierno. Por otro lado, amistad y filiación divinas, divinización y apertura del cielo.

4. ¿Cuáles son los medios principales para adquirir gracias? Las fuentes principales son la oración y los sacramentos. Algunos sacramentos proporcionan la gracia santificante. La mayoría de los sacramentos aumentan esta gracia y otorgan otras ayudas divinas.

5. ¿Qué son los sacramentos? Los sacramentos son signos visibles instituidos por Jesucristo para darnos la gracia. Son siete y producen bienes espirituales comparables con la vida natural del modo que ahora veremos.

B. ¿CUÁLES SON LOS SACRAMENTOS?

6. ¿Cuáles son los dos primeros sacramentos?

 

 

 

El primero de los sacramentos es el Bautismo, que borra el pecado original otorgando la gracia santificante por primera vez. Viene a ser el nacimiento a la vida espiritual.

 

 

 

El segundo es la Confirmación, que aumenta los dones del Espíritu Santo y nos fortalece en modo similar al crecimiento humano.

7. ¿Cómo conseguir que Dios perdone nuestros pecados? Para perdonar los pecados, Dios ha instituido el sacramento de la Confesión. Para recibir este sacramento hacen falta dos condiciones:

 

 

 

Estar arrepentido de esos pecados con la intención o propósito de no volver a cometerlos. No hay que adivinar el futuro sino decidir firmemente no volver a pecar.

 

 

 

Es necesario decir a un sacerdote los pecados, para que él los perdone en nombre de Dios. Es preciso decir todos los pecados graves y el número aproximado de veces que se cometieron.

8. ¿Qué efectos tiene el sacramento de la Confesión? De algún modo se parece a las medicinas, que suelen tener dos funciones: curar y proteger. La confesión consigue esos efectos: perdona los pecados y otorga gracias para vencer más fácilmente las futuras tentaciones.

9. ¿Qué aspectos abarca el sacramento de la Eucaristía? Este sacramento abarca tres grandes aspectos:

 

 

 

En la Eucaristía está realmente Jesucristo, con todas las consecuencias de adoración, respeto, deseo de acompañarle en los Sagrarios, cuidados materiales, etc.

 

 

 

En la Misa se repite el sacrificio de la Cruz, y es lo más grande que los hombres podemos ofrecer a Dios.

 

 

 

En la Comunión se recibe al mismo Jesucristo, y así viene a ser alimento que restaura y repara las fuerzas del alma, a la vez que nos une y transforma en Cristo. En la comida terrena el alimento pasa a ser cuerpo humano; aquí en cambio, es el hombre quien se va divinizando.

10. ¿Qué se requiere para poder comulgar? Para recibir la Comunión se necesitan tres condiciones:

 

 

 

La fe: estar bautizado y saber a Quien se recibe bajo la apariencia de pan.

 

 

 

Estar en gracia de Dios, es decir, haberse confesado de todos los pecados graves que se hayan cometido. Esto es muy importante pues no se debe recibir a Dios mal dispuesto.

 

 

 

Debe haber pasado una hora sin tomar alimentos.

11. ¿Qué es la unción de enfermos? El sacramento de la unción de enfermos ayuda a quienes están en peligro de muerte por enfermedad o vejez. Los fortalece para los instantes en que se decide la vida eterna. Es un sacramento importante y conviene administrarlo sin esperar a última hora.

12. ¿Quiénes son los sacerdotes? Son cristianos que han recibido de un Obispo el sacramento del Orden sacerdotal, y por tanto pueden celebrar la santa misa, administrar los demás sacramentos y predicar el evangelio con autoridad.

13. ¿El matrimonio es un sacramento? Se llama matrimonio a la unión estable de un hombre y una mujer formando una familia. Los novios al casarse se comprometen a quererse para siempre y a recibir y educar los hijos que Dios les envíe. El Señor ha querido otorgar gracias especiales a quienes se casan para que cumplan bien esta misión, y para ellos instituyó el sacramento del Matrimonio.

3. LOS MANDAMIENTOS

1. ¿Sabemos cómo comportarnos? Podemos conocer cómo comportarnos pues disponemos de dos fuentes de información:

 

 

 

Analizando nuestra propia naturaleza es posible descubrir lo que nos conviene.

 

 

 

El Creador mismo nos ha manifestado lo que debemos hacer y evitar. El resumen se contiene en los diez mandamientos dados por Dios a Moisés

2. ¿Los mandamientos son una carga pesada que Dios impone? No, no. Los mandamientos son una ayuda divina que ilumina el sendero. El Creador sabe lo que nos conviene y, como desea que seamos felices, nos avisa del comportamiento adecuado. Los actos de robar, matar, mentir perjudican al hombre y ofenden al Señor aunque Él no lo hubiera dicho.

3. ¿Cuáles son los tres primeros mandamientos? Los tres primeros mandamientos resumen las obligaciones del hombre respecto a Dios. Son éstos:

 

 

 

"Amarás a Dios sobre todas las cosas".- Incluye el deber de proteger la fe cuidando la formación cristiana. También recuerda la obligación de no conformarse en el amor a Dios.

 

 

 

"No tomarás el nombre de Dios en vano".- Recuerda la obligación de venerar el nombre de Dios pronunciándolo con respeto.

 

 

 

"Santificarás las fiestas".- Incluye el deber de dar culto a Dios asistiendo a Misa los domingos. Es un tema importante por ser una obligación respecto a Dios, y por las gracias divinas que recibimos en cada Misa.

4. ¿Cuál es el cuarto mandamiento? Después de las obligaciones con Dios, el Señor nos recuerda los deberes hacia los padres y autoridades: "Honrarás a tu padre y a tu madre". Aquí se incluyen los deberes de los padres hacia los hijos, y por esto el divorcio es un pecado contra el cuarto y sexto mandamientos.

5. ¿El quinto mandamiento? A continuación comienzan los deberes hacia el prójimo en general, comenzando por respetar la vida: "No matarás". Se prohibe aquí el aborto, la eutanasia, y en general maltratar al prójimo o a uno mismo. Por ejemplo, emborracharse o drogarse son faltas respecto a uno mismo.

6. ¿El sexto mandamiento?: "No cometerás actos impuros". Después de conservar la vida, el Señor se interesa por la capacidad de dar la vida, y recuerda la dignidad del sexo que da al hombre la posibilidad de colaborar con Dios en el nacimiento de nuevos seres humanos. Este mandamiento en torno a la castidad manda usar el sexo bien cada marido con su mujer. Prohibe otros usos sexuales (masturbación, pornografía, relaciones prematrimoniales, etc.). Defiende la dignidad del cuerpo humano y su intimidad.

7. ¿El séptimo mandamiento? Para que la vida se mantenga el hombre necesita bienes materiales. El Señor recuerda ahora el deber de respetar los bienes ajenos: "No robarás". Incluye la obligación de devolver lo robado.

8. ¿El octavo? El hombre mejora más fácilmente con ayuda de otras personas. Esto exige que haya confianza y lealtad: "No dirás falso testimonio, ni mentirás". Incluye respetar la fama del prójimo.

9. Los mandamientos interiores.- El hombre antes de actuar lo decide en su interior. Los mandamientos afectan a los actos exteriores y también a las decisiones interiores, de modo que no se debe desear lo que no es correcto realizar; por ejemplo, es malo matar y también odiar. Como las faltas interiores son más difíciles de reconocer, el Señor quiso recordar algunas, añadiendo dos mandamientos:

 

 

 

"No consentirás pensamientos ni deseos impuros". (En relación con el sexto mandamiento).

 

 

 

"No desearás los bienes ajenos". (Alude al séptimo mandamiento).

10. ¿Cómo resumir los diez mandamientos? Los mandamientos contienen obligaciones referidas a Dios y a los hombres. Por tanto, se pueden resumir en obrar bien respecto a Dios y a los hombres. Pero desear el bien es amar, y el resumen queda así: "Amarás a Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a ti mismo". Ahí también se dice que uno debe amarse a sí mismo, aunque no sobre todas las cosas.

11. ¿Qué son los pecados? Una persona que se oponga a uno de estos mandamientos se causa un daño a sí misma y tal vez al prójimo. Esto es una ofensa a Dios que nos ama a nosotros y a los demás. Las ofensas al Señor se llaman pecados y son desobediencias voluntarias a la ley de Dios. Según su gravedad pueden ser mortales o veniales.

12. ¿Ejemplos de pecados graves? Hay varios pecados graves o mortales. Por ejemplo, insultar conscientemente a Dios, faltar a Misa un domingo, emborracharse o drogarse, realizar actos impuros, etc. Sólo son unos pocos ejemplos.

13. ¿Cuándo un pecado es mortal? Se requieren tres condiciones: materia grave, plena advertencia y perfecto consentimiento. Es decir, elegir a sabiendas algo gravemente opuesto a la ley de Dios. No se precisa intentar ofender a Dios, basta con actuar mal voluntariamente en algo grave.

14. ¿La meta cristiana es evitar los pecados? No, no. Es algo mucho más atractivo. La meta es identificarse con Cristo, parecerse más a Él, ser hijos de Dios más plenamente, crecer en amor a Dios, en santidad. Es necesario evitar los pecados, pero esto no es el fin. Lo que deseamos es agradar y servir mejor al Señor. Por esto, el mandamiento principal es el primero.

 

4. ORACIÓN

 

8.

¿Qué es la oración? Orar es elevar el pensamiento hacia Dios. Para alabarle y darle gracias, para suplicarle perdón y pedirle cosas, para contarle preocupaciones y alegrías. Conversar. También es oración elevar el pensamiento hacia la Santísima Virgen, los ángeles y los santos.

2. ¿Modos de hacer oración? Hay muchas maneras de orar pues cada persona tiene su propio modo de hablar. De todos modos, los tipos de oración suelen agruparse en dos:

 

 

 

Oración vocal, donde se habla con Dios utilizando las palabras que han empleado los santos, por ejemplo, el padrenuestro y el avemaría.

 

 

 

Oración mental, donde uno se dirige al Señor usando las propias palabras.

3. ¿Hay otros modos de oración? También se puede ofrecer a Dios el trabajo y demás spiritual (podría llamarse oración manual pues se eleva al Señor el trabajo que las manos realizan). spiritual, se puede presentar a Dios los sacrificios y esfuerzos de cada día, y esto puede llamarse oración de los sentidos porque se eleva al Señor el dolor de los sentidos. Ambos casos son oración mental revalorizada con obras.

4. ¿Consejos para una oración mejor? Para orar mejor conviene dirigirse a Dios con spiritu y confianza, con fe, perseverancia y spiritua. En definitiva, sabiendo con quien hablamos. También es necesario el esfuerzo de recoger el pensamiento de posibles spirituals, y para esto puede ayudar un libro spiritual.

5. ¿Conviene prever un tiempo fijo de oración? Conviene dirigirse a Dios en cualquier momento pero también es necesario prever un tiempo diario para la oración como suele hacerse con los asuntos importantes.

6. ¿Es importante la oración? Dirigirse a Dios es un honor propio de los ángeles y los santos del cielo. En la tierra además es una necesidad, un deber y una spiritual:

 

 

 

Una necesidad, pues los hombres precisamos del perdón y de la ayuda divina que solicitamos en la oración.

 

 

 

Una spiritual, porque las criaturas debemos alabar y dar gracias al Creador y esto se hace dirigiéndose a Él en oración.

 

 

 

Una spiritual, pues nuestro spirit ansía acercarse más y más a Dios.

7. ¿Cuánta oración debe hacer un cristiano? Varía mucho de unas personas a otras. Por ejemplo, un cristiano que comienza su vida spiritual puede empezar con oraciones breves o jaculatorias y poco más. Pero un cristiano que ama a Dios no se conforma con poco y dedica al menos media hora diaria a la oración. Por ejemplo, muchas familias cristianas rezan el Rosario, meditan los evangelios, rezan por la noche, etc.

8. ¿Habla Dios en la oración? Sí; pero su voz no se escucha con los oídos sino que se nota en los buenos deseos del corazón.

 

 

DOLOR

1. Consuelos ante el dolor.

    a) A todos les toca sufrir. Es propio de la condición humana limitada. Resignación por tanto, y no agravar la pena dando vueltas al motivo.

    b) El dolor tiene aspectos positivos.

2. Efectos positivos del dolor (no suprimen el sufrimiento, pero lo hacen más llevadero pues le proporcionan mayor sentido):

 

 

 

Libera al hombre de muchos caprichos que ya no puede permitirse.

 

 

 

Proporciona realismo protegiendo de la insensatez y superficialidad: esta vida no es un juego de niños.

 

 

 

Eleva la mirada de esta tierra y ayuda a buscar la verdadera felicidad en la vida eterna.

 

 

 

Recuerda nuestra limitación favoreciendo la humildad: no somos dioses sino criaturas.

 

 

 

La voluntad se fortalece en las dificultades. El hombre adquiere firmeza, madurez.

3. Un ejemplo.- Imaginemos dos jóvenes. Uno, rico, ha pasado por la vida entre algodones. Hijo de papá, ha tenido de todo sin esforzarse. Apenas ha sufrido en la vida. ¿Cómo intuimos su modo de ser?: caprichoso, flojo, sólo piensa en divertirse. Jijí. Jajá.

    Pensemos ahora en otro joven que haya tenido que sufrir en la vida. Por ejemplo, uno que a la vez que estudiaba haya tenido que trabajar para ayudar a su madre viuda. ¿Cómo nos imaginamos su carácter? Probablemente sea recio, maduro, firme, tenaz, responsable.

    No siempre serán así las cosas, pero la imaginación nos ayuda a comprobar que de algún modo el sufrimiento sienta bien al hombre.

4. Efectos sobrenaturales del dolor (proporcionan al sufrimiento un sentido más elevado y duradero):

 

 

 

Fomenta la oración, porque normalmente se acude más a Dios en los momentos difíciles.

 

 

 

Contribuye a purificar el alma pues sirve como penitencia por nuestros pecados. Quita tiempo de purgatorio.

 

 

 

Nos une con Cristo, que murió en la cruz. Como la cruz fue central en la vida del Señor, también el sufrimiento es esencial para quien desea imitarle. ("El que no toma su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo").

 

 

 

Muestra nuestro amor a Dios, pues contribuye a aliviar el peso de la Cruz.

 

 

 

Es imprescindible para la eficacia apostólica, como sucedió con Jesucristo: "si el grano de trigo no cae a tierra y muere no da fruto".

DROGAS

1. ¿Qué son las drogas? Se llaman drogas a unas sustancias, perjudiciales en dosis pequeñas, que reúnen estas características:

 

 

 

Proporcionan un bienestar a corto plazo.

 

 

 

Dañan el cerebro y el sistema nervioso: un veneno tóxico que entorpece la inteligencia, la voluntad y la libertad, causando daños psíquicos, laborales, familiares y de sociabilidad.

 

 

 

Crean adicción o fuerte deseo de volver a tomarlas.

 

 

 

Son origen de muchos pecados, accidentes, robos y palizas. Un amigo me dice que añada muertes y suicidios pues él tiene experiencia de esos casos. Dudé en ponerlo porque me parecían sucesos menos habituales. Al final he decidido escribirlo pues de algún modo drogarse es un suicidio a cámara lenta, y esto sí es algo general.

2. ¿Son realmente perjudiciales? Sus efectos sobre el sistema nervioso son graves. Se puede decir que son las cosas materiales que más dañan al hombre, porque afectan a las facultades del alma reduciendo la capacidad de la inteligencia y de la voluntad.

3. Entonces, ¿por qué se toman? Hay varios motivos:

 

 

 

Están de moda en algunos ambientes y quien no las toma puede sentirse algo rechazado. También hay curiosidad y deseo de nuevas experiencias. Normalmente se empiezan a tomar por influencia de las amistades.

 

 

 

Producen gusto y bienestar a corto plazo. Y no se quiere pensar en sus efectos posteriores.

 

 

 

Es un modo de evadirse de la realidad. Pero no resuelve sino agrava los problemas.

 

 

 

Algunas personas sin ideales adoptan como meta principal en su vida la diversión, y las drogas ayudan momentáneamente a ciertas juergas. Les da igual que causen destrozos en la persona mientras ahora proporcionen diversión.

4. ¿Cómo evitar la drogadicción? Es importante no iniciar el camino de las drogas pues cuesta abandonarlo. Un amigo que dejó las drogas me insiste en que subraye esta frase, y la repito: es importante no iniciar el camino de las drogas pues cuesta salirse. Para no empezarlo se suele recomendar:

 

 

 

Evitar ambientes y amistades que usen drogas. Esta es la medida principal que debe tomarse, aunque cambiar de costumbres siempre cuesta.

 

 

 

Llevar una vida sacrificada acostumbrándose a dominar el propio cuerpo para no ser esclavo de sus caprichos.

 

 

 

Fomentar la responsabilidad en el trabajo y en el servicio a los demás, de modo que la diversión pase a un segundo plano.

 

 

 

Fomentar la vida espiritual y otras aspiraciones nobles que dan mayor sentido a la vida.

5. ¿Cómo salir de la droga? Como las drogas debilitan la inteligencia y la voluntad, y crean adicción, resulta costoso dejarlas. Para conseguirlo se recomienda:

 

 

 

Buscar la ayuda de una persona de confianza que sirva de apoyo a una voluntad debilitada.

 

 

 

Cortar decididamente con los ambientes de droga. Esto es esencial.

 

 

 

Llenar el tiempo con ocupaciones sanas.

 

ECOLOGISMO

 

 

 

A. Una base firme.

 

 

 

B. Consecuencias: el respeto.

A. UNA BASE FIRME

1. El problema. Un buen ecologista respeta con cuidado los animales y plantas. Sin embargo, esta actitud requiere una aclaración, pues el mismo ecologista se alimenta de animales y plantas. Surgen así unas dudas: ¿se respeta lo que se mata para comer?, ¿cómo explicar este comportamiento unas veces cuidadoso y otras no?

2. Una primera explicación. El hombre por su inteligencia domina la creación y usa de los animales y plantas según su conveniencia, pero no abusa de ellos pues desea que le sirvan más adelante. Sin embargo, todavía falta solidez a esta idea, pues podría usar y abusar a su antojo. Para que esto no ocurra hay varias soluciones:

3. El gobierno dicta leyes que regulan esta materia y castigan las infracciones. Esto resuelve muchos problemas y es un paso importante que se debe dar. Pero el problema continúa, pues podría concluirse que lo importante es que no te pillen, es decir, el hombre usa y abusa mientras la policía o los guardas no le pillen.

4. La propaganda. Para que esto no suceda, lo siguiente que se intenta -también correcto- es educar a la multitud mediante la propaganda ecológica. Pero así no se alcanza el remedio mejor, pues se diría que el hombre usa y abusa en la medida en que haga más o menos caso a la propaganda.

5. La solución del corazón. Buscando planteamientos más serios, se puede decir lo siguiente: Cada persona tiene un solo corazón con el que se ama a sí mismo, a Dios y a los demás, a los animales y las plantas. La persona de corazón noble desea el bien para todo lo que le rodea, y por eso respeta los seres creados aunque nadie le vigile. Esta idea resuelve parte del problema pero:

 

 

 

Los sentimientos son variables y no siempre razonables. Por ejemplo, según esto se cuidaría mucho de los lindos gatitos de angora y podría maltratarse a las hienas, chacales, buitres y lobos.

 

 

 

Queda sin resolver por qué es correcto matar a unos y no a otros. En este punto suele decirse que es necesario evitar la desaparición de una especie. Es buen argumento para un corazón sensible, pero se puede responder que los propios animales se matan entre sí sin tener en cuenta extinciones y muchas especies han desaparecido sin intervención humana, de modo que la extinción de especies es natural. Sin embargo, no la deseamos, y conviene encontrar mejores razones para su protección.

6. Una posible solución. Se deben cuidar los animales y plantas no por sí mismos sino por el bien del hombre. En concreto, para que los siguientes seres humanos encuentren un mundo mejor. Así hay coherencia en combinar el cuidado y la explotación de la naturaleza. Y se comprende la validez de matar unos animales mientras se protege a otros que al hombre le interesa cuidar por algún motivo.

7. Una consecuencia. Por tanto, no se trata de amar el ecologismo sobre todas las cosas, sino por el bien del hombre; no se protegen animales y plantas por encima de todo, sino por el bien del hombre. Por ejemplo, unas veces el bien de unos pueblos puede aconsejar admitir algún deterioro ecológico, mientras otras veces conviene exigir un mayor cuidado ecológico buscando igualmente el bien de esos pueblos.

8. ¿Y si a uno le importan poco los demás? El egoísmo no es compatible con un ecologismo coherente. Al egoísta le importa poco como deja el mundo a los demás.

9. ¿Hay otro apoyo para el ecologismo?. El hombre ha recibido de Dios el encargo de usar y cuidar la creación. Por tanto, la creación no es propiedad del hombre, sino que está en régimen de alquiler. El hombre es responsable ante Dios del cuidado de la creación: puede y debe usarla pero razonablemente, sin salirse de los planes previstos por el Creador que siempre busca el bien de los hombres.

10. Entonces, ¿cuál es la base firme del ecologismo? El ecologismo coherente se apoya en el deber de buscar el bien de los hombres dejándoles un mundo mejor. Y este deber de buscar el bien humano se apoya en que Dios ama a los hombres. Con otras palabras, el amor a Dios y al prójimo exigen y avalan los cuidados ecológicos.

11. ¿El ecologismo no se apoya en respetar la naturaleza por exigirlo la propia naturaleza? Este argumento es bastante válido, pero puede conducir a incoherencias y exageraciones. Por ejemplo, si la propia naturaleza erosiona paisajes y elimina especies, es incoherente que el hombre deba protejerlos porque la naturaleza lo exija; será por otro motivo. Otro ejemplo: si la naturaleza de por sí puede exigir a los hombres un respeto, lo coherente sería respetarla siempre, pero esto es exagerado pues conduciría a prohibir la pesca, la caza, la agricultura y las granjas.

12. ¿La naturaleza no exige un respeto? El Creador de la naturaleza es quien exige respetarla por el bien de los hombres. En realidad la llamada naturaleza es sólo un conjunto de animales, plantas y elementos materiales que no pueden de por sí exigir cosas al hombre. En cambio, el Creador de la naturaleza y del hombre sí puede exigir al hombre que cuide la naturaleza, sin exageraciones.

13. ¿Algún otro apoyo para un ecologismo coherente? A las personas más espirituales les gustará esta idea: quien cuida el medio ambiente colabora con Dios en la mejora y conservación del mundo. Y colaborar con Dios es algo de mucha dignidad y grandeza.

B. CONSECUENCIAS: EL RESPETO

Concretamos ahora algunas actitudes del buen ecologista. La primera de ellas es el respeto, que -si es coherente- debe ejercitarse en cuatro grandes campos:

1. Respeto a los animales y plantas. Es la actitud ecológica típica y no hace falta añadir comentarios.

2. Respetar a los demás hombres. Sería incoherente tratar bien a los animales y plantas y olvidar a los hombres. Precisamente el ecologismo respeta animales y plantas por el bien humano. Este respeto a los hombres conduce a varias consecuencias prácticas:

 

 

 

 

El buen ecologista es partidario de la vida. Nunca del terrorismo, ni del aborto. Respeta la vida de las semillas vegetales y humanas.

 

 

 

Un buen ecologista respetará a sus padres y a las autoridades; etc.

 

 

 

Un buen ecologista vestirá correctamente y no adoptará gestos provocativos, por respeto a la intimidad de los demás (y a sí mismo). Por ese mismo respeto procurará dominar sus instintos sexuales.

 

 

 

Un buen ecologista no será violento, sino amable con los demás. No murmurará.

3. Respetarse a sí mismo. El respeto a los animales y plantas está ligado lógicamente a tratarse del mismo modo a uno mismo. Por ejemplo, un buen ecologista será sobrio en la bebida y no se drogará.

4. Respetar a Dios. Este punto es más importante de lo que parece, pues si no se ama a Dios sobre todas las cosas, cabe el peligro de amar el ecologismo sobre todas las cosas, con actitudes desorbitadas e irracionales. Por otro lado, si el amor a los animales y plantas no se basa en el respeto y obediencia a Dios sino en los propios gustos, se acabaría por amar egoístamente a los animales y plantas que por algún motivo caen bien.

5. No basta con respetar. El buen ecologista no queda indiferente ante la posible desaparición de una especie, sino que busca activamente su mejora y desarrollo. El ecologismo coherente aplica esta misma actitud ante los seres humanos: no basta con respetarlos, sino que es preciso interesarse activamente por los demás. El egoísmo y la comodidad no son propios del buen ecologista, que siempre será servicial, y buscará habitualmente el bien de los demás, incluso el bien para sus almas.

ESCAPULARIO DEL CARMEN

 

 

 

A. Historia y privilegios.

 

 

 

B. Condiciones.

 

 

 

C. Bendición e imposición del escapulario.

A. HISTORIA Y PRIVILEGIOS

1. Promesa de salvación.

. . . . (Quien muera con el escapulario, se salvará) . . . .

San Simón Stock fue el sexto superior general de la Orden religiosa Carmelita durante los años 1245-1265. Ante serias dificultades de la Orden, San Simón suplica diariamente la protección de María. Su oración fue escuchada, y "se le apareció la Bienaventurada Virgen, acompañada de una multitud de Ángeles, llevando en sus benditas manos el escapulario de la Orden y diciendo estas palabras: Éste será privilegio para ti y todos los carmelitas; quien muriere con él, no padecerá el fuego eterno, es decir, el que con él muriere se salvará." (Catálogo de Santos de la Orden).

Otra redacción también muy antigua dice así: "San Simón, inglés, hombre de gran santidad y devoción, en su oración suplicaba continuamente a la Virgen que favoreciera a su Orden con algún privilegio singular. La Virgen se le apareció teniendo en su mano el Escapulario diciendo: Este es el privilegio para ti y para los tuyos; quien muera llevándolo, será salvo" (Santoral de Bruselas).

La fecha y lugar de la aparición no se conocen con seguridad. Se habla de Londres, el 16 de julio de 1251. Siempre dentro del generalato de San Simón y antes de 1252, pues el 13 de enero de este año el Papa Inocencio IV emite la Bula "Ex parte dilectorum" donde defiende a los carmelitas en este tema.

2. Privilegio sabatino.

. . . . (Y se librará del purgatorio el primer sábado) . . . .

Sesenta y dos años después (1314), Nuestra Señora se apareció al Papa Juan XXII, que recogió sus palabras en la Bula "Sacratissimo uti culmine" también llamada Bula sabatina (3.III.1322): "Si entre los religiosos o cofrades de esta orden hubiese algunos que al morir tengan que purgar sus pecados en la cárcel del purgatorio, yo, que soy la Madre de la misericordia, descenderé al purgatorio el primer sábado después de su muerte, y lo libraré para conducirlo al Monte Santo de la Vida Eterna".

3. Indulgencias plenarias.- Quienes llevan el escapulario del Carmen se unen a la familia carmelita y pueden ganar indulgencia plenaria el día en que le imponen el escapulario y los siguientes días:

 

 

 

16 de mayo (San Simón Stock).

 

 

 

16 de julio (Virgen del Carmen).

 

 

 

20 de julio (San Elías Profeta).

 

 

 

1 de octubre (Santa Teresa de Lisieux).

 

 

 

15 de octubre (Santa Teresa de Jesús).

 

 

 

14 de noviembre (Todos los Santos Carmelitas).

 

 

 

14 de diciembre (San Juan de la Cruz).

B. CONDICIONES

1. Para la promesa de salvación. Se requiere:

 

 

 

Tener impuesto el escapulario. (Basta hacerlo una sola vez).

 

 

 

Llevarlo puesto. Puede sustituirse por una medalla. (Lo comentaremos). Tanto la medalla como el escapulario deben estar bendecidos.

 

 

 

Devoción a María; procurar imitarla; desear ser buenos hijos suyos. El escapulario son dos trocitos de tela que simbolizan una vestimenta. Y quien viste el hábito de María debe vivir como Ella, ejercitando las virtudes cristianas. De modo que el hábito-vestido vaya unido al hábito-virtud.

2. Para el privilegio sabatino. Se precisa, además de lo anterior:

 

 

 

Guardar la castidad propia de su estado. (La confesión recupera la situación perdida).

 

 

 

Rezar el oficio parvo de nuestra Señora. Este rezo puede sustituirse por la abstinencia de carne los miércoles y sábados. También se mencionan otras posibles sustituciones: el rezo del oficio divino o del Rosario. (Incluso algunos dicen que bastarían cinco o tres avemarías, pero esto no está claro).

3. Para las indulgencias. Se necesitan los requisitos propios de las indulgencias, más las condiciones del escapulario en la promesa de salvación.

4. La medalla.- San Pío X (Santo Oficio, 16.XII.1910) decretó que el escapulario, después de su imposición, puede sustituirse por una medalla de metal que lleve por un lado una imagen del Sagrado Corazón de Jesús, y por el otro una imagen de la Santísima Virgen (suele ser del Carmen).

C. BENDICIÓN E IMPOSICIÓN

Para la bendición y para la imposición del escapulario hay varias fórmulas. Unas aprobadas para las diferentes ramas del Carmelo, otras de caracter más general. Aquí seguimos la que aparece en el Bendicional de la Congregación para el culto divino el 7.V.1986, nn. 1394-1410. Se trata de una fórmula amplia que sirve para varios tipos de escapulario.

1. Bendición del escapulario. El bendicional incluye cuatro bendiciones. Una más concreta (bendición e imposición del escapulario), y tres más generales (bendición de las cosas destinadas a la piedad y devoción; donde se cita expresamente el escapulario). La bendición más breve es: "En el nombre del Padre, y del Hijo + y del Espíritu Santo". R./Amén. Esta bendición sirve también para la medalla.

2. Imposición del escapulario.

(Los corchetes señalan un texto suprimido porque alude a la inscripción en una cofradía, que es un caso menos frecuente).

- Recibe este hábito [] y compórtate de tal manera que con ayuda de la santísima Virgen, para gloria de la santísima Trinidad y para el bien de la Iglesia y de los hombres, te esfuerces cada día más en vestirte de Cristo y hacer que su vida se manifieste en la tuya. R./ Amén. (Se lo coloca a cada uno).

- Por la imposición de este escapulario habéis sido admitidos en la familia del Carmelo, para que podáis servir con mayor dedicación a Cristo y a su Iglesia []. Para que lo consigáis con más perfección, yo, con la potestad que se me ha concedido, os admito a la participación de todos los bienes espirituales de esta familia. (Los rocía con agua bendita).

- El Dios todopoderoso os bendiga con su misericordia y os llene de la sabiduría eterna. R./ Amén.

- Él aumente en vosotros la fe y os dé la perseverancia en el bien obrar. R./ Amén.

- Atraiga hacia sí vuestros pasos y os muestre el camino del amor y de la paz. R./ Amén.

- Y la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo + y Espíritu Santo descienda sobre vosotros. R./ Amén.

EL ESPIRITISMO

1. ¿Se puede hablar con los espíritus?. Conviene hablar frecuentemente con los espíritus buenos (las almas del purgatorio, los ángeles y santos del cielo). Para hablar con ellos basta dirigirles sin más la palabra o el pensamiento. Interesa mucho solicitar su ayuda, su consejo y rogarles que intercedan por nosotros ante Dios. En cambio, con demonios y condenados no conviene tener ningún trato.

2. ¿En las reuniones espiritistas se habla con alguien?. En muchos casos sólo se trata de imaginación humana y habilidad del promotor. En ocasiones más peligrosas pueden intervenir los demonios buscando el mal de los hombres.

3. ¿Los espíritus buenos hablan en esas reuniones?. Los ángeles y santos no se prestan a este tipo de prácticas opuestas a la fe. Son seres libres y no están obligados a hablar aunque se usen palabras o gestos extraños.

4. El espiritismo es una ofensa a Dios? El espiritismo realizado en serio es un tipo de pecado por varios motivos más o menos presentes:

 

 

 

Se pretende poseer poderes sobrehumanos de dominio sobre los espíritus. Se parece al pecado orgulloso de Adán y Eva que desobedecieron a Dios porque quisieron ser "como dioses".

 

 

 

Hay desconfianza en Dios y en su Providencia, deseando adivinar el futuro. Se duda de la Bondad divina.

 

 

 

Se busca la protección de poderes ocultos, despreciando la ayuda divina, como si otros poderes fueran superiores a Dios o más buenos. Y nadie es más bueno que Dios.

EVOLUCIONISMO Y EXISTENCIA DE DIOS

1. ¿El evolucionismo ayuda a conocer la existencia de Dios?. En síntesis, el evolucionismo afirma que unas especies proceden de otras mediante diversos procesos que originan cambios genéticos. Esta teoría aporta un buen argumento para mostrar la existencia de Dios, pues es imposible que modificaciones tan espléndidas sean producto de la casualidad. Ha de haber una inteligencia muy poderosa que haya previsto y organizado ese proceso.

2. ¿No será que todo procede de la materia? Si se observa un proceso inteligente, alguien inteligente lo ha diseñado. Ante una vasija fenicia nadie piensa que se trata de barro casualmente unido. Esa vasija habla por sí sola de la existencia de unos seres inteligentes que la construyeron.

3. ¿Y la casualidad a lo largo de millones de años? Hay cosas imposibles por muchos años que pasen: si en las barajas no hay reyes, no se puede obtener un trío de reyes por muchos millones de barajas y de años que se empleen. Un bolígrafo o un teclado no se autoconstruyen a base de millones de años. La existencia de un teclado habla de un ser inteligente que lo ha diseñado. Si en un planeta se encuentra un bolígrafo, será señal cierta de que allí hay personas. El evolucionismo es un proceso mucho más complejo que la fabricación de un bolígrafo y manifiesta la existencia de un ser muy inteligente que lo pensó. Mucho más sabio y poderoso que el hombre.

4. ¿No será que la materia es inteligente y la naturaleza sabia? No, no. La materia desde luego no es inteligente. Entre los seres materiales sólo el hombre razona. El hombre es el ser más inteligente de la naturaleza y el hombre no ha organizado el evolucionismo.

5. ¿Y las leyes estupendas que observamos en la naturaleza? Son leyes que nos hablan de un ser más inteligente y poderoso que el hombre. Una de esas leyes es el evolucionismo, y así el evolucionismo nos habla de Dios.

LA FE

1. ¿Qué es la fe humana? Es el acto o hábito de aceptar como verdadero lo que un hombre dice, basándonos en sus palabras. Es la manera más habitual de conocer las cosas. Así aceptamos que existió Napoleón, que existe el Everest y que una lata de melocotón contiene melocotón. Nos fiamos de lo que nos dicen.

2. ¿Qué es la fe sobrenatural? Es el acto o hábito de aceptar como verdadero lo que Dios dice, basándonos en su palabra.

3. ¿Es razonable creer? La fe humana es razonable si la persona que habla es sincera y entendida en el asunto. La fe sobrenatural es razonable si es Dios quien habla.

4. ¿Cómo saber si es Dios quien habla? El Señor se hace entender con claridad y las personas acostumbradas a escucharle no necesitan señales especiales. En cambio, otras veces subraya sus palabras mediante milagros que desvelan su poder divino.

5. ¿No es más inteligente quien sólo admite lo que él comprueba? Esa actitud puede ser aceptable en alguna circunstancia o campo de investigación, pero no es buen planteamiento general pues sería menospreciar la inteligencia y sinceridad de los demás.

6. ¿Para creer en Dios hay que ver milagros? No. No es necesario. Incluso, aunque se vean milagros puede rechazarse la fe como hicieron los fariseos en tiempos de Jesús. Los milagros no sirven si hay mala voluntad.

7. ¿Cómo es razonable creer si no se ven milagros? Basta con fiarse de las personas sinceras y sensatas que los han visto. Por ejemplo, sabemos que Jesucristo es Dios por la información abundante que disponemos de su vida, de sus palabras y de sus milagros.

8. ¿Cómo sabemos que Jesús hizo esos milagros? Por los testimonios históricos. Así conocemos que Colón fue navegante y que Mozart tocaba el piano. Con la particularidad de que los testimonios sobre Jesús son especialmente abundantes y bien conservados.

FELICIDAD

1. ¿Se conoce el secreto de la felicidad? Sí. Se sabe lo que conduce a la verdadera alegría. Y se conocen los obstáculos y espejismos.

2. ¿Cuáles son los obstáculos y espejismos? Son las cosas que proporcionan algún placer pero de carácter pasajero. Tienen el peligro de confundir al hombre y hacerle creer que ahí está la felicidad. En consecuencia esa persona deja de seguir buscando, para luego encontrarse con que eran gozos sólo pasajeros.

3. ¿Dónde no está la felicidad? La respuesta es bastante fácil y conocida. Hay varios ejemplos típicos de esos gustos pasajeros que pueden confundir al hombre:

 

 

 

El dinero, los bienes materiales...

 

 

 

El sexo, la comodidad, los placeres corporales...: Los placeres proporcionan placer pero no felicidad.

 

 

 

El éxito, la fama, el aplauso social, el triunfo profesional,...

4. ¿Dónde buscar la felicidad? Hay varias ideas que orientan la búsqueda:

 

 

 

Obrar bien da más felicidad que obrar mal.

 

 

 

Los bienes del alma originan alegrías más duraderas. Entre otros motivos porque el alma es inmortal y el cuerpo con sus bienes perecerá.

 

 

 

El corazón humano es más feliz sirviendo a los demás. El egoísmo nos perjudica.

5. ¿Dónde está la felicidad? En esta vida no es posible ser completamente feliz. Ni siquiera cosas tan nobles como el matrimonio o el trabajo hacen al hombre del todo feliz. Incluso las ideas del punto anterior proporcionan una alegría incompleta, pues Dios nuestro Señor nos ha creado con una capacidad de gozo tan grande que los bienes y criaturas terrenos no sacian nuestro corazón. Sólo Él, Bien infinito, puede hacerlo. Por esto, completamente felices sólo seremos junto a Dios en el cielo.

6. ¿Y para ser felices en la tierra? En la tierra el hombre es más feliz en la medida en que se acerque a Dios. Los santos son los más felices de la tierra. La santidad es el secreto de la felicidad.

7. No basta con saberlo.

FIN DEL MUNDO

1. ¿Cuándo será el fin del mundo? No se sabe con certeza. Sólo se conocen algunas señales no muy claras que anticipan el final:

 

 

 

Se predicará el evangelio en todo el mundo. (Pero se ignora hasta qué punto).

 

 

 

Habrá una dura prueba para la Iglesia. (Siempre las ha habido, pero esta vez será especialmente grave).

 

 

 

Habrá caos en la naturaleza.

2. ¿Qué sucederá al fin del mundo? Se conocen varias cosas que sucederán:

 

 

 

Tendrá lugar la ruina del mundo actual que dará paso a un mundo nuevo.

 

 

 

Los cuerpos resucitarán para unirse de nuevo a sus almas.

 

 

 

Jesucristo vendrá glorioso y tendrá lugar el juicio final.

3. ¿Cómo se sabe que sucederán estas cosas? Sólo Dios conoce cuando y cómo sucederá el fin del mundo. Nosotros sabemos lo que el Señor manifestó a sus Apóstoles y figura en la Biblia.

4. ¿Qué dice la Biblia? Hay varios textos que hablan del fin del mundo. Veamos unos ejemplos del evangelio de San Mateo (en San Marcos y San Lucas hay textos parecidos):

- No se sabe cuando sucederá y llegará de improviso (Mt 24, 36-41).

- "Se predicará este Evangelio del Reino en todo el mundo" (Mt 24, 14).

- Tribulaciones para la Iglesia (Mt 24, 3-26).

- Caos en la naturaleza (Mt 24, 29).

- Resurrección de los cuerpos (Mt 22, 31; 1Cor 15, 35-54).

- Vendrá Jesucristo glorioso y nos juzgará (Mt 25, 31-46).

5. ¿Y la conversión de los judíos? En Rom 11, 26-27 se habla de que llegará un momento en que "todo Israel se salve", pero esta afirmación no va unida al fin del mundo. La conversión tendrá lugar, pero el fin de mundo puede ser muy posterior.

GRÁCIA

1. ¿ Qué es la gracia? Se llama gracia a cualquier favor o auxilio gratuito que Dios nos da. También se llama gracia a la gracia santificante (así lo hacemos aquí).

2. ¿Qué es la gracia santificante? Es el don del Espíritu Santo que nos santifica, nos diviniza, nos hace hijos de Dios. Recibir la gracia implica al mismo tiempo conseguir estos grandes bienes:

 

 

 

el perdón de los pecados y el nacimiento a la vida sobrenatural.

 

 

 

la inhabitación del Espíritu Santo en el alma.

 

 

 

la filiación divina y la participación en la naturaleza divina.

 

 

 

la apertura de las puertas del cielo.

3. ¿Hay mucha diferencia entre estar en gracia y no? La diferencia es enorme. Por un lado, separación de Dios y encaminamiento al infierno. Por otro lado, amistad y filiación divinas, divinización y apertura del cielo.

4. ¿Cuáles son los medios principales para adquirir gracias? Los medios principales para adquirir gracias son la oración y los sacramentos. Algunos sacramentos proporcionan la gracia santificante. La mayoría de ellos aumentan esta gracia y otorgan otras ayudas divinas.

5. ¿Cómo se recibe y cómo se pierde la gracia? Se recibe por primera vez en el Bautismo. Se pierde al cometer un pecado mortal. Se recupera mediante la Confesión

LOS HIJOS

 

 

 

A. ¿Los hijos un tesoro?

 

 

 

B. Sexo en el matrimonio.

A. LOS HIJOS UN TESORO?

 

1. ¿Los hijos son algo bueno? Sí. Sin duda. Nadie se arrepiente de traer un hijo al mundo. Es una decisión siempre acertada.

2. Dan trabajo y quitan comodidades. Así es. En esta vida las cosas buenas cuestan, y si uno se retrae del esfuerzo, no alcanza metas valiosas. Un hijo es un gran tesoro y conseguir tesoros exige sacrificio. Si uno piensa demasiado en las dificultades, corre el peligro de quedarse sin el premio.

3. Hay problemas económicos. Es cierto. Las dificultades económicas son frecuentes y forman parte de los sacrificios de la vida. También es verdad que los hijos son la mayor riqueza de una familia, y una fuente de apoyo en la vejez.

4. ¿Cómo apreciar que los hijos son un tesoro? Si uno no se da cuenta intuitivamente, será difícil que lo admita en todo su valor. Puede ayudar esta pregunta: ¿en cuántos millones valoras a tus hijos?

B. SEXO EN EL MATRIMONIO

 

5. ¿Es un tema importante? En la unión sexual los esposos son colaboradores del Creador en el nacimiento de una nueva vida. Ellos forman el origen del nuevo cuerpo y Dios crea un alma que será vida del nuevo ser. Los esposos son colaboradores de Dios en que un nuevo hijo de Dios venga al mundo. Una acción de mucha categoría.

6. ¿Es correcto el sexo y sus placeres dentro del matrimonio? Son correctos, buenos y agradables a Dios que dispuso esos placeres para facilitar la reproducción, tanto animal como humana.

7. ¿Es correcto cualquier uso del sexo y cualquier búsqueda de placeres dentro del matrimonio? Deben ser acciones abiertas a la reproducción, es decir, conformes a esos planes del Creador. Impedir artificialmente la nueva vida se opone a la naturaleza, y es una acción grave debido a la categoría de la unión matrimonial que se desvirtúa.

8. Una explicación. El acto matrimonial tiene su origen en el amor del Creador a los esposos y de los esposos entre sí. Tiene su final en el amor de Dios y de los padres al nuevo ser que nace. Cualquier interrupción arbitraria en este recorrido desde su origen a su final es un atentado contra el amor de Dios y de los esposos.

9. ¿Amor de Dios a los esposos y al hijo? Este amor divino se manifiesta de varios modos:

 

 

 

Amor a los esposos al aumentar su honor estableciendo que sean colaboradores suyos en la obra creadora de un nuevo ser.

 

 

 

Amor al hijo por desear que nazca en una familia y sea fruto del amor. Así la dignidad humana crece. Un hombre es originado por el amor de dos personas, mientras que un animal o una planta pueden ser producidos en una factoría o granja.

10. ¿Qué sucede si se usa mal del sexo en el matrimonio?

 

 

 

Se pierde el don de un hijo.

 

 

 

El corazón de los esposos se hace egoísta al buscar el placer propio en lugar de la entrega mutua. Disminuye la capacidad de amar.

 

 

 

La dignidad del cónyuge se reduce pues en vez de ser el padre o la madre de un nuevo ser, se convierte en un objeto que da más o menos gusto.

 

 

 

Aumenta el riesgo de infidelidad matrimonial, pues fácilmente se encuentra otra persona que produce más gusto.

11. ¿Y si haciéndolo todo correctamente no nacen hijos? Entonces todo está bien. El amor y entrega mutua no se han desvirtuado y no hay ofensa al Creador. Simplemente esa entrega completa y correcta no ha sido eficaz.

12. ¿Al realizar el acto matrimonial, los esposos han de tener intención de procrear? Es conveniente, pero no es obligado. En cambio, es necesario que tengan la intención de unirse sin obstáculos artificiales que falseen la entrega mutua completa, exigida por el compromiso matrimonial.

EL HOMBRE

1. ¿De dónde venimos?, ¿cuál es el origen del hombre? A esta famosa pregunta se suele responder de tres modos:

 

 

 

el hombre se crea a sí mismo. (Afirmación bastante absurda).

 

 

 

el hombre ha sido creado por un ser no inteligente, irracional, y le llaman materia, naturaleza, evolucionismo... Esta respuesta también está confundida, pues un mundo hermoso y ordenado ha de ser creado por un ser muy inteligente (ver evolucionismo).

 

 

 

el hombre ha sido creado por un ser inteligente que llamamos Dios.

2. ¿A dónde vamos?, ¿cuál es el fin del hombre? El fin del hombre es el que ha dispuesto su Creador. Y Él desea nuestro bien. Quiere que seamos realmente felices en la tierra y en el cielo.

3. ¿Por qué a veces el hombre no es feliz? Porque con sus decisiones se aleja de Dios. Sobre esto puede verse el tema de la felicidad.

4. ¿Cómo debe ser el hombre? La respuesta a esto puede ser muy amplia, pues hemos de adquirir todos los hábitos buenos o virtudes. Podemos resumirlo así: el hombre debe ser como Jesucristo, que es el hombre perfecto. Como esto es muy general, pongamos tres ejemplos básicos:

 

 

 

El hombre debe ser trabajador. Debemos trabajar bien consiguiendo una mejora personal, familiar y social. (Puede verse el tema del trabajo).

 

 

 

El hombre debe ser piadoso, debe amar a Dios. El Señor debe ocupar el centro de la vida humana, de modo que nuestras acciones y trabajos sean realizados para glorificar y agradar a nuestro Creador. El hombre debe dedicar tiempo abundante y exclusivo a la oración, para poder orientar lo demás hacia Dios y para obtener más ayuda del Señor.

 

 

 

El hombre debe amar a los demás hombres, pues Dios los ama. Este afecto al prójimo se notará en detalles que les hagan más amable la vida. Sobre todo es preciso interesarse por su alma y su vida espiritual. El hombre debe ser apostólico.

5. ¿Cómo debe ser el cristiano? El cristiano debe ser también así. Sólo que con una exigencia y generosidad superiores, pues contamos con mayor ayuda divina (sobre todo los sacramentos). Por ejemplo, la piedad del cristiano debe incluir la Misa y el Rosario frecuentes, a consecuencia de la fe en la Eucaristía y del amor a Santa María.

 

 

 

HOMOSEXUALIDAD

1. ¿Qué es la homosexualidad? Homosexualidad es inclinación sexual hacia personas del mismo sexo, es decir, entre hombres o entre mujeres. Aquí al decir homosexualidad abarcaremos ambos casos, evitando hablar de gays y lesbianas por el matiz negativo de estas dos palabras.

2. ¿Quienes no son homosexuales? La homosexualidad es una situación delicada que conviene aclarar bien para no incurrir en tristes equivocaciones, pues cualquier inclinación sexual hacia el mismo sexo no es señal de homosexualidad. Ejemplos de personas que no son homosexuales:

 

 

 

Personas con mayor sensibilidad hacia la belleza. Encuentran belleza en ambos sexos y esto les atrae. Descubrir belleza en el mismo sexo no significa homosexualidad, pues esa belleza realmente existe, y es normal que atraiga.

 

 

 

Personas con mayor sensibilidad hacia las muestras de afecto, vengan de quien vengan. Esto tampoco significa homosexualidad.

 

 

 

Personas que han pensado o realizado acciones de tipo homosexual pero excepcionalmente. Unos hechos aislados no dan lugar a una calificación firme.

 

 

 

Adolescentes con fallos en su proceso de madurez. Suelen corregirse fácilmente, salvo que la desorientación se fomente.

 

 

 

Personas que no han ejercitado la virtud de la castidad sino que son dominadas por el deseo de placeres sexuales, y los buscan en cualquier parte. Les da igual raza, edad y sexo. Esto no es homosexualidad, sino obsesión por el sexo.

3. ¿Cuándo hay homosexualidad? Los casos reales de homosexualidad son poco abundantes. Se pueden resumir en dos grupos:

 

 

 

Homosexualidad biológica: una enfermedad física, biológica, por alteraciones corporales de diverso tipo. Es poco frecuente.

 

 

 

Homosexualidad psicológica o adquirida: una desviación en la inclinación sexual originada por diversos factores.

4. ¿Cómo se adquiere la homosexualidad? El proceso no siempre es el mismo, pero puede esquematizarse así:

 

 

 

Un inicio traumante, un ambiente enrarecido, una presión psicológica,..., originan una inclinación afectiva equivocada.

 

 

 

Esa inclinación afectiva no se domina sino que se deja correr en acciones sexuales desordenadas.

 

 

 

Los placeres sexuales obtenidos reafirman la inclinación por el deseo de volver a conseguirlos.

5. ¿Cómo se supera la homosexualidad? La homosexualidad de tipo biológico requiere un tratamiento médico apropiado que puede ser efectivo. La homosexualidad psicológica o adquirida admite corrección aunque no es fácil ni rápida pues los desórdenes sexuales crean adicción. Se podrían dar estos pasos:

 

 

 

Dominar los deseos sexuales evitando repetirlos tanto en la realidad como en el pensamiento, con el fin de olvidar la adicción al sexo. (Será más o menos costoso según el grado de incidencia; este esfuerzo más o menos duro forma parte del precio que hay que pagar para superar el tema).

 

 

 

Si no ha habido desórdenes sexuales, sólo se trata de superar la inclinación afectiva corrigiendo sentimientos. Hará falta constancia y paciencia, hasta que los planteamientos vayan olvidándose.

 

 

 

Si simplemente hay mayor sensibilidad afectiva o hacia la belleza, no se trata de homosexualidad pero convendrá ser prudente, ejercitarse en el dominio propio y orientar bien los sentimientos.

 

 

 

En cualquier caso, las tendencias homosexuales se superan mejor con el trabajo abundante (para tener la cabeza ocupada), y con el servicio a los demás (sacando el corazón del egoísmo y de la soledad).

 

 

 

También irá bien fomentar la vida espiritual, para conseguir mayor equilibrio y para rogar la ayuda divina.

6. ¿La homosexualidad es un defecto? Obviamente, la homosexualidad es una inclinación opuesta a lo natural y por tanto defectuosa. Una persona puede poseer o adquirir cualidades de muchos tipos. La homosexualidad unas veces es una enfermedad de nacimiento; otras veces un enrarecimiento adquirido. En cualquier caso es algo antinatural que cualquiera desea corregir.

7. ¿Y el orgullo gay? Cualquier orgullo es algo peligroso, perjudicial, porque alardear de un problema no resuelve el problema, sino que impide la búsqueda de soluciones. El orgullo les invita a reafirmarse en acciones que deterioran sus vidas.

8. ¿Ese orgullo no será un modo de mejorar la autoestima? Probablemente lo hagan por esto, pues la homosexualidad suele ir acompañada de baja autoestima. Pero la autoestima no mejora con el autoengaño, sino con la aceptación de la verdad y el esfuerzo serio por corregirse. La firmeza y constancia en el dominio propio generan auténtica satisfacción.

IDEALES

 

 

 

A. Los ideales y sus tipos.

 

 

 

B. El mayor de los ideales.

A. LOS IDEALES Y SUS TIPOS

1. ¿Qué es un ideal? Un ideal es una meta, un fin. Un ideal es un bien tan deseado por una persona que hacia él orienta toda la vida o buena parte de ella. Por ejemplo, un refresco puede ser un bien a veces muy deseado, pero no tiene categoría suficiente para ser un ideal, y nadie dedica meses de su vida a conseguirlo. En cambio, montar una empresa de refrescos ya puede incluirse entre los ideales de alguien.

2. ¿Un ideal es un amor? Un ideal es un bien deseado; mientras que amar es desear el bien a alguien. Con otras palabras, un bien deseado es un ideal y a la vez es propio de un amor. De modo que sólo quien ama tiene ideales.

3. Diferencias entre amores e ideales.- No importa confundir amores e ideales, pero hablando con precisión son algo diferentes pues el deseo de un bien es distinto al bien. Un amor es un deseo; un ideal es lo que se desea. El amor es deseo que siempre está en el interior de quien ama; el ideal a menudo es algo exterior. El amor es afán que ya se posee; el ideal aún no.

4. Tipos de ideales.- Según el punto de vista, hay varios modos de agrupar los ideales:

 

 

 

Los ideales son bienes, y pueden ordenarse de varios modos. Por ejemplo, ideales materiales y espirituales; ideales efímeros y duraderos; ideales profesionales, sociales, familiares, deportivos, culturales, afectivos, etc.

 

 

 

Los ideales son bienes deseados, y pueden ordenarse por el modo de desearlos. Así se habla de ideales-instintivos e ideales-metas. Pero esta clasificación es más propia del amor (amor-sentimiento y amor-caridad), pues el modo de desear es más bien modo de amar.

 

 

 

Esos bienes se desean a alguien, de manera que los ideales pueden clasificarse según el destinatario, y así surge una agrupación sencilla en tres tipos: ideales del amor propio, ideales de servicio y amor a los demás, e ideales de servicio y amor a Dios.

5. ¿Es bueno tener ideales? Los ideales son convenientes para dar a la vida el sentido animante de buscar metas valiosas. Sin ilusiones la vida puede ser más cómoda, pero menos atrayente. Si no hay ideales es señal de que no hay amor, y una vida sin amor es menos feliz.

6. ¿Cualquier ideal es bueno? Puede haber tantos ideales como bienes, pues cualquier bien puede ser muy deseado por el corazón humano. Sin embargo, no es bueno tomar por ideal aquellos bienes que obstaculizan el logro de bienes mejores. Por ejemplo, llevar una vida cómoda es un bien que pone trabas a muchas metas de mayor categoría. Poseen ideales mejores quienes aspiran a bienes más elevados.

7. ¿No es mejor dejarse de ideales y seguir cómodamente a la masa? Si un ideal merece la pena por su grandeza, los corazones nobles y generosos se lanzan a conseguirlo aunque cueste. Sólo los peces muertos se dejan llevar por la corriente de la comodidad.

 

8. ¿Y si el ideal no se consigue? Hacer realidad un ideal exige un esfuerzo constante más o menos largo. Si no se alcanza, al menos se ha intentado y ese esfuerzo habrá ampliado la generosidad del corazón.

B. EL MAYOR DE LOS IDEALES

9. ¿Qué ideales son de mayor categoría? Poseen los ideales más grandes, quienes dirigen sus pasos hacia bienes superiores. Los bienes mejores son los mayores ideales.

 

 

 

Los ideales egoístas que sólo satisfacen gustos o caprichos empequeñecen el corazón y no merecen llamarse ideales.

 

 

 

Entre las metas de amor a uno mismo y a los demás son mejores las que contribuyen a bienes del alma (propia o ajena).

 

 

 

Los ideales de mayor categoría se refieren a Dios. Por ejemplo, es una gozosa dignidad contribuir al servicio y gloria del Creador.

10. ¿Cuál es el mayor ideal posible? El mayor ideal es el mayor bien. Posee el mayor ideal quien desea el mayor bien posible. Por tanto el mayor ideal es Dios, y quien busca a Dios posee el mejor de los ideales. Con mayor precisión, la meta no es buscarlo, sino encontrarlo, agarrarlo, unirse a Él. La meta es Dios mismo.

11. Otros modos de expresar el ideal mayor.- Dios es el mayor de los bienes y por tanto el ideal más grande, el ideal que reclama ser deseado por encima de todas las cosas. Pero hay varios modos de expresar este mismo ideal. Por ejemplo:

 

 

 

Imitar a Dios; unirse a Dios; el cielo.- El ideal sigue siendo Dios, sólo que ahora se expresa lo que se alcanza al llegar a Él.

 

 

 

Conocer y amar a Dios.- Es el modo de unirse a un ser espiritual. El ideal sigue siendo Dios.

 

 

 

Servir a Dios, darle gloria.- Es el modo de amarle.

 

 

 

Santidad.- Equivale a imitar a Dios, unirse a Dios, amar a Dios, etc.

12. Otros puntos de vista.- El ideal mayor cambia de formulación y se clarifica si atendemos al destinatario del bien deseado:

 

 

 

En la búsqueda del mayor bien para uno mismo, el ideal máximo es Dios como acabamos de decir.

 

 

 

El mayor ideal de quien busca el bien para los demás es el apostolado, donde se intenta que los demás se acerquen a Dios.

 

 

 

El mayor ideal de quien busca el bien para Dios es darle gloria.

En resumen, el mayor de los ideales es dar gloria a Dios creciendo en santidad y realizando una abundante labor apostólica.

13. ¿Quién no ama a Dios puede tener ideales? Puede y debe tenerlos, pero corre mayor peligro de volverse egoísta. Por ejemplo, el servicio a los demás puede hacerse con intención de autoaplaudirse u obtener reconocimientos; en cambio, para quien ama al Señor es más sencillo dirigir esas alabanzas a su gloria. El amor y servicio a Dios es liberador de la esclavitud al propio yo.

LA IGLESIA

 

 

 

A. La Iglesia de Cristo

 

 

 

B. Iglesias y catedrales

A. LA IGLESIA DE CRISTO

1. ¿Cómo reconocer la Iglesia que Cristo fundó? Basta localizar al sucesor de Pedro. El Señor escogió a Simón Pedro como roca firme sobre la que edificó su Iglesia. Los que siguen a Pedro y a sus sucesores forman la Iglesia de Cristo. Es algo muy bien pensado por el Señor pues es el modo de aclararse. Si no existiera Pedro, ¿cómo acertar qué institución u obispo sigue fielmente a Cristo? No podría saberse.

2. ¿Cómo se conoce al sucesor de Pedro? Es el Papa o romano Pontífice. En esto hay gran claridad pues se conserva la lista completa de los sucesores de Pedro. En algunas Misas se recuerdan los primeros: Lino, Cleto...

3. ¿Cuál es la misión de la Iglesia? La misma que la de Cristo: la salvación eterna de los hombres.

4. ¿No es misión de la Iglesia resolver problemas sociales? No. No. Esa es misión general de los hombres, y en particular de los gobernantes que tienen el dinero y redactan las leyes. A ellos compete conseguir una distribución justa de los bienes. De todos modos, la Iglesia resuelve muchos problemas sociales por caridad. Pero no es su misión: Cristo no vino a la tierra para resolver dificultades económicas.

5. ¿Cómo cumple la Iglesia su fin de salvar almas? Realizando las dos grandes labores que el Señor le encargó:

 

 

 

La tarea de enseñar, transmitiendo la doctrina de Cristo.

 

 

 

La tarea de santificar, administrando los sacramentos.

 

 

 

Para realizar estas dos labores hace falta una organización, una autoridad, unas normas, como en cualquier sociedad humana. Aparece así una tercera tarea: la de gobernar, dirigiendo y planificando las otras tareas.

B. IGLESIAS Y CATEDRALES

1. ¿Es bueno construir catedrales e iglesias espléndidas? Es muy conveniente, y manifiesta el amor a Dios del pueblo cristiano, que con gran esfuerzo quiere dedicar al culto divino lo mejor.

2. ¿La Iglesia da mal ejemplo con tantas riquezas? Las iglesias y catedrales no son una riqueza material de la Iglesia. Sólo ocasionan gastos de mantenimiento. Quien quiere hacer negocios no construye iglesias sino apartamentos o estadios de fútbol. Las iglesias se construyen para el culto a Dios y sólo molestan a quienes no aman al Señor.

3. ¿No sería mejor destinar ese dinero a los pobres? Es bueno dedicar atención a los pobres y a Dios. Y normalmente el pueblo que cuida del culto a Dios también se interesa por los necesitados. Y al revés: donde no hay iglesias, los pobres son peor tratados.

- Recuerdo un suceso que tuvo lugar en un barrio pobre. Iban a construir la iglesia y proponían una edificación sencilla pero de cierta categoría. Se alzaron voces que proponían una especie de barracón. Entonces los propios obreros del barrio exigieron la iglesia más digna diciendo algo así: "los pobres tenemos el mismo derecho que los ricos a honrar a Dios lo mejor posible".

INDULGENCIAS

 

 

 

A. Las indulgencias en general

 

 

 

B. Indulgencias plenarias.

 

 

 

C. Indulgencias parciales

A. LAS INDULGENCIAS EN GENERAL

1. ¿Dónde situamos las indulgencias? Las indulgencias están relacionadas con la confesión, los pecados, la redención y la comunión de los santos.

2. ¿En qué estado queda un hombre al pecar? Una persona que comete un pecado adquiere obviamente la condición de pecador, se aleja del Señor y queda más inclinado al mal. Además, la justicia reclama una reparación, llamada también pena, expiación o penitencia.

3. ¿Cómo cambia la situación al confesarse? La confesión borra la culpa del pecado, -la condición actual de pecador-, y también perdona parte de la penitencia que debía realizarse, aunque queda en el alma una señal o cualidad de que ha sido pecador y debe repararlo. Esto que falta por expiar se purifica mediante los sufrimientos y buenas obras de esta vida, con las penas del purgatorio, y mediante las indulgencias.

4. ¿Qué son las indulgencias? Digamos dos definiciones:

 

 

 

Brevemente: indulgencia es la supresión de la pena debida por los pecados que la Iglesia otorga a quien realice determinadas acciones.

 

 

 

La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos. (cfr. Mt 16, 19).

5. ¿Las indulgencias pueden aplicarse a los difuntos? Las indulgencias siempre son aplicables o a sí mismos o a las almas de los difuntos, pero no son aplicables a otras personas vivas en la tierra. Algunas indulgencias sólo pueden aplicarse a los difuntos; por ejemplo, rezando por ellos en un cementerio se consigue una indulgencia parcial, que será plenaria si se hace los días 1 al 8 de noviembre (una cada día).

6. Tipos de indulgencias: Las indulgencias se agrupan en dos clases:

 

 

 

Indulgencias plenarias: borran todo resto de pecado dejando el alma dispuesta para entrar inmediatamente en el cielo.

 

 

 

Indulgencias parciales: borran parte de la pena que los pecados cometidos reclaman.

B. INDULGENCIAS PLENARIAS

1. Condiciones para conseguir una indulgencia plenaria: Esta indulgencia tiene un valor muy grande y requiere varias condiciones:

 

 

 

Los mismos requisitos que en las indulgencias parciales:

 

 

 

. realizar la acción que la Iglesia premia con esta indulgencia.

 

 

 

. estar en gracia de Dios antes de acabar la obra premiada.

 

 

 

. tener intención al menos general de ganar la indulgencia.

 

 

 

Sólo se puede ganar una indulgencia plenaria cada día.

 

 

 

Tener la disposición interior de un desapego total del pecado, incluso venial.

 

 

 

Confesarse, al menos veinte días antes o después de realizar la acción premiada (sin olvidar que hay que estar en gracia de Dios antes de acabar la acción). Una misma confesión puede servir para ganar varias indulgencias plenarias.

 

 

 

Comulgar, en ese mismo periodo de tiempo.

 

 

 

Rezar por las intenciones del Papa un Padrenuestro y un Avemaría, u otras oraciones. Debe hacerse también en esos días.

2. ¿Qué acciones están premiadas con indulgencia plenaria? Cualquier día se puede obtener una indulgencia plenaria en estos casos:

 

 

 

Adoración a la Eucaristía durante media hora.

 

 

 

Realización del Via Crucis recorriendo las catorce estaciones erigidas meditando la Pasión del Señor.

 

 

 

Rezo del santo Rosario en una iglesia, o en familia, o acompañado de otros.

 

 

 

Lectura o audición de la Sagrada escritura durante media hora.

3. Indulgencias plenarias en circunstancias especiales.- En determinadas ocasiones pueden ganarse indulgencias plenarias. Por ejemplo:

 

 

 

En el momento de la muerte a quien hubiere rezado algo durante su vida (es muy consolador). En este caso no se precisa la confesión, ni la comunión, ni la oración por el Papa; pero es necesario estar bien dispuesto: en gracia de Dios, rechazando cualquier pecado, y habiendo deseado alguna vez ganar esta indulgencia.

 

 

 

Rezar un padrenuestro y un credo en un santuario o basílica (se concede una vez al año por santuario; santuario es una iglesia con muchos peregrinos, aprobada como santuario por el Obispo correspondiente).

 

 

 

Recibir la bendición papal Urbi et Orbi (o escucharla por radio o televisión, en directo).

 

 

 

Realizar ejercicios espirituales de al menos tres días completos.

 

 

 

Asistir a una primera Comunión.

4. Indulgencias plenarias en fechas especiales.- Hay varios días al año donde se pueden conseguir indulgencias plenarias, con algunas condiciones. Por ejemplo:

 

 

 

31 de diciembre: recitando solemnemente un "Te Deum" en una iglesia, dando gracias a Dios por los beneficios recibidos el último año.

 

 

 

1 de enero: recitando solemnemente el "Veni Creator" en una iglesia.

 

 

 

Los viernes de Cuaresma: después de comulgar, rezando ante un crucifijo la oración "Miradme o mi amado y buen Jesús".

 

 

 

En los oficios de Semana Santa:

 

 

 

. jueves santo: recitando el "Tantum ergo" durante la exposición que sigue a la Misa.

 

 

 

. viernes santo: asistiendo a los oficios.

 

 

 

. sábado santo: renovando las promesas bautismales en la Vigilia Pascual.

 

 

 

Pentecostés: recitando solemnemente el "Veni Creator" en una iglesia.

 

 

 

Corpus Christi: participando en la procesión eucarística (dentro o fuera de la iglesia).

 

 

 

2 Agosto: rezando un padrenuestro y un credo en la catedral o parroquia.

5. Indulgencias plenarias particulares.- Muchas instituciones gozan de indulgencias en determinados días del año, coincidiendo normalmente con fechas o santos propios. Hay un caso especialmente interesante, pues quienes llevan el escapulario del Carmen se unen a la familia carmelita y pueden ganar indulgencia plenaria el día en que le imponen el escapulario y los siguientes días:

 

 

 

16 de mayo (San Simón Stock).

 

 

 

16 de julio (Virgen del Carmen).

 

 

 

20 de julio (San Elías Profeta).

 

 

 

1 de octubre (Santa Teresa de Lisieux).

 

 

 

15 de octubre (Santa Teresa de Jesús).

 

 

 

14 de noviembre (Todos los Santos Carmelitas).

 

 

 

14 de diciembre (San Juan de la Cruz).

C. INDULGENCIAS PARCIALES

1. Condiciones para conseguir una indulgencia parcial: Cada día pueden ganarse muchas indulgencias parciales, con cumplir sólo tres condiciones: estar en gracia de Dios, realizar las obras que la Iglesia premia con esa indulgencia, y tener intención al menos general de ganar la indulgencia.

2. ¿Qué premios aportan las indulgencias parciales? Las indulgencias parciales proporcionan una remisión de la pena del mismo valor que el otorgado por esa misma acción. Dicho de otro modo: en las indulgencias parciales, la Iglesia duplica el mérito de esas acciones.

3. Oraciones premiadas con indulgencia parcial. Digamos unas cuantas (todas ellas deben rezarse piadosamente, como es lógico):

 

 

 

El Angelus, el Magnificat, la Salve, el Acordaos, las Letanías u otras oraciones marianas aprobadas. Lo mismo a san José o al propio ángel custodio. También con el Credo.

 

 

 

rezar con devoción filial por el Papa una oración aprobada.

 

 

 

rezar agradecido la oración por los benefactores.

 

 

 

rezar antes y después de comer una oración aprobada de súplica y de acción de gracias. Lo mismo al empezar y acabar el día o el trabajo.

 

 

 

visitar al Santísimo adorándolo; rezar una comunión espiritual; recitar una de las oraciones aprobadas de acción de gracias tras la Comunión (ej.: Alma de Cristo; Miradme o mi amado y buen Jesús).

 

 

 

hacer examen de conciencia con propósito de enmendarse; rezar el Yo Confieso u otro acto de contrición aprobado.

 

 

 

hacer la señal de la cruz diciendo En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

3. Otros ejemplos de indulgencias parciales. Si falta algún requisito a una indulgencia plenaria, suele alcanzarse una indulgencia parcial. Además de esto, hay muchas acciones premiadas por la iglesia con indulgencia parcial. Digamos unas cuantas:

 

 

 

decir mentalmente una oración breve al trabajar o al soportar los sufrimientos de la vida.

 

 

 

dedicarse uno mismo o gastar bienes en servicio a los demás, por amor a Dios.

 

 

 

privarse libremente de algo grato y correcto, con espíritu de penitencia.

 

 

 

dar testimonio de la propia fe; trabajar en la enseñanza o trasmisión de la doctrina cristiana.

 

 

 

usar piadosamente un objeto de piedad bendecido (crucifijo, rosario, escapulario o medalla).

 

 

 

dedicar un tiempo a orar.

 

 

 

asistir devotamente a cualquier predicación de la palabra de Dios.

 

 

 

asistir piadosamente a una novena pública (ej.: Inmaculada).

4.¿Es raro que no se haya mencionado la misa? Según la tradición, no se incluye la participación en la misa ni los sacramentos entre las indulgencias pues ya tienen en sí mismos una gran eficacia santificadora y de purificación.

5. ¿Dónde encontrar todas las indulgencias? Sobre las condiciones para ganar indulgencias hay un breve resumen en esta web del vaticano (en español). Las normas completas están en estos documentos, también del vaticano (un texto muy amplio en latín, con un resumen al final).

INFIERNO

1. ¿Qué es el infierno? Se llama infierno al destino de quienes mueren en pecado mortal. Es la sentencia condenatoria del juicio de Dios. Es la situación de castigo y sufrimiento que padecen quienes murieron sin arrepentirse de sus pecados graves.

2. ¿Qué castigos hay en el infierno? Los sufrimientos del infierno son eternos, nunca terminan, y suelen agruparse en dos tipos:

 

 

 

Pena de daño.- Apartamiento de Dios, Bien supremo. Es lo más trágico del infierno.

 

 

 

Pena de sentido.- Graves sufrimientos que incluyen la presencia y odio de los demonios y de otros hombres condenados. Suele mencionarse un fuego especial.

3. ¿Quiénes están ahora en el infierno? Ahora mismo sufren esa situación los hombres que murieron sin arrepentirse de sus pecados y los demonios. Entre los demonios se conoce uno especialmente malvado que suele llamarse satanás. Entre los hombres condenados no se sabe con seguridad el nombre de ninguno, como tampoco se conocen los nombres de quienes están en el cielo, salvo los santos reconocidos por la Iglesia. Varios santos mencionan visiones de hombres y demonios condenados en el infierno, pero no dan nombres concretos.

4. ¿El infierno es una autocondena? En parte es una autocondena pues cada persona toma deliberadamente las decisiones que le llevan a esa situación. En parte es una sentencia divina, pues el Señor lo ha establecido así.

5. ¿Si Dios es bueno y misericordioso, cómo hay infierno? Este tema ha sido muy comentado. Demos algunas respuestas:

 

 

 

Dios ha querido que la libertad humana sea real, de modo que no da lo mismo obrar bien que mal. Nuestras decisiones determinan nuestro destino.

 

 

 

La bondad y misericordia divinas se muestran en las abundantes facilidades que proporciona para salvarnos. Por ejemplo: perdona nuestros pecados una y otra vez, cada vez que nos confesamos. Estos medios de salvación le costaron su pasión y muerte en la Cruz.

 

 

 

Probablemente las penas del infierno son inferiores a las que merecen los pecados.

6. ¿No podría ser el infierno de duración limitada? Los ángeles poseen una voluntad muy fuerte, y sus decisiones son irrevocables. Por esto los demonios no pueden arrepentirse de las decisiones malvadas que tomaron. Lo mismo sucede con las almas de los condenados: después de la muerte su voluntad queda ya firmemente dirigida hacia el mal y no pueden arrepentirse

JESUCRISTO

1. ¿Quién es Jesucristo? Es el Hijo de Dios hecho hombre. La Segunda persona de la Trinidad tomó la naturaleza humana y nació de la Virgen María. Así Jesucristo es perfecto Dios y perfecto hombre.

2. ¿Cómo sabemos que Jesucristo es perfecto hombre? Por sus actos humanos. Por los mismos motivos que al ver una persona sabemos que es un hombre. Jesucristo nació, trabajó, rezó, sufrió, tuvo amigos y lloró por ellos,...

3. ¿Cómo sabemos que Jesucristo es Dios? Por sus actos divinos. Hizo abundantes milagros y habló con autoridad divina. Por ejemplo, al comentar los mandamientos que Dios había dado a Moisés, los mejoró afirmando: "pero yo os digo".

4. ¿Otros santos no han hecho milagros? Sí. Muchos, pero de modo diferente. Cuando los santos hacen milagros ponen mucho cuidado en atribuir esos hechos a Dios porque saben que actúan por el poder que el Señor les concede. En cambio, Jesucristo actuaba por su propio poder: "yo te lo digo, levántate".

5. Algunas consecuencias de la divinidad de Cristo

 

 

 

Sus palabras son importantes pues son la voz de Dios. De ahí el gran interés de conocer su doctrina y practicarla.

 

 

 

Su claro amor por los hombres es maravilloso pues es el amor de Dios. Saber que Dios nos ama es motivo de agradecimiento y fuerte impulso para servirle generosamente.

 

 

 

Los medios de santificación que dejó (los 7 sacramentos) son esenciales pues son ayudas de Dios. Y lógicamente procuramos recibirlos con frecuencia.

 

 

 

La Iglesia que fundó es imprescindible pues la fundó Dios. Ella conserva y transmite lo que Cristo nos dejó.

6. ¿Qué conservamos de la estancia de Cristo en la tierra? La presencia de Dios entre nosotros es el hecho más grandioso en la historia de la humanidad. Aparte de los restos arqueológicos, conservamos tres cosas principales del paso de Cristo por la tierra:

 

 

 

Su doctrina, sus enseñanzas, su ejemplo.

 

 

 

Los 7 sacramentos que Él instituyó.

 

 

 

El Papa, el sucesor de Pedro, que vela porque esas enseñanzas se conserven y difundan por todo el mundo.

7. ¿Cómo se sabe que los sacramentos y enseñanzas de Cristo son tales y no otras? Porque el Papa avala unas doctrinas y descarta otras. Para ello cuenta con la ayuda divina pues obviamente el Señor desea que sus enseñanzas se transmitan sin errores.

J.M.J.

 

 

 

A. Características de las JMJ.

 

 

 

B. Recomendaciones.

A. CARACTERÍSTICAS DE LAS JMJ

1. ¿Qué son las jornadas mundiales de la juventud? Las JMJ son reuniones periódicas del Papa con los jóvenes de todo el mundo para ayudarles a que pongan a Jesucristo en el centro de su vida.

2. ¿Qué se pretende con las jornadas mundiales de la juventud? Además de ese fin principal de fundamentar la vida sobre la roca que es Cristo, se persiguen varias cosas:

 

 

 

Las JMJ son ocasiones para que los jóvenes muestren su fe y amor a Dios.

 

 

 

los jóvenes se preguntan sobre las aspiraciones más profundas.

 

 

 

Experimentan su unión en la Iglesia y con el Papa.

 

 

 

En las JMJ los jóvenes se comprometen en la tarea apostólica de evangelizar el mundo.

 

 

 

Las JMJ construyen puentes de fraternidad entre continentes, pueblos y culturas.

3. ¿Cómo se logra esto en las JMJ? Las jornadas mundiales de la juventud son amplias catequesis que invitan a la conversión a Cristo a partir de los interrogantes profundos planteados por los jóvenes. Esta catequesis se basa en la palabra de Dios y en la oración.

4. ¿Cómo empezaron las JMJ? En 1985 hubo en Roma un encuentro mundial de jóvenes con motivo del año internacional de la juventud. Y el Papa dedicó una Carta Apostólica a los jóvenes (31 de marzo de 1985). Meses después anuncia la institución de la Jornada Mundial de la Juventud (20 de diciembre de 1985).

5. ¿Dónde han tenido lugar? Aparte de las jornadas diocesanas de Roma, las JMJ internacionales se han celebrado en varios países: Buenos Aires, Santiago de Compostela, Czestochowa, Denver, Manila, París, Roma, Toronto, Colonia, Sydney (2008).

B. RECOMENDACIONES

1. Antes del viaje.- Irá bien confesarse. De este modo el Espíritu Santo en el alma en gracia ayudará mucho a que se obtengan mayores frutos espirituales de estas jornadas. Esta confesión es necesaria para ganar la indulgencia plenaria que el Papa suele otorgar a los participantes.

2. Durante el viaje.- Probablemente se disponga de algún tiempo para rezar. Se sugiere el rezo del Rosario rogando por el Papa y por sus intenciones. Para animarse a rezarlo, puede ir bien leer la historia del Rosario.

3. En las jornadas.- Habrá diversas situaciones que cada uno podrá aprovechar:

 

 

 

Momentos de mayor oración y unión con el Papa.

 

 

 

Tiempos de alegría y convivencia, conociendo y respetando a personas de otras lenguas y culturas.

 

 

 

Ocasiones de recorridos culturales, etc.

4. Después de las jornadas.- Conviene sacar algunos propósitos, para que estas jornadas originen una mejora personal. Un día de oración está bien, pero las cualidades se adquieren a base de repetir actos. Por esto, será bueno hacerse un plan sobre lo que uno desea realizar en adelante. Por ejemplo, confesión y misa frecuentes, oración diaria, estudio responsable, servicio en la familia, etc.

 

JUICIO FINAL

1. ¿Qué es el juicio particular? Inmediatamente después de la muerte tiene lugar el juicio particular, donde cada alma recibe el premio o castigo que sus obras merecen. Y se dirige al cielo o al infierno. O tal vez al purgatorio por un tiempo.

2. ¿De qué se nos juzgará? Dios nuestro Señor nos juzgará sobre:

 

 

 

Las cosas buenas que hemos hecho, incluidos los buenos deseos.

 

 

 

Las cosas buenas que hemos dejado de hacer (omisiones).

 

 

 

Las cosas malas que hayamos hecho, incluidos los malos pensamientos.

 

 

 

Las consecuencias de nuestros actos.

3. ¿Cuál será el criterio de medición? En su juicio, el Señor con su sabiduría infinita medirá nuestras acciones según se adaptaron a la voluntad divina, teniendo en cuenta los dones que cada uno ha recibido.

4. ¿Qué es el juicio final? Al llegar el fin del mundo, los cuerpos resucitarán unidos a sus almas para recibir conjuntamente el mismo premio o castigo que ya el alma había asumido.

5. ¿Por qué conviene que haya un juicio final? ¿No basta con el particular? La sentencia es la misma, pero conviene un juicio final para que las sentencias sean públicas, se vea cumplir la justicia divina y aumente la gloria de Dios.

6. ¿En el juicio final se sabrá todo? En el juicio final saldrán a la luz pública las obras buenas y malas de cada persona con sus consecuencias. Incluidas las omisiones u obras buenas que se dejaron de hacer.

JUSTICIA

1. ¿Qué es la justicia? En cuanto cualidad personal, la justicia es la virtud o hábito bueno de dar a cada uno lo suyo, lo que le corresponde, lo que se le debe otorgar. Habitualmente se entiende en temas económicos, pero la justicia abarca otros aspectos más olvidados.

2. ¿Qué aspectos olvidados abarca la justicia? Dentro de los deberes de justicia se incluyen los siguientes:

 

 

 

El respeto a los padres y autoridades. Es justo obedecerles y respetarles. Es un deber respecto a ellos.

 

 

 

Cumplir las obligaciones profesionales, incluso los estudiantes. Esto último es un deber respecto a la familia y la sociedad, que cuentan con su preparación actual para el trabajo futuro.

 

 

 

Cumplir las obligaciones respecto a Dios. Es un aspecto de la justicia muy olvidado. Los hombres no somos dioses sino criaturas, y tenemos deberes respecto al Creador. Por ejemplo, faltar a misa un domingo es una injusticia.

 

 

 

El respeto a la dignidad humana. A cada persona se le debe otorgar un trato propio de un ser humano, que incluye evitar discriminaciones.

 

 

 

En general, cada uno es muy sensible a las injusticias que padece, pero es fácil olvidar las injusticias que hace padecer a los demás con burlas, críticas y desaires. Cuidando estas cosas mejora mucho el ambiente. Lo mismo sucede si hay lealtad.

3. ¿La lealtad tiene que ver con la justicia? La lealtad incluye el deber de cumplir la palabra dada y los compromisos adquiridos, que son deberes de justicia. Por ejemplo:

 

 

 

El matrimonio incluye el compromiso de no unirse con otra persona. El adulterio es injusto.

 

 

 

El cumplimiento de contratos es un deber de justicia y de lealtad.

 

 

 

La perseverancia en una vocación es un deber de justicia y de lealtad pues se aceptó ese compromiso con Dios. Un compromiso de amor maravilloso

LIBERTAD

- Libertad es una palabra que nos gusta oír. Somos partidarios de la libertad. Pero al mismo tiempo algo nos hace pensar que hay matizaciones y aspectos menos claros. Por ejemplo, la libertad de un asesino es una libertad malvada, mal empleada. Comencemos, pues, a matizar:

 

 

 

A. ¿Quién es más libre?

 

 

 

B. Aclarando lo que la libertad no es.

 

 

 

C. ¿Qué es y cómo crece la libertad?

A. ¿QUIEN ES MÁS LIBRE?

1. ¿Es más libre el que siempre sigue sus caprichos? Más bien es esclavo de sus apetencias. Así lo reconocía una joven que afirmaba: "Me gusta sacrificarme de vez en cuando, pues esto me hace sentirme libre".

2. ¿Un caballo salvaje es libre? Ningún animal es libre. Un caballo salvaje parece gozar de libertad de movimientos, pero los instintos le dirigen inevitablemente. Sólo los seres inteligentes son libres.

3. ¿Es más libre quien cambia de criterios según el ambiente? Más bien es esclavo del ambiente, como una veleta no se mueve por sí misma sino al dictado del viento. Otra cosa diferente es la persona que sin faltar a sus ideales sabe manejarse con flexibilidad.

4. ¿Quién no decide es más libre? Es más indeciso. Aparenta más libertad porque tiene más opciones donde escoger al no haberse comprometido con ninguna. Pero en realidad no se es más libre por el número de opciones sino por saber descubrir y elegir las correctas. El recién nacido y el animal salvaje tienen muchas posibilidades, pero no son libres. Quien nunca decide deteriora su libertad pues en ocasiones futuras le será más difícil escoger. Por otro lado, mientras no se decida está eligiendo no actuar y su pasividad le domina.

5. Quien no tiene metas en su vida es más libre? El barco mercante que nunca llega a puerto es inútil, por mucho que navegue. La inteligencia que no descubre verdades es defectuosa, por mucho que piense. La libertad sin fines donde ir es una herramienta inservible. La mejor libertad es la que conduce a puertos mejores.

B. ACLARANDO LO QUE LA LIBERTAD NO ES

6. ¿Puesto que soy libre puedo hacer lo que me da la gana? Bueno, pero esto no significa que dé lo mismo. No es indiferente escoger el bien o el mal. No da igual conseguir dinero mediante el trabajo o a base de robos y asesinatos. En ambos casos son decisiones libres, pero una es equivocada y malvada. Somos responsables de nuestras elecciones.

7. ¿La libertad humana es absoluta? Es limitada. No podemos respirar bajo el agua, ni volar, etc. No somos todopoderosos, pero dentro de nuestras limitaciones podemos dirigir nuestra vida en un sentido u otro.

8. ¿Libertad es capacidad de elegir? Los animales y seres privados de razón también escogen, pero no son libres. (Y no se les encarcela porque no son responsables de sus actos). La libertad requiere elegir inteligentemente.

9. ¿Libertad es capacidad de elegir el mal? No. No. El ser más libre de todos es Dios y nunca escoge el mal. Elegir el mal es un error de la inteligencia o de la voluntad. Manifiesta que hay libertad pero una libertad defectuosa, capaz de equivocarse. Precisamente del mal hay que librarse. ("Líbranos del mal").

    De modo semejante, quien hace un razonamiento equivocado muestra que piensa, pero su inteligencia es pobre. Las cosas no se definen por sus errores: la inteligencia no es la facultad de fallar razonando; un coche no es un medio de accidentarse viajando; la libertad no es la capacidad de equivocarse eligiendo. No se trata de escoger deliberadamente mal sino bien. La mejor libertad es la que siempre reconoce y elige el bien, como la mejor inteligencia es la que razona siempre bien alcanzando la verdad.

C. ¿QUÉ ES Y CÓMO CRECE LA LIBERTAD?

10. La libertad requiere el uso de la inteligencia y de la voluntad. Es una capacidad propia de los seres inteligentes que eligen empleando su inteligencia y voluntad.

11. La libertad necesita de la verdad. La libertad requiere: del entendimiento (facultad que busca la verdad) y de la voluntad (facultad que busca el bien). Usando ambas el hombre puede determinar dónde está el bien verdadero y escogerlo.

12. Definiciones de libertad. Estas tres definiciones coinciden:

    a) Capacidad de elegir inteligentemente.

    b) Capacidad de realizar acciones deliberadas.

    c) Capacidad de elegir el bien previamente conocido.

13. ¿Puede crecer la libertad? Puede aumentar en el sentido de adquirir mayor facilidad de conocer y escoger el bien. Mejorará a base de realizar buenas elecciones, pues se crea el hábito de optar por el bien.

14. ¿Cómo disminuye la libertad? Disminuye con los pecados, pues los vicios dificultan elegir bien. "El que peca es esclavo del pecado". Por ejemplo, la persona que se deja vencer por la pereza cada vez se vuelve más perezosa y le cuesta escoger bien en asuntos que supongan esfuerzo.

15. ¿Quiénes ayudan a ser libres? Los que difunden la verdad -"la verdad os hará libres"-, y ayudan a escoger el bien. Por ejemplo, quien invita a un amigo a drogarse le dificulta la libertad atándole a ese defecto; en cambio, quien anima a trabajar, rezar o comportarse bien facilita el buen ejercicio de la libertad.

16. ¿Dónde se da la mayor libertad? En el cielo, donde la inteligencia y voluntad alcanzan su mayor perfección, descubren con toda facilidad donde está el bien verdadero y eligen siempre con acierto.

MACHISMO

 

 

 

A. Ideas generales.

 

 

 

B. Actitudes correctas.

 

 

 

C. En la vida espiritual.

 

A. IDEAS GENERALES

 

1. ¿Qué es el machismo? Un conjunto de actitudes y comportamientos que rebajan injustamente la dignidad de la mujer en comparación con el varón. (Hablamos aquí del machismo pernicioso y rechazable, no del machismo bromista, indiferente o chulesco que no tiene mayor importancia).

2. ¿Injustamente? En este tema la justicia ocupa un papel importante: si un comportamiento es justo, no hay machismo. Hay circunstancias donde la mujer está más cualificada y sería machismo postergarla. En cambio, hay otros casos donde el varón está más dotado; es justo reconocerlo y no hay machismo sino realismo.

3. Ejemplos de actitudes machistas: Limitar o estorbar el acceso de la mujer a la universidad, a la cultura o a los puestos de dirección; intentar que la mujer piense, vista o se comporte como el varón; considerar a la mujer como objeto sexual para uso y gusto del varón... Estos comportamientos son injustos con la dignidad de la mujer y deben rechazarse.

4. Aclaraciones. En este enfrentamiento entre hombres y mujeres cabe equivocarse por exceso o por defecto. Para evitar estos errores conviene tener en cuenta los siguientes aspectos:

 

 

 

No es bueno plantear el tema como lucha. Más bien se trata de conseguir entendimiento y colaboración: solidaridad. Se pretende que ambos mejoren, que se alegren con la dignidad del otro.

 

 

 

El feminismo o el machismo no es el valor absoluto y principal. Debe tener en cuenta otros aspectos, como la justicia, la caridad, la libertad de asociación...

 

 

 

El ideal no es la igualdad absoluta: no se trata de que las mujeres sean hombres, sino de que hombre y mujer gocen de la misma dignidad como personas.

 

 

 

El hombre y la mujer son distintos, y esas diferencias se deben respetar. Se trata de fomentar la igualdad en lo que son iguales, y la diferenciación en lo que son diferentes.

B. ACTITUDES CORRECTAS

 

Veamos unos ejemplos de buenos comportamientos explicando dónde defender la igualdad, dónde la diversidad, y qué exageraciones deben evitarse:

5. En el trabajo y en la política

- Igualdad de derechos para optar a un puesto de trabajo o de gobierno.

- Diferenciación:

        . Deben regularse bien las ausencias por embarazo.

        . Hay puestos que las mujeres desempeñan mejor (amas de casa, enfermeras,...). Esas labores no se deben menospreciar, como tampoco son rechazables las tareas más propias de varones (cargador de muelle...).

- Aclaración: dentro de la libertad de contratación, una empresa puede fichar un predominio de varones sin ser machista: habría machismo si la mujer no dispusiera de otras empresas con puestos de trabajo igualmente cualificados. Tampoco hay machismo si se contrata a un varón por su mejor preparación profesional.

6. En la cultura (aspecto fundamental en estos temas).

- Igualdad de derechos para acceder a la cultura (escolarización, universidad,...).

- Diferenciación: Libertad para seguir tendencias culturales distintas a las varoniles, como su atención por la moda. Esas inclinaciones no se deben menospreciar. (Tampoco es rechazable el interés del varón por el rugby).

- Aclaración: los colegios y universidades para varones no son machistas de por sí, sino que entran dentro de la libertad de asociación. Serían machistas si hubiera menosprecio, o si la mujer no dispusiera de instituciones similares donde acceder a la cultura.

7. En el sexo

- Igualdad de derechos a que su cuerpo -y su alma- sean respetados.

- Diferenciación: es distinto el modo de ejercitar y proteger ese respeto. Por ejemplo, la mujer debe cuidar más la modestia en el vestir.

- Aclaraciones:

        . La pornografía es claramente machista pues rebaja la dignidad de la persona convirtiéndola en objeto sexual.

        . Los atentados contra la maternidad (métodos anticonceptivos, aborto,...) son perjudiciales para la mujer pues le privan de un don muy grande. Serán machistas si con ellos el hombre desprecia a la mujer utilizándola a su gusto.

8. En el matrimonio

- Igualdad: Uno con una y una con uno. El amor mutuo debe ser exclusivo. El harén o los amantes rebajan la dignidad del cónyuge.

- Diferenciación: El modo de amarse es distinto. Por ejemplo, en general una rosa es más bien una muestra de amor hacia la mujer.

- Aclaraciones:

        . La poligamia es claramente machista.

        . El divorcio es perjudicial para la familia, pero sólo será machista en los casos similares a una poligamia por etapas. En la práctica las leyes de divorcio son machistas, pues la realidad ha mostrado que la mujer suele salir más perjudicada.

9. En el deporte

- Igualdad de derechos a la práctica deportiva.

- Diferenciación:

        . Es correcto que haya categorías distintas para el hombre y la mujer. Puede parecer una separación machista, pero no es machismo sino justo realismo: tienen diferente capacidad atlética.

        . Los vestuarios deben estar separados.

- Aclaración: Las asociaciones deportivas para hombres no son machistas de por sí, pues hay libertad de asociarse con quien se desee. Sólo serían machistas si las mujeres no pudieran disponer de otras similares, o si esa selección fuera unida al menosprecio.

C. EN LA VIDA ESPIRITUAL

10. En la santidad

- Igualdad: Todas las personas están llamadas a la máxima santidad, a la unión con Cristo, al cielo.

- Diferenciación: El modo de alcanzar la santidad es distinto. Por ejemplo, las mujeres tienen más facilidad para unas virtudes, mientras que deben esforzarse más en otras.

- Aclaración: Los institutos religiosos para hombres no son machistas, pues ni menosprecian a la mujer, ni excluyen otros caminos de santidad para ellas. (También está la libertad divina de elegir fundaciones).

11. Aclaración del sacerdocio ministerial.- Tema debatido pues en la religión católica sólo los hombres pueden ser sacerdotes. No hay menosprecio pero sí exclusión clara y a primera vista injusta: machismo. La verdad sin embargo es otra; no hay machismo sino realismo: las mujeres no pueden ser sacerdotes por falta de capacidad; por tanto es justo que no lo sean.

12. ¿Falta de capacidad? Las mujeres pueden ser madres de sacerdotes como María madre de Cristo, pero Cristo fue varón y varón debe ser quien hace sus veces en la tierra. Evidentemente aquí interviene la libertad divina de organizar así las cosas, y no dudamos de la sabiduría y justicia de Dios.

13. ¿Catolicismo machista? La religión católica es la institución que más ha defendido la mujer a lo largo de la historia, y es la única que eleva la dignidad de una mujer a la categoría increíble de Madre de Dios. Se diría ahora que el catolicismo es marcadamente feminista. Menos mal que los sacerdotes sólo pueden ser hombres y así se equilibra un poco la situación. El Señor ha dispuesto las cosas muy bien.

14. No lo veo claro, me dice un amigo y continúa: las mujeres pueden ser embajadoras que representen a un país. ¿Por qué no van a ser capaces de representar a Cristo?.- No es el mismo tipo de representación. Veamos lo que sucede en la misa. El sacerdote afirma "esto es mi cuerpo" y en ese momento el pan no pasa a ser el cuerpo del sacerdote sino el de Cristo. En esos instantes el sacerdote ha prestado su voz y su persona a Cristo para que Él diga "esto es mi cuerpo". Es ya difícil a la fe aceptar esa presencia de Cristo en el sacerdote. Más difícil sería si se tratara de una mujer. El Señor ha dispuesto las cosas muy bien.

15. El sacerdocio es una vocación divina que el Señor da libremente a quien desea. Cualquier vocación es un gran honor -y una responsabilidad- para la persona elegida, pero no un desprecio para las demás. El Creador no está obligado a otorgar ese don a todos, y no es injusto cuando lo da a unos y no a otros. Es libre.

MADUREZ

 

 

 

A. ¿Cómo se alcanza la madurez?

 

 

 

B. La madurez y la edad.

 

 

 

C. La madurez en el amor.

A. ¿CÓMO SE ALCANZA LA MADUREZ?

1. ¿Qué es la madurez? Es una cualidad de la persona que expresa una elevada perfección humana.

2. ¿Cómo se consigue esa perfección humana? Mediante la repetición de buenas acciones. Con esta reiteración se adquieren los buenos hábitos -virtudes humanas- que proporcionan facilidad y naturalidad en obrar acertadamente: madurez.

3. ¿Qué hábitos o virtudes son más destacables en la madurez? En la perfección humana todas las virtudes son importantes y ninguna debería faltar. Por ejemplo:

 

 

 

fortaleza, reciedumbre, paciencia...: si hay madurez, se soportan las dificultades con entereza.

 

 

 

templanza, castidad, sobriedad...: la persona madura sabe dominar su propio cuerpo y no es esclava de sus caprichos.

 

 

 

prudencia, reflexión, consejo...: quizá estas cualidades son lo que más se entiende por madurez. Es correcto, siempre que la prudencia no sea indecisión ni egoísmo.

 

 

 

sinceridad, realismo, responsabilidad...: la madurez incluye un ejercicio responsable de la libertad, reconociendo y reparando los errores y sus consecuencias

 

 

 

caridad, generosidad...: una persona madura desea servir a los demás, huye del egoísmo.

 

 

 

constancia, perseverancia, laboriosidad...

4. ¿Cómo adquirir esas virtudes más fácilmente? Acompañados. Procurarse la amistad de personas virtuosas y la ayuda de Dios. Algún esfuerzo es inevitable, pero la compañía de Dios y de los demás facilita las cosas.

5. ¿Por dónde empezar? Cada persona deberá prestar mayor atención a una virtud u otra teniendo en cuenta lo que le aconsejan. En general, para crecer en madurez se pueden recomendar dos cosas -resumiendo mucho-:

 

 

 

Esforzarse en un trabajo serio, responsable, constante, bien hecho. Una persona trabajadora ejercita muchas virtudes y madura antes.

 

 

 

Confesarse a menudo. Aparentemente esto no guarda relación con la madurez. Sin embargo, ayuda mucho por dos motivos:

 

 

 

a) La confesión es un ejercicio de sinceridad, realismo y responsabilidad. Uno reconoce sus errores y pide perdón.

 

 

 

b) La madurez se alcanza a base de repetir buenas acciones; en cambio, cada pecado es un acto en dirección contraria que inclina la voluntad hacia el mal. La confesión borra los pecados, reordena la voluntad, y proporciona gracias de Dios para seguir avanzando en la buena dirección. Así perfecciona cualquier virtud.

6. ¿Madurez es lo mismo que santidad? Normalmente la madurez se entiende sólo como perfección humana natural, mientras que la santidad equivale a la madurez humana y sobrenatural. La santidad es la perfección en las virtudes humanas y sobrenaturales imitando a Cristo, perfecto Dios y perfecto hombre.

B. LA MADUREZ Y LA EDAD

1. ¿La madurez depende de la edad? Un poco sí, pues las personas excesivamente jóvenes no han tenido tiempo de consolidar esos buenos hábitos o virtudes. Sin embargo, lo decisivo no es la edad sino el esfuerzo continuo por llevar una vida ejemplar.

2. ¿Es posible la madurez en los niños? Se puede hablar de madurez infantil cuando los niños ejercitan las virtudes propias de la madurez del modo adecuado a su edad. Por ejemplo, un niño así:

 

 

 

jugará mucho, pero también cumplirá responsablemente sus tareas.

 

 

 

le gustarán los dulces, pero no será caprichoso.

 

 

 

meterá la pata, pero sabrá reconocerlo.

 

 

 

le gustará ayudar y servir a los demás, aunque su aportación sea limitada.

3. ¿En los mayores siempre hay madurez? Las personas mayores han alcanzado la madurez física, biológica; pero esta madurez no es la principal: hay adultos irresponsables, egoístas, imprudentes, con falta de sobriedad y reciedumbre, etc., y en estos casos no puede decirse que posean la perfección humana propia de la madurez. Desde luego también hay personas mayores cuyas virtudes superan en mucho a sus pequeños defectos.

4. ¿Y la madurez en la adolescencia? Obviamente si en la infancia puede hablarse de cierta madurez, con mayor motivo en la adolescencia. Y en sentido contrario si hay adultos inmaduros, también los hay adolescentes. En general, habrá madurez en la adolescencia cuando el joven ejercita las virtudes propias de la madurez del modo adecuado a su edad. En cambio la inmadurez típica de estas edades consiste en reclamar derechos de adulto en lo que todavía es joven, y actuar infantilmente donde ya se es mayor.

5. ¿Ejemplos de inmadurez en la adolescencia? En el aspecto de creerse mayor donde todavía no lo es, hay varios ejemplos que reflejan la llamada "edad del pavo":

 

 

 

la rebeldía y falta de respeto hacia los padres y profesores, reclamando independencia como si no se necesitara de ellos.

 

 

 

la exigencia de derechos y libertades, cuando aún se carece de responsabilidad para cumplir los propios deberes.

En el aspecto de comportamiento infantil la inmadurez se puede apreciar en:

 

 

 

el afán excesivo por divertirse, cuando la edad de jugar ha terminado y el juego debe ir dejando paso al trabajo responsable.

 

 

 

la pretensión de conseguir las cosas sin esfuerzo, como les pasa a los niños.

6. ¿Por qué es muestra de inmadurez enfrentarse a los adultos? La auténtica madurez no necesita de rebeldías, ni de faltas de respeto, ni reclama más libertades. Una persona mayor no necesita de estas cosas para sentirse mayor; y los que le rodean reconocen su madurez sin esos comportamientos.

7. ¿Ejemplos de madurez en la adolescencia? Aunque sus aportaciones a la sociedad sean aún reducidas, la madurez de un adolescente se muestra cuando:

 

 

 

Es trabajador y responsable con sus deberes.

 

 

 

Es servicial e interesado por ayudar a los demás.

 

 

 

Es constante en sus esfuerzos.

 

 

 

Escucha y agradece los consejos.

C. MADUREZ EN EL AMOR

1. ¿Para amar es necesario un grado de madurez? Amar es desear el bien a otro. Ama a alguien quien desea su bien. El verdadero amor exige que el egoísmo sea reducido, y esto es una característica clara de madurez.

2. ¿El divorcio tiene que ver con la madurez? El divorcio y los problemas matrimoniales se relacionan directamente con la falta de madurez en el amor. El egoísmo e incomprensión, la falta de aguante y de lealtad son muestras de escasa madurez y a la vez causan problemas matrimoniales.

3. ¿Hay un modo rápido de crecer en madurez? La madurez se alcanza con mayor rapidez a base de sobrellevar sufrimientos. Por esto, los mismos problemas matrimoniales, cuando se superan, hacen que el amor mejore y se purifique de muchos egoísmos.

4. ¿El uso del sexo influye en la madurez? El sexo influye en la madurez de varios modos:

 

 

 

quien domina las apetencias sexuales, reservando el uso del sexo para después de la boda, muestra un buen grado de madurez.

 

 

 

quien se deja llevar por los gustos sexuales, buscando principalmente los placeres, aumenta su egoísmo y empeora su madurez.

EL MAL

 

 

 

A. El problema del mal.

 

 

 

B. Las soluciones.

 

 

 

C. Aclaraciones.

A. EL PROBLEMA DEL MAL

 

1. Si Dios es bueno y todopoderoso, ¿por qué permite el mal? La existencia de males es evidente. Luego, si Dios es bueno y todopoderoso, tendrá razones de peso para permitir el mal. ¿Cuáles? No es fácil descubrirlas pero podemos aproximarnos:

B. LAS SOLUCIONES

 

2. Algunas explicaciones equivocadas. (Resuelven algunos aspectos, pero originan otras dificultades).

 

 

 

Hay mal en el mundo, luego Dios se desentiende de lo que sucede en el planeta tierra. (Esta explicación se opone a la bondad divina).

 

 

 

Hay mal en el mundo, luego hay dos dioses, uno bueno y otro malo. (Pero la maldad no puede ser propia de un ser perfecto).

 

 

 

Hay mal en el mundo, luego no hay Dios. (Y ahora tenemos dos problemas: seguimos sin saber por qué hay mal y añadimos la duda sobre por qué hay bien).

3. Algunas explicaciones correctas:

 

 

 

Hay cosas que nos parecen males pero en realidad no lo son. Por ejemplo, una madre aparta el frasco de veneno que su hijo pretendía. El hijo llora, pero su madre no es mala. Muchas veces los dolores y enfermedades hacen recapacitar a las personas y encaminar mejor sus vidas. En esos casos se comprende que el Señor permita que sufran. (Así se resuelven algunos ejemplos pero no todo el problema).

 

 

 

Los males son consecuencia del pecado original y sirven como penitencia por los pecados. (Esta idea explica bien el origen del mal y parte del sentido de las penas terrenas, pero no todo queda claro y seguimos avanzando).

 

 

 

Si Dios permite un mal es porque busca obtener un bien; un bien que sólo puede alcanzarse dando la posibilidad de que surja un mal. Esta es buena explicación general; sin embargo, en algunos casos concretos conviene aclarar qué bienes se consiguen y si era necesario permitir males para alcanzarlos:

C. ACLARACIONES

4. ¿Por qué Dios creó un mundo mejorable si podía hacerlo perfecto? El Señor obra siempre acertadamente, luego el mundo actual es muy bueno. Y lo es precisamente por ser mejorable: el Creador lo quiso así para aumentar la dignidad del hombre haciéndole colaborador en el progreso de la creación. (Se consigue este gran bien a cambio de que el mundo sea bueno pero mejorable).

5. ¿Por qué hay dolores y enfermedades? Son consecuencia del pecado original. Es decir, un castigo de la justicia divina motivado por el gran pecado de Adán y Eva. (La justicia divina es una razón de peso para permitir unos males).

6. ¿Por qué Dios permitió el pecado de Adán y Eva? Quiso correr el riesgo de nuestra libertad. (El deseo divino de libertad humana es otro motivo importante para admitir males).

7. ¿No podía habernos creado directamente en el cielo? En el cielo hay la máxima libertad, y el Señor podía habernos puesto allí sin más. Sin embargo, quiso otorgarnos el honor de merecerlo; y esta mayor dignidad nuestra le pareció suficiente motivo para tolerar las ofensas que llegarían (y que rebajan nuestra dignidad).

8. En resumen, si Dios es bueno y todopoderoso, ¿por qué permite el mal? Porque además de bueno y todopoderoso es infinitamente sabio, y conoce el modo de obtener bienes a partir de esos males que no desea. Por ejemplo, permitió la Cruz y sacó el gran bien de la salvación de los hombres. Un refrán resume sabiamente: "no hay mal que por bien no venga".

MARIA

MADRES DE DIOS

1. ¿Por qué María es madre de Dios? Nuestra Señora es madre de Dios porque es madre de Jesucristo, que es verdadero Dios.

2. ¿Si Dios es eterno, cómo tiene madre? Dios es eterno. Existe siempre. Nadie le ha creado; precisamente él es quien ha creado el mundo. Sin embargo, la segunda persona de la Trinidad quiso hacerse hombre y nació en Belén de la Virgen María.

3. ¿María sería sólo madre de Jesús, no de Dios? Jesucristo es una única persona, que es perfecto Dios y perfecto hombre. María es madre de Jesucristo, con todas sus consecuencias.

4. ¿Un ejemplo? Cuando nace un niño, Dios crea el alma y da la vida. Sus padres colaboran en la parte corporal. Sin embargo, no son padres sólo del cuerpo, sino de la persona que nace. Así María es madre de Jesucristo. Y como Jesucristo es Dios, María es madre de Dios.

5. ¿Dios otorgó muchos dones a nuestra Señora? Lógicamente, el Señor quiso honrar a su madre con grandes dones, elevando su dignidad sobre todas las criaturas. Y así fue Inmaculada y llena de gracia.

 

MADRE NUESTRA

1. ¿En qué sentido, María es madre nuestra? Santa María es madre nuestra en sentido espiritual. Por ser madre de Jesucristo, es madre de quienes se unen a Él por la gracia. Por ser madre de Cristo, es madre del cuerpo místico de Cristo. Por ser madre de Dios, es madre de los hijos de Dios.

2. ¿María es madre de todos por igual? En la maternidad de María hay una gradación: en general es madre de todos los hombres, pero con más precisión es madre de quienes viven en gracia pues nos unimos a Cristo y somos hijos de Dios por la gracia. Incluso entre quienes viven en gracia hay unos más santos, más identificados con Cristo, y en estos la filiación divina y mariana son más plenas.

3. ¿Desde cuándo María es madre nuestra? Santa María es madre nuestra desde el momento en que comenzó a ser madre de Dios: en la Anunciación. Después, esta maternidad se confirmó en la cruz, cuando Jesús lo manifestó.

4. ¿Nuestra Señora ha ejercitado su maternidad? Los santos y la mayoría de los cristianos han comprobado por experiencia propia que María es madre nuestra y cuida amorosamente de sus hijos.

5. ¿Cómo ser buenos hijos de María? También en esto hay abundante experiencia sobre lo que agrada a nuestra Señora (que siempre es nuestro bien). Pongamos sólo dos ejemplos:

 

 

 

Sabe que el amor a Dios nos hace mucho bien, y desea que sus hijos sean piadosos y recen. En particular, el rosario y el escapulario son devociones marianas muy recomendadas.

 

 

 

También desea que sus hijos eviten los pecados y se confiesen a menudo. No olvidemos que Ella es Inmaculada.

MARIHUANA

1. ¿Qué es la marihuana? Es una planta (cannabis sativa) con los efectos tóxicos de una droga debido a que contiene una sustancia química llamada delta-9 tetrahidrocannabinol (THC). Para obtener la droga se puede usar toda la planta. Las hojas dan el kifi, de las flores se obtiene la grifa, y con la resina de las flores se forma el hashish o hachís. Los cigarrillos de marihuana suelen llamarse porros.

2. Efectos de la marihuana.- Los efectos dependen de la concentración de thc, de las características y enzimas de cada persona, de la vía de administración y la experiencia, incluso del ambiente. Algunos efectos de la marihuana son inmediatos, otros se producen con el uso continuado:

Efectos inmediatos de la marihuana (varían):

 

 

 

Unas veces hay euforia e irrealidad; otras veces dificultades de atención y temores.

 

 

 

Luego se altera la percepción sensorial; aparece un exceso de sensibilidad y sugestionabilidad que produce altibajos y cambios de humor. La marihuana disminuye el control afectivo con pérdida de dominio propio. Perturba el cerebro originando una situación de risa tonta con la mirada perdida, fantasías, desorientación, incluso alucinaciones.

 

 

 

Más adelante aparece la dejadez, indiferencia, pasotismo, pérdida de energía para moverse, falta de ilusión y de motivación, que invita a tomar de nuevo la droga.

Efectos secundarios de la marihuana (también varían):

 

 

 

efectos físicos: La marihuana deteriora los pulmones y las células, sobre todo los glóbulos blancos y los espermatozoos. Acelera las pulsaciones. Disminuye las defensas. Daña la garganta (faringitis, tos). Un sólo porro deja más alquitrán en los pulmones que varios cigarrillos entre otros motivos porque se fuma sin filtro (bronquitis, asma).

 

 

 

efectos psíquicos: La marihuana distorsiona la percepción estropeando la sensibilidad, disminuye la memoria y la voluntad, dificulta pensar, aprender y tomar decisiones, produce ansiedad y agresividad alterando el equilibrio psíquico. Hace perder interés y motivación por las cosas normales (vida, higiene,...) para centrar la atención en la droga y sus rituales. La marihuana crea dependencia psíquica disminuyendo la libertad mientras el afectado piensa que sucede lo contrario. Causa daños cerebrales irreversibles o de lenta recuperación. Aumenta el desorden personal y se deteriora el aspecto externo.

 

 

 

efectos sociales: La marihuana produce disgustos familiares, inestabilidad laboral, pérdida de capacidades profesionales, actos delictivos, propagación de la droga, aislamiento en grupos de drogadicción. La marihuana es el paso previo a drogas más fuertes (a menudo basta con que uno del grupo empiece).

 

 

 

Un dato curioso: la palabra asesino procede del árabe hassasin que significa los bebedores de hachís. No es que los porreros sean asesinos, pero el dato es significativo: la marihuana no es ninguna broma.

3. ¿Cómo se empieza a tomar marihuana? Los motivos de comenzar son parecidos a los de otras drogas (imitación, estar de moda, deseo de olvidar problemas, etc.). Normalmente se empieza por una calada o un porro que te regalan. El paso siguiente es comprar: así uno se introduce más en el ambiente, aprendiendo nuevas formas de drogarse. Luego se pasa a vender, etc.

4. ¿Cómo dejar de tomar marihuana? La marihuana disminuye la voluntad y crea adicción psíquica; por esto es costoso dejarla. Para conseguirlo se recomienda: tener el tiempo ocupado, cortar con los ambientes de droga y buscar el apoyo de alguien (ver el tema drogas). Pero lo mejor es no empezar a tomarla. Así me insisten varios amigos que dejaron la droga: para dejarlo lo mejor es no comenzar, y para no empezar lo mejor es no ir con gente que se drogue; y no plantearse dudas.

MISA

 

 

 

A. ¿Qué es la misa?

 

 

 

B. Obligación de oír misa.

 

 

 

C. ¿Cómo aprovechar mejor la misa?

A. ¿QUÉ ES LA MISA?

1. ¿Qué es la misa? A primera vista la misa es simplemente una ceremonia dirigida a Dios donde se observan cuatro acciones fundamentales: se alaba al Señor y se le da gracias, se le pide perdón y se suplican algunos beneficios. También hay momentos de la misa donde se transmiten algunas enseñanzas. En un sentido más profundo y exacto la misa es la renovación del sacrificio de la cruz.

2. ¿Es necesario asistir a misa? No somos dioses sino criaturas, y por tanto tenemos obligaciones respecto al Creador. Las principales son alabarle, darle gracias y pedirle perdón. A esto se añade lo necesitados que estamos de suplicarle ayuda. Y todo esto se hace en la misa.

3. ¿Esto no se puede hacer sin misa? Desde luego. Se puede y se debe alabar y dar gracias a Dios en todo momento, pedirle sus dones y su perdón. La misa añade un modo especial de hacerlo: mediante un sacrificio.

4. ¿Un sacrificio es buen modo de amar a Dios? Se puede amar con palabras y con obras y con un esfuerzo mayor o menor. Los sacrificios son entrega a Dios de algún esfuerzo; incluyen una generosidad costosa y por tanto son buena manera de mostrar el amor. Al menos manifiesta que se le ama más que a uno mismo, pues uno mismo se exige por amor a Él.

5. ¿La misa es el mejor de los sacrificios? Será mejor el sacrificio que destaque en la generosidad de la ofrenda, la santidad de quien lo presenta y la intención con que se realiza. En la misa nuestro Señor Jesucristo se ofrece a sí mismo entregando su vida para la gloria de Dios y la salvación de la humanidad. Por tanto es el sacrificio mejor, con gran diferencia.

6. ¿La misa es lo mejor que podemos hacer por Dios? Sí. Sin duda. Los hombres sólo podemos presentar a Dios obras humanas, mientras que la misa es una acción divina, realizada por el mismo Hijo de Dios.

7. ¿La misa no la realiza el sacerdote? El sacerdote presta su voz y sus manos a Cristo, pero es el propio Jesús quien se ofrece a sí mismo renovando el sacrificio de la cruz. Por ejemplo, el sacerdote no afirma "éste es el cáliz de la sangre de Cristo", sino "éste es el cáliz de mi sangre". En esos momentos es Jesús mismo quien obra mediante el sacerdote.

B. OBLIGACIÓN DE OÍR MISA

9. ¿Es obligatoria la misa? Ya hemos comentado que las criaturas tenemos unas obligaciones con el Creador. Entre ellas, el tercer mandamiento de la ley de Dios ordena santificar las fiestas.

10. ¿No hay otros modos de santificar las fiestas? Se pueden santificar de muchos modos, y la Iglesia podía haber ordenado otra manera de hacerlo. Ha escogido la que más agrada a Dios y más aprovecha a los hombres. Los primeros cristianos ya lo hacían así.

11. ¿Por qué es pecado mortal faltar a misa el domingo? Porque así lo ordenó la Iglesia apoyada en varios motivos:

 

 

 

Alabar a Dios y santificar las fiestas es un asunto grave. Los deberes con el Creador son de la mayor categoría y nadie puede rebajarlos a temas leves.

 

 

 

El cristiano que falta a misa suele acabar perdiendo la fe, y esto es asunto serio.

 

 

 

Si fuera sólo falta leve, muchas personas no asistirían, no santificarían las fiestas de ninguna otra manera y olvidarían antes a Dios. Consecuencias nada despreciables. La Iglesia no desea que pequemos; si lo manda bajo pecado mortal, es para advertirnos de la importancia del tema y custodiar nuestra fe.

 

 

 

Los primeros cristianos se jugaban la vida por asistir a misa. Esto nos da una idea de la gravedad del asunto.

12. ¿Hay que ir a misa por obligación? Ir a misa por obligación es un motivo válido, pues en la vida es normal hacer lo conveniente aunque los sentimientos no acompañen. Sin embargo, es bueno fomentar el deseo de amar y alabar a Dios realizando lo que más le agrada, la misa.

C. ¿CÓMO APROVECHAR MEJOR LA MISA?

1. ¿Cómo aprovechar mejor la misa? Rezar. Presentar junto con Cristo los sacrificios de cada día. Intentar acompañar a Jesús en su entrega realizando con El las cuatro acciones fundamentales que hemos comentado: alabar y dar gracias a Dios, suplicar beneficios y perdón.

2. ¿Algunos ejemplos? Cada persona buscará el modo que más le ayude. Por ejemplo:

 

 

 

En el inicio de la misa se puede fomentar el arrepentimiento, el deseo de purificar el alma para asistir más dignamente al santo sacrificio de la misa. Puede hacerse al rezar "por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa"; y al decir "Señor, ten piedad; Cristo, ten piedad; Señor, ten piedad".

 

 

 

En la lectura del evangelio es posible memorizar alguna frase para luego repetirla o meditarla durante ese día.

 

 

 

En la presentación del pan y el vino, mientras se dice "por este pan fruto de la tierra y del trabajo del hombre..." se puede añadir interiormente los sufrimientos, el trabajo, y las obras buenas que uno desea ofrecer a Dios junto al sacrificio de Cristo.

 

 

 

 

Un buen momento para adorar a Dios es repetir atentamente "Santo, Santo, Santo", uniéndose a las alabanzas de los ángeles.

 

 

 

En la consagración, mientras el sacerdote eleva el Cuerpo de Cristo puede decirse "Señor mío y Dios mío" (el acto de fe del apóstol Tomás). Y se puede rogar a Dios un aumento de fe, esperanza, caridad, castidad, alegría, paz y otras virtudes que uno desee adquirir.

 

 

 

Cuando el sacerdote se arrodilla, se puede rezar: "te adoro con devoción, Dios escondido", según un himno de Sto. Tomás de Aquino. Y como el Señor acaba de llegar, irá bien decirle: "Bienvenido al Altar" u otras frases amables.

 

 

 

Conforme se acerca el momento de comulgar pueden repetirse interiormente algunas Comuniones espirituales, fomentando el deseo de recibir mejor al Señor.

 

 

 

Después de comulgar será el mejor momento de hablar con Dios interiormente, agradeciéndole mucho que se haya dignado venir a nuestra alma.

 

 

 

 

 

MODA

 

 

 

A. La moda y sus fines

 

 

 

B. La moda como adorno.

 

 

 

C. La moda y la moralidad

 

 

 

D. Los uniformes

 

 

A. LA MODA Y SUS FINES

1. ¿Qué es la moda? La moda expresa lo actual, lo moderno, lo que se lleva. Esto se aplica en muchos terrenos pero sobre todo en la vestimenta, que es el aspecto que aquí consideramos.

2. ¿Cualquier moda significa un progreso? Lo moderno no es un progreso por el simple hecho de ser novedoso. Será progreso si introduce una mejora real. Así, un vestido será bueno si favorece los fines que debe cumplir.

3. ¿Qué misión tienen los vestidos? Se aprecian tres grandes fines:

 

 

 

Un fin práctico de abrigo en climas fríos y de protección para trabajos en ambientes más o menos agresivos.

 

 

 

Un fin de moral pública para respetar la intimidad de los demás y no provocar malos deseos en su corazón. Es un aspecto ético de la moda.

 

 

 

Un fin ornamental o de adorno que mejora la dignidad de la persona humana

B. LA MODA COMO ADORNO

4. ¿Cómo mejorar en el fin ornamental? Recordemos que lo principal de una persona es su alma. Así, el adorno corporal mejora la dignidad humana si destaca sobre todo las cualidades espirituales. Por ejemplo, las modas pueden dispersar o dirigir la atención hacia distintas zonas del cuerpo, y el diseño será más acertado si orienta las miradas hacia lo más noble, como la cabeza, los ojos, la cara -"espejo del alma"-. Al mismo tiempo conviene moderar el adorno, no sea que oculte a la persona.

5. ¿No es más sincero y natural vestir de cualquier manera? Quizá por esta idea en algunos ambientes se pone el máximo cuidado en ofrecer una imagen descuidada. No hay mayor sinceridad en esto. Simplemente es una moda más; una moda descuidada o "deshabillée".

6. ¿Y si uno es zafio y grosero? La caridad, la convivencia y la buena educación invitan a dominar estas tendencias en la moda y en la vida. La verdadera sinceridad reconoce los defectos como defectos y procura corregirlos. Dejarse llevar por ellos no es sinceridad sino debilidad.

C. LA MODA Y LA MORALIDAD

7. ¿Por qué es necesario cuidar el fin de moralidad pública? Es bien sabido que la visión de los aspectos secundarios de la sexualidad provoca en las personas una atracción. Con el pecado original, esta inclinación se ha desordenado y puede llevar a conductas y pensamientos infrahumanos, como desear usar del sexo con cualquiera. De ahí que una misión del vestido sea cubrir los aspectos sexuales propios con el fin de respetar el corazón de los demás.

8. ¿Se trata de cubrirse por entero? No exageremos. Se trata de vestir correctamente, evitando modas provocativas.

9. ¿Conviene evitar la ropa escasa o muy ajustada? Exactamente. Ese tipo de vestido es una tentación y falta de respeto hacia el prójimo. También deteriora la propia dignidad, pues una persona que viste así ofrece una imagen de promocionar su sexo, en lugar de destacar su talento, su inteligencia, o su belleza.

10. ¿No puede uno vestir como le dé la gana? Desde luego cada uno vestirá como quiera, pero esto no significa que vista correctamente. Será buena la moda que mejore los tres fines mencionados. (Aquí puede interesar el tema de la libertad).

D. LOS UNIFORMES

11. ¿Un vestido sólo tiene esos tres fines? Hay otros fines que normalmente se pueden englobar en alguno de los anteriores, aunque a veces destacan más. Por ejemplo, los uniformes son una vestimenta especial con fines característicos.

12. ¿Qué fines adicionales tienen los uniformes? Además de los fines propios de cualquier vestido, los uniformes pueden intentar:

 

 

 

Unir a los miembros de un conjunto, distinguiéndolos de otros. Por ejemplo, la ropa deportiva o militar.

 

 

 

Señalar una disposición personal de servicio público. Por ejemplo, los empleados de grandes almacenes suelen vestir de un modo determinado para que los clientes puedan encontrarlos con más facilidad.

 

 

 

Favorecer una actitud en los demás. Por ejemplo, ver el uniforme de un policía invita a no cometer delitos; ver el uniforme blanco de una enfermera o un doctor ayuda a confiar en ellos el cuidado de la salud; ver el hábito de una religiosa recuerda a Dios, etc.

MUERTE

 

 

 

A. ¿Qué sucede en la muerte y después de la muerte?

 

 

 

B. Tristeza y realismo ante la muerte.

 

 

 

C. ¿Se puede prevenir la muerte?

A. ¿QUÉ SUCEDE EN LA MUERTE Y DESPUÉS DE LA MUERTE?

1. ¿Por qué nos morimos? El alma es espiritual y no puede morir; pero nos morimos porque además de espirituales somos materiales; y lo material se divide o corrompe. Al principio Dios otorgó a Adán y Eva el don de la inmortalidad corporal, pero lo perdieron por su pecado. Desde entonces todos los hombres mueren.

2. ¿Qué sucede en la muerte? La muerte consiste en la separación del alma y el cuerpo. Tiene lugar cuando el cuerpo se deteriora tanto que el alma es incapaz de mantenerlo en vida. Entonces se produce la ruptura. El cuerpo sin alma pasa a ser un cadáver. En cambio, el alma se dirige a su destino.

3. ¿Qué sucede al alma después de la muerte? Esta pregunta puede responderse mejor con ayuda de la fe, aceptando lo que Jesucristo nos enseñó. Según esto, inmediatamente después de la muerte tiene lugar el llamado juicio particular donde Dios nuestro Señor juzga a cada persona. La sentencia de este juicio puede ser triple:

 

 

 

Al cielo van los que mueren en gracia de Dios. Allí gozan de la máxima felicidad sin mezcla de mal alguno, y para siempre.

 

 

 

Al infierno van quienes mueren en pecado mortal. Allí se sufren penas eternas.

 

 

 

Al purgatorio van quienes mueren en gracia de Dios pero con el alma menos brillante de lo necesario para ir al cielo. En el purgatorio hay grandes sufrimientos pero también esperanza, pues saben que después de purificarse verán a Dios.

4. ¿Sin ayuda de la fe, puede saberse si hay algo después de la muerte? Puede saberse que el alma es espiritual (pues realizamos operaciones espirituales como comprender esta web). Al ser espiritual es inmortal (pues sólo los seres materiales pueden partirse o pudrirse). Y como el alma no muere, se conoce que hay otra vida después de la muerte.

5. ¿Sin ayuda de la fe, se sabe si hay premios y castigos después de la muerte? En esta vida a menudo quien obra mal triunfa, mientras que las personas santas a veces sufren mucho. Esto es contrario a la justicia divina... Como Dios es justo y en esta vida las cosas son así, el Señor debe premiar en la otra vida a los que obraron bien.

B. TRISTEZA Y REALISMO ANTE LA MUERTE.

1. ¿Por qué nos preocupa la muerte? Es normal que la muerte nos entristezca pues deseamos conservar la vida. Sin embargo, la muerte preocupa menos a quienes saben que después hay otra vida. Si se piensa en lo que se deja, surge la tristeza; si se piensa en la vida que nos espera, el agobio disminuye.

2. ¿Qué hacer para que la muerte nos preocupe menos? Para disminuir la tristeza ante la muerte se recomienda llevar bien la vida cristiana: confesarse a menudo, rezar... Si crece la cercanía y confianza en Dios, disminuyen los temores. Otro consejo es recordar la filiación divina pues, ¿a qué temerá un hijo de Dios, un hijo de María?

3. ¿Es malo pensar en la muerte? No es malo ni pesimista. Es sano realismo. A veces pensar en la muerte da paz pues las dificultades de la vida no duran siempre. Al final de la batalla nos espera la felicidad de la vida eterna junto a Dios.

4. ¿Sano realismo?. Vamos a morir. Con toda certeza. Es una realidad que nadie pone en duda. Nadie discute. Es totalmente segura. Y afecta mucho a la vida humana, de modo que la sensatez invita a plantearse la vida teniendo en cuenta la realidad indudable de la muerte.

5. ¿Cómo plantearse así la vida? La certeza de la muerte aporta realismo a la vida en varios temas:

 

 

 

Aprovechamiento del tiempo: el tiempo que disponemos para hacer el bien es limitado.

 

 

 

Valor relativo de los bienes materiales: son útiles si permiten realizar las buenas obras que conducen a la felicidad eterna.

 

 

 

El cuerpo posee gran dignidad y se debe proteger pero al final muere y se pudre, mientras el alma permanece. Por tanto, conviene dar mayor importancia al cuidado del alma. Propia y ajena.

 

 

 

Después de la muerte viene el juicio de Dios y conviene vivir dispuestos a ser juzgados, manteniendo el deseo con obras de ganar el cielo.

C. ¿SE PUEDE PREVENIR LA MUERTE?

1. ¿Se puede prevenir la muerte? Aunque la muerte surja de improviso, es posible estar preparados de modo que venga la muerte cuando viniere el resultado sea irse al cielo. Y así es importante vivir en gracia de Dios, con el alma limpia de pecados mortales, confesándose cuando sea necesario. Si uno desea evitar también el purgatorio, será útil que repare sus pecados con sacrificios y buenas obras. En resumen, la mejor preparación para la muerte es llevar una vida santa. Otro buen recurso es el escapulario.

 

2. ¿Y si la muerte se ve ya próxima? Cuando la muerte se ve cercana, conviene disponerse para el encuentro con Dios. Se recomiendan varias cosas:

 

 

 

Recibir varios sacramentos; en este orden: Confesión (sobre todo si hay pecados mortales), unción de enfermos (que precisamente ayuda en esos momentos), y Comunión.

 

 

 

Aumentar la oración y el deseo del cielo; fomentar la piedad, por ejemplo, besando un crucifijo.

 

 

 

Renovar la intención de ganar las indulgencias. En especial interesa ganar la indulgencia plenaria que la Iglesia concede en el momento de la muerte dirigiendo al cielo sin pasar por el purgatorio.

3. ¿Cómo se consigue esa indulgencia? Para ganar una indulgencia plenaria en el momento de la muerte, basta con estar en gracia de Dios, rechazar cualquier pecado y desear obtener esa indulgencia. También se precisa haber rezado alguna vez, pero esto suena tan fácil que cuesta llamarlo requisito.

NEOCATECUMENAL

 

 

 

A. ¿Qué es el Camino Neocatecumenal?

 

 

 

B. Historia breve.

 

 

 

C. Datos sobre el Camino Neocatecumenal.

A. ¿QUÉ ES EL CAMINO NEOCATECUMENAL?

1. ¿Qué significa neocatecumenado? Catecumenado es el proceso de preparación para el bautismo. El neocatecumenado es un catecumenado postbautismal para redescubrir el bautismo.

2. ¿Qué es el Camino Neocatecumenal? El Camino Neocatecumenal es un programa de formación cristiana, un itinerario de formación católica, un modo de iniciación cristiana y de educación permanente de la fe. El Camino Neocatecumenal no es una asociación, ni un movimiento, ni una congregación religiosa.

3. Un ejemplo.- En una academia o escuela hay una relación humana entre los alumnos que siguen los cursos, sin que se establezcan relaciones jurídicas entre ellos. Al mismo tiempo, en esa academia se seguirá un programa de enseñanza determinado, y los profesores de la escuela deberán atenerse a sus métodos. De modo semejante, en el itinerario de formación del Camino Neocatecumenal no se constituyen relaciones jurídicas nuevas, distintas de las que todo fiel cristiano tiene por pertenecer a la Iglesia. Por eso, en sus Estatutos no hay un elenco de derechos y deberes de quienes se benefician de su actividad, y en cambio sí aparece una indicación bastante precisa de las tareas que deben desempeñar sus catequistas y responsables. Es una consecuencia de la naturaleza propia del Camino, que no es una asociación sino un itinerario de formación.

4. ¿Qué formación proporciona el Camino Neocatecumenal? El Camino Neocatecumenal consta de un conjunto de bienes espirituales que se pueden agrupar en cuatro grandes campos:

 

 

 

El catecumenado para no bautizados.

 

 

 

El neocatecumenado o catecumenado postbautismal.

 

 

 

La educación permanente de la fe para quienes han terminado el neocatecumenado.

 

 

 

El servicio de la catequesis, incluyendo equipos itinerantes dispuestos a ir por todo el mundo en virtud del mandato bautismal.

B. HISTORIA DEL CAMINO NEOCATECUMENAL

1. Los inicios: una síntesis teológico-catequética.- A principios de los años sesenta, Kiko Argüello, un pintor español, después de una crisis existencial, descubrió en el sufrimiento de los inocentes, el tremendo misterio de Cristo Crucificado, presente en los últimos de la tierra. Esta experiencia le llevó a abandonar todo, y siguiendo las huellas de Charles de Foucauld, se fue a vivir entre los pobres de las barracas de « Palomeras Altas », en la periferia de Madrid. Carmen Hernández, licenciada en química y en teología, que había estado en contacto con la renovación del Concilio Vaticano II a través del P. Pedro Farnés Scherer (liturgista) y que, llamada por el Obispo, estaba tratando de formar un grupo para ir a evangelizar a los mineros de Oruro (Bolivia), conoció a Kiko Argüello. E iniciaron su tarea evangelizadora entre las chabolas.

2. Para la Iglesia, con la Iglesia.- Esta síntesis kerigmática teológico-catequética fue bien acogida por los pobres, que no se defendían ante ella y que respondían con enorme gratitud, constituyendo una comunidad cristiana, donde nació la primera semilla, el primer "grano de mostaza", de lo que hoy vemos como el desarrollo de un gran árbol lleno de frutos. Este germen fue reconocido por el Arzobispo de Madrid, Mons. Casimiro Morcillo, quien, visitando las barracas, constató la acción del Espíritu Santo y lo defendió, lo bendijo y lo reconoció como una acción verdadera del Concilio Vaticano II y mandó llevarlo a las parroquias de Madrid, poniendo como condición que el Párroco estuviese al centro, aprobando ad experimentum las novedades litúrgicas necesarias para la iniciación cristiana: palabra, liturgia y comunidad.

3. De las barracas a las parroquias Así, el Camino, que había nacido en medio de tantos sufrimientos entre los más pobres, a través de Don Casimiro Morcillo fue llevado a las parroquias. La primera era una parroquia de clase medio-alta. Allí, Kiko, Carmen y algunos hermanos pobres de las barracas, fueron invitados a hablar de la Eucaristía, pues el Párroco había quedado impresionado de la fuerza de la liturgia en las barracas. Más tarde fueron invitados a ir a una parroquia rural de Zamora, en un barrio de agricultores, de gente muy religiosa. De vuelta a Madrid, realizaron otras dos experiencias en la parroquia "Pío XII" - de clase alta - y en Canillejas, en la periferia de los nuevos barrios-dormitorio, para continuar evangelizando en otras parroquias.

4. Aparece un itinerario.- Frente al desafío con el que se encontraba esta síntesis teológico-catequética llevada por el grupo de las barracas de Madrid, se vio en seguida que en las parroquias muchos usaban las catequesis para "revestirse" aún más, como si se tratase de conferencias para ilustrar la mente y enriquecer la cultura; en definitiva, no como un camino de bajada y de kenosis, en el que hacer morir poco a poco al hombre viejo, para poder ser repletos de la nueva creación en el Espíritu Santo.

De este modo, apareció, poco a poco, la renovación del Bautismo, como camino fundamental para llegar a una fe adulta, capaz de responder al cambio de época que se estaba verificando. Pues en las parroquias, mucha gente que frecuentaba los sacramentos, estaba insuficientemente catequizada e ignoraba en gran parte los contenidos del Bautismo. Abriendo un camino de iniciación cristiana de tipo catecumenal postbautismal, estas personas encontraban la posibilidad de recorrer las etapas del Bautismo que habían recibido de pequeños, naciendo así a una vida nueva.

5. Reconocimiento del Camino Neocatecumenal.- El 30 de agosto de 1990, el Papa Juan Pablo II, en la carta Ogniqualvolta (AAS-82.90,1513-1515) dirigida a Mons. Paul Josef Cordes, entonces Vice-Presidente del Pontificio Consejo Pro Laicis y delegado "ad personam" para el apostolado de las Comunidades Neocatecumenales, concluía:

Después de más de veinte años de vida de las Comunidades extendidas por los cinco continentes,

- teniendo en cuenta la nueva vitalidad que anima a las parroquias, el impulso misionero y los frutos de conversión que resultan del trabajo de los itinerantes, y, últimamente, de la obra de las familias que evangelizan en zonas descristianizadas de Europa y del mundo entero;

- considerando las vocaciones surgidas de este Camino para la vida religiosa y para el presbiterado, y el nacimiento de Colegios Diocesanos de formación al presbiterado para la nueva evangelización, como el Redemptoris Mater de Roma;

- (...) reconozco el Camino Neocatecumenal como un itinerario de formación católica, válida para la sociedad y para los tiempos actuales.

Deseo, por tanto, que los hermanos en el Episcopado valoren y ayuden, junto con sus presbíteros, esta obra para la nueva evangelización, para que la misma se realice según las líneas propuestas por sus iniciadores, en espíritu de servicio al Ordinario del lugar y de comunión con él, y en el contexto de la unidad de la Iglesia particular con la Iglesia universal.

El 24 de enero de 1997, en la audiencia concedida a los iniciadores del Camino Neocatecumenal y a los itinerantes, el Santo Padre animó a llevar adelante el trabajo de redacción de un "Estatuto del Camino". Estos estatutos fueron aprobados por Su Santidad Juan Pablo II el 29.VI.2002.

C. DATOS SOBRE EL CAMINO NEOCATECUMENAL

1. ¿Dónde está extendido el Camino Neocatecumenal Después de 30 años de obra evangelizadora, la compleja realidad del Camino Neocatecumenal se ha extendido en 105 países de los cinco continentes. Hasta el año 2001, estaba presente en unas 5000 parroquias de 880 diócesis, con más de 16.700 comunidades, de las cuales unas 8000 en Europa, 7300 en América, 800 en Asia y 600 en África.

2. ¿Cuántos sacerdotes se han formado en el Camino Neocatecumenal? Cerca de 1500 seminaristas se están preparando para ser Presbíteros para la Nueva Evangelización en los 46 seminarios diocesanos misioneros «Redemptoris Mater» que el Camino Neocatecumenal ha ayudado a abrir, de los cuales 32 han sido ya erigidos canónicamente. Nacidos a petición de los respectivos Obispos están distribuidos así: 20 en Europa, 14 en América, 6 en Asia, 1 en Medio Oriente, 3 en África y 2 en Australia. Desde el año 1989 han sido ordenados 731 presbíteros formados en los Seminarios «Redemptoris Mater».

3. ¿Vocaciones surgidas del Camino Neocatecumenal? En los centros vocacionales, hay más de 2000 jóvenes, que, ayudados por los propios catequistas y por algunos presbíteros, están realizando una primera verificación seria de su vocación, preparándose para entrar en un Seminario «Redemptoris Mater». Numerosas - unas 4000 - son las vocaciones de chicas jóvenes provenientes de las Comunidades Neocatecumenales que en estos años han entrado en monasterios, especialmente de clausura.

4. ¿Características de los Seminarios "Redemptoris Mater"?

 

 

 

Diocesanos.- Son erigidos por los Obispos diocesanos de acuerdo con el Equipo Responsable internacional del Camino Neocatecumenal, y se rigen por las normas vigentes para la formación y la incardinación de los clérigos diocesanos.

 

 

 

Misioneros.- Los presbíteros formados están disponibles para ser enviados por el Obispo a cualquier parte del mundo.

 

 

 

Internacionales.- Los seminaristas provienen de países y continentes diversos, sea como signo concreto de la misionariedad, sea como signo de disponibilidad a ser enviados a cualquier parte.

 

 

 

Relacionados con el Camino Neocatecumenal.- Camino que prepara y suscita las vocaciones en muchos jóvenes antes del ingreso en el Seminario, que les acompaña en el tiempo de formación, y ordenados Presbíteros, continúa sosteniéndolos en su formación permanente.

NOVIAZGO

 

 

 

A. ¿Sexo en el noviazgo?

 

 

 

B. El noviazgo temprano.

A. ¿SEXO EN EL NOVIAZGO?

1. ¿El amor y el sexo van unidos? El amor casi nunca implica sexo. Unos hermanos se quieren; una madre ama a sus hijos; un hombre quiere a su empresa y a sus amigos. Incluso en un matrimonio que se aman mucho no piensan habitualmente en el sexo.

2. ¿El noviazgo es una excusa para el uso del sexo? No. No. El noviazgo es una época para un mayor conocimiento con vistas a decidir con quien casarse. Se trata de ver si se desea convivir toda la vida con esa persona. Quien sólo busque sexo en esa relación debería ir a lugares de venta pública, y así no maltrata los sentimientos de quien pretende un trato entre personas.

3. ¿Pero si los dos queremos? En todos los adulterios los dos quieren y desde luego no es motivo válido.

4. Entonces, ¿para qué salir juntos? Si las chicas normales oyeran esta frase, se apartarían asqueadas de ese chico. Y más aún al revés.

5. Una explicación breve. La dignidad del cuerpo humano exige que no sea objeto de uso o intercambio. El cuerpo propio sólo debe darse a quien se ha comprometido para siempre ante testigos (boda). Una entrega corporal transitoria es una pérdida de dignidad para el cuerpo -para la persona-.

6. ¿Bastaría comprometerse para siempre entre sí o ante Dios, sin necesidad de testigos? Teóricamente bastaría pero no en la realidad, pues a veces las palabras se las lleva el viento. Por esto conviene que los compromisos importantes tengan testigos. Enseñada por la experiencia, la Iglesia requiere que el matrimonio sea público y ante el párroco. Algo similar exigen las leyes civiles.

7. Pero cualquier enamorado piensa que su amor es para siempre.- Así es y así me lo recordó un amigo argentino. Por esto a los enamorados les cuesta entender estas cosas. El problema está en la palabra "piensa" y en que el pensamiento humano no siempre se hace realidad. De ahí que para algo tan serio como entregar el propio cuerpo es necesario asegurarse más, con ese compromiso público.

8. Por otro lado, el amor verdadero no busca excusas para usar del sexo lo más posible. El auténtico cariño no pretende su placer egoísta, sino piensa más en servir a la persona amada con el esfuerzo que sea necesario.

9. Ejemplos de lo que no se debe hacer en el noviazgo. Lo que no quisieras que supieran tus padres. Lo que no te gustaría que hicieran con tu hermana. Lo que no te gustaría que saliera en los periódicos.

10. Los enemigos. En frase simpática suele decirse que los enemigos del noviazgo son tres: la soledad, la oscuridad y el coche. Las precauciones deben aumentar en épocas de mayor sensibilidad y en casos de noviazgo temprano.

11. ¿Sexo, pero no mucho?. Acostarse sin estar casados es una equivocación bastante clara. En cambio, cuesta más comprender que sean incorrectos otros placeres sexuales más o menos limitados. La explicación sería similar. De todos modos, sobre estos placeres se puede consultar el tema del sexo.

B. EL NOVIAZGO TEMPRANO

1. ¿Es recomendable el noviazgo a edades tempranas? Hay personas que alcanzan pronto la madurez, dominio propio y capacidad de sacrificio necesarios para amar y casarse. Pero en general, el noviazgo temprano no es aconsejable:

 

 

 

No conviene que el noviazgo dure muchos años por el peligro de confianzas excesivas.

 

 

 

En edades tempranas suele haber menos dominio propio y es más difícil vencer las tentaciones de impureza que siempre hay en ese trato intenso.

 

 

 

En esas edades se confunde más fácilmente el amor con el placer o el gusto. Si se fomenta esas apetencias, el corazón se hace egoísta y en el futuro le será más difícil la entrega y sacrificio propios del verdadero amor y del auténtico noviazgo.

 

 

 

La naturaleza pasa factura cuando se alteran sus ritmos normales.

 

 

 

Amar a alguien es desear su bien, aún a costa del esfuerzo propio. El amor incluye la capacidad de sacrificarse, y un buen entrenamiento es esperar. Respetarse, quererse, saberse queridos, y saber esperar.

2. En qué sentido la naturaleza pasa factura? Normalmente suele ser en el mismo terreno donde se lesiona lo natural. Ejemplos:

 

 

 

Supongamos alguien todavía inmaduro que busca relaciones propias de personas ya hechas. La factura de la naturaleza suele ser una tardanza mayor en alcanzar la madurez.

 

 

 

Supongamos otra persona que confundiera el amor con los placeres. La factura de la naturaleza es una gran dificultad para amar realmente, y que los placeres cada vez le placen menos.

 

 

 

Igualmente si alguien intenta llenar el corazón a base de satisfacer gustos, se encontrará con un corazón cada vez más vacío y menos satisfecho.

 

 

 

Un último ejemplo es el caso de quien trivializa y juega en las relaciones con personas del otro sexo (hoy con una, mañana con otra). La factura de la naturaleza consiste en una dificultad mayor para conseguir una relación estable. A eso se añaden problemas en la profesión pues cuesta ser responsable a quien no supo serlo en algo tan serio como el noviazgo.

3. ¿Es recomendable la relación frecuente de chicos y chicas a edades tempranas? En general es mejor espaciar ese trato. Es preferible que los chicos se diviertan por un lado y las chicas por otro; el tiempo hará que las coincidencias sean más frecuentes. Algunos motivos para este distanciamiento inicial:

 

 

 

Se madura mejor la personalidad varonil y femenina.

 

 

 

Los planes por separado suelen ser más divertidos.

 

 

 

En esos años de crecimiento el corazón y la mente andan algo revueltos, falta serenidad y es preciso aprender a dominarse. En esas épocas el trato con personas del otro sexo suele ser contraproducente pues revoluciona más cabeza, corazón y sentimientos.

 

 

 

Los enamoramientos iniciales son muy intensos y necesitan de distancia para aprender a amar: si se alimenta demasiado el amor-sentimiento, acaba ahogando el amor-caridad, pues el corazón se vuelve egoísta.

 

OBEDIENCIA

 

 

 

A. Obediencia a la autoridad

 

 

 

B. Obediencia a Dios

A. OBEDIENCIA A LA AUTORIDAD

1. ¿Qué es la obediencia? En sentido preciso, obedecer es aceptar y cumplir la voluntad de una autoridad. La obediencia es el hecho o el hábito de comportarse así. En un sentido más amplio puede llamarse obediencia al acto de cumplir los deseos de otro, aunque no sea una autoridad. En cualquier caso, la obediencia va ligada al hecho de vivir en sociedad.

2. ¿Sólo obedece quien vive en sociedad? Un hombre aislado sólo debe obedecer a Dios y a las leyes que el Señor ha dispuesto en la naturaleza humana. En cambio, quien vive en una sociedad debe ejercitar esa virtud también en la relación con los demás.

3. ¿Es mejor para el hombre la soledad o la sociedad? "No conviene que el hombre esté sólo" La autosuficiencia, tan ligada al orgullo, nos sienta mal. El hombre es un ser social que mejora más fácil y rápidamente con la colaboración de otros hombres (internet mismo es un ejemplo). Por otro lado, también necesitamos momentos de soledad, entre otras cosas para rezar. Rezar es buscar la compañía de Dios.

4. Tipos de obediencia. Distingamos tres:

 

 

 

Obediencia a la autoridad. Es la obediencia en su sentido más preciso, y es necesaria para la buena marcha de cualquier sociedad. Por ejemplo, es imposible que un equipo gane si nadie obedece al entrenador y todos juegan de delanteros.

 

 

 

Obediencia a los demás. Hacer la voluntad de otro es imprescindible para relacionarse. Quien nunca cede en sus gustos es un tirano que no sabe convivir.

 

 

 

Obediencia de la autoridad. Los súbditos han de obedecer a los gobernantes y no al revés, pero quienes dirigen tampoco pueden seguir sus gustos, sino que han de procurar el bien común, cumpliendo las leyes de Dios y de la sociedad. Sólo será buen gobernante quien sabe obedecer, dominando sus caprichos.

5. ¿Y si yo tengo razón? Pueden suceder varios casos:

 

 

 

Esa opinión propia parece lo mejor, pero no es así por error personal o porque la autoridad tiene más datos.

 

 

 

Esa opinión mejor para uno es peor para otros y la autoridad debe buscar el bien de todos.

 

 

 

Esa opinión es lo mejor para todos y la autoridad se equivoca.

6. ¿En este último caso se debe obedecer? También hay varias posibilidades:

 

 

 

Si el asunto es de poca importancia -es lo normal- se obedece y listo: se pierde el bien del acierto, pero se gana el bien de la paz y del ejercicio de la obediencia.

 

 

 

Si el asunto es importante, se intenta aclarar hablando con la autoridad o con sus superiores. Siempre buscando el bien, no por orgullo.

7. ¿Hay que obedecer siempre? Es lo normal, lo más sencillo y lo previsto por el Señor al crear al hombre como ser social. Sin embargo, puede suceder que alguna autoridad ordene acciones contrarias a la ley de Dios. En este caso "hay que obedecer a Dios antes que a los hombres", pero sin faltar al respeto debido a la autoridad, como el Señor también desea.

8. ¿La obediencia sienta bien al hombre? Como cualquier virtud, la obediencia mejora al hombre. En este caso le facilita la vida en sociedad, frena el orgullo, dispone a cumplir la Voluntad de Dios, y ejercita el amor.

9. ¿La obediencia un ejercicio de amor? La obediencia se relaciona con el amor en cuanto que contribuye al bien común y amar es desear el bien a alguien; aquí el bien de la familia, la empresa, el equipo, etc. Se puede obedecer por miedo, pero la obediencia mejor se dirige a obtener un bien y así va unida al amor.

10. ¿La obediencia disminuye la personalidad o la libertad? No, no. Sólo las personas con fuerte voluntad y mucho talento saben prescindir de los gustos propios por el bien común que la autoridad representa. La decisión de obedecer es prueba de libertad inteligente. De hecho, el hombre más perfecto fue obediente hasta la muerte y muerte de Cruz; en este caso obediente a Dios Padre.

B. LA OBEDIENCIA A DIOS

1. ¿Conviene obedecer a Dios? Dios nuestro Señor es infinitamente sabio, e infinito es también su amor hacia los hombres. En consecuencia, siempre quiere para nosotros lo mejor y sabe perfectamente lo que nos conviene. Por esto, la obediencia a Dios es prueba de sensatez y camino seguro de felicidad; aunque a veces los deseos divinos no coinciden con nuestros gustos.

2. ¿Por qué la Voluntad de Dios no coincide con los gustos humanos? En ocasiones los hombres deseamos lo que nos conviene, coincidiendo entonces con la Voluntad divina. Pero otras veces no acertamos con lo mejor porque nuestros datos e inteligencia son limitados y porque tenemos una inclinación al mal, consecuencia del pecado original.

3. ¿Cómo conocer la Voluntad de Dios? Para descubrir lo que Dios quiere de nosotros hay cuatro caminos principales:

 

 

 

Estudiar la naturaleza humana.- Nuestro modo de ser encierra en sí mismo muchos deseos del Creador para el hombre. Sin embargo, al observar la naturaleza humana conviene recordar que nuestra inclinación al mal no es natural sino consecuencia del pecado.

 

 

 

Conocer la doctrina cristiana.- Las enseñanzas de Cristo contienen muchos deseos divinos que el Señor ha querido manifestarnos.

 

 

 

La oración.- Al elevar nuestro pensamiento a Dios a veces se aprecian ideas o deseos de mejorar algún aspecto de nuestra vida. Puede tratarse de un pensamiento propio, pero también puede ser un deseo de Dios para nosotros.

 

 

 

Los consejos y órdenes de otros.- Dios nuestro Señor aprecia mucho lo natural -lo ha creado Él- y el hombre de modo natural se relaciona y comunica con otros hombres, de ahí que muchos consejos buenos contienen deseos divinos. Igualmente de modo natural el hombre debe obedecer a la autoridad, y en los mandatos de ésta se encuentran muchos planes divinos.

4. ¿La autoridad procede de Dios? Dios ha creado al hombre como ser social y por tanto sometido a una autoridad que dirige los pasos en busca del bien común. Estos deseos divinos quedan reflejados en el cuarto mandamiento que ordena honrar, respetar y obedecer a los padres y autoridades en general.

5. ¿Cómo puede proceder de Dios una autoridad malvada? Lo que viene de Dios es la autoridad; pero si ésta se ejercita mal es problema del gobernante que usa mal su libertad. Sobre cómo Dios permite el mal, ver el mal.

LA ORACIÓN

1. ¿Qué es la oración? Orar es elevar el pensamiento hacia Dios. para alabarle y darle gracias, para suplicarle perdón y pedirle cosas, para contarle preocupaciones y alegrías. Conversar. También es oración elevar el pensamiento hacia la Santísima Virgen, los ángeles y los santos.

2. ¿Modos de hacer oración? Hay muchas maneras de orar pues cada persona tiene su propio modo de hablar. De todos modos, los tipos de oración suelen agruparse en dos:

 

 

 

Oración vocal, donde se habla con Dios utilizando las palabras que han empleado los santos, por ejemplo, el padrenuestro y el avemaría.

 

 

 

Oración mental, donde uno se dirige al Señor usando las propias palabras.

3. ¿Hay otros modos de oración? También se puede ofrecer a Dios el trabajo y demás ocupaciones (podría llamarse oración manual pues se eleva al Señor el trabajo que las manos realizan). Igualmente, se puede presentar a Dios los sacrificios y esfuerzos de cada día, y esto puede llamarse oración de los sentidos porque se eleva al Señor el dolor de los sentidos. Ambos casos son oración mental revalorizada con obras.

4. ¿Consejos para una oración mejor? Para orar mejor conviene dirigirse a Dios con humildad y confianza, con fe, perseverancia y docilidad. En definitiva, sabiendo con quien hablamos. También es necesario el esfuerzo de recoger el pensamiento de posibles distracciones, y para esto puede ayudar un libro espiritual.

5. ¿Conviene prever un tiempo fijo de oración? Conviene dirigirse a Dios en cualquier momento pero también es necesario prever un tiempo diario para la oración como suele hacerse con los asuntos importantes.

6. ¿Es importante la oración? Dirigirse a Dios es un honor propio de los ángeles y los santos del cielo. En la tierra además es una necesidad, un deber y una inclinación:

 

 

 

Una necesidad, pues los hombres precisamos del perdón y de la ayuda divina que solicitamos en la oración.

 

 

 

Una obligación, porque las criaturas debemos alabar y dar gracias al Creador y esto se hace dirigiéndose a Él en oración.

 

 

 

Una inclinación, pues nuestro corazón ansía acercarse más y más a Dios.

7. ¿Cuánta oración debe hacer un cristiano? Varía mucho de unas personas a otras. Por ejemplo, un cristiano que comienza su vida espiritual puede empezar con oraciones breves o jaculatorias y poco más. Pero un cristiano que ama a Dios no se conforma con poco y dedica al menos media hora diaria a la oración. Por ejemplo, muchas familias cristianas rezan el Rosario, meditan los evangelios, rezan por la noche, etc.

8. ¿Habla Dios en la oración? Sí; pero su voz no se escucha con los oídos sino que se nota en los buenos deseos del corazón.

LOS ORTODOXOS

 

 

 

A. Las Iglesias ortodoxas.

 

 

 

B. ¿Unidad de ortodoxos y católicos?

A. LAS IGLESIAS ORTODOXAS

1. ¿Quienes son los ortodoxos? Las Iglesias ortodoxas se separaron de la Iglesia católica principalmente en el siglo XI. Conservan los siete sacramentos, coinciden en la doctrina y mantienen la sucesión apostólica (sus obispos descienden de los apóstoles recibiendo el sacramento del orden). Es una lástima que los enfrentamientos del pasado continúen manteniendo esta separación entre católicos y ortodoxos, pues la fe y los sacramentos son los mismos.

2. ¿Cuáles son las principales Iglesias ortodoxas? Se pueden reunir en tres grupos:

 

 

 

Las antiguas Iglesias orientales. Se separaron de los católicos en el siglo V. Son la Iglesia asiria, jacobita, malankar, copta, etíope y armena.

 

 

 

Los cuatro antiguos Patriarcados. Se separaron de la Iglesia católica en el siglo XI. Son los de Constantinopla, Alejandría, Antioquía y Jerusalén.

 

 

 

Las Iglesias ortodozas que han surgido de la subdivisión de los cuatro anteriores. Ordenados de mayor a menor número de fieles, son los Patriarcados de Moscú, Rumanía, Grecia, Serbia, Bulgaria, etc.

3. ¿Por qué hay tantas Iglesias ortodoxas? Porque estas Iglesias son autocéfalas, independientes: eligen sus propios Patriarcas y ninguna otra Iglesia puede intervenir en sus asuntos. Esto sucede porque no aceptan al sucesor de Pedro, y sin el Papa la unidad se debilita.

B. ¿UNIDAD DE ORTODOXOS Y CATÓLICOS?

1. ¿Qué obstáculos impiden la unidad de católicos y ortodoxos? Las mayores dificultades son dos:

 

 

 

El obstáculo principal es la enemistad sostenida durante siglos. Este problema psicológico no existe en la parte católica sino que es más propio de algunas Iglesias ortodoxas, debido a errores del pasado cometidos por ambas partes.

 

 

 

Diferencias en torno a la función del Papa.

2. ¿Qué sucede respecto al Papa? Católicos y ortodoxos reconocen estas palabras de Jesucristo: "tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia" (Mt 16, 18), pero hay esta diferencia:

 

 

 

Las Iglesias ortodoxas están acostumbradas a la independencia, y sólo admiten un primado de honor, es decir, un Pedro que no intervenga en sus Iglesias. Podemos decir que en vez de un Pedro real, prefieren una fotografía de Pedro. Pero esto no es tan radical, y es planteable que la ayuda del Papa sea algo diferente del modo occidental.

 

 

 

La Iglesia católica acepta al sucesor de Pedro con un verdadero poder de gobierno (de atar y desatar, de pastorear, de dirigir) de modo que pueda cumplir su misión de conservar la fe y la unidad. (En la práctica, cada Obispo católico hace y deshace en su diócesis sin que el Papa intervenga mucho; así que la diferencia con los ortodoxos es pequeña y más bien radica en la enemistad).

3. Ventajas de la unidad de católicos y ortodoxos.- Por un lado se da al mundo un ejemplo de unidad. Además, hay ventajas para ambos que pueden aprender de las distintas espiritualidades y aprovechar la oración mutua y los bienes de la Comunión de los Santos. Los ortodoxos salen más beneficiados por gozar del oficio de Pedro.

4. Ventajas de la unión con Pedro.- Al poseer el oficio de Pedro, los ortodoxos consiguen:

 

 

 

Mejorar su obediencia a Cristo que eligió a Pedro como base y roca sobre la que edificó la Iglesia, con la misión de pastor que dirige y cuida la grey del Señor.

 

 

 

Aportan sus ideas a la Iglesia universal ayudando al Papa con sus experiencias y oraciones.

 

 

 

Gozan de mayor seguridad doctrinal al contar con el respaldo y apoyo del Papa.

 

 

 

Gozan de mayor seguridad en el camino pues van junto a Pedro.

5. ¿La obediencia a Pedro quitaría independencia a los ortodoxos? El pueblo ortodoxo seguiría igual. Sus Patriarcas gobernarían con la misma o mayor autoridad al contar con el respaldo del Papa. La obediencia al sucesor de Pedro puede restarles autonomía en algún momento, pero ganarían en independencia frente al poder civil.

EL PECADO

 

 

 

A. ¿Qué son los pecados?

 

 

 

B. Las ofensas.

 

 

 

C. Las ofensas a Dios

 

 

 

D. Consecuencias de los pecados.

A. ¿QUE SON LOS PECADOS?

 

1. ¿Cuándo es mala una acción? Hay varios modos de responder lo mismo. Una acción es mala cuando: es contraria la voluntad de Dios, se opone al verdadero bien del hombre, se enfrenta a las leyes propias de la naturaleza humana.

2. ¿Esos tres aspectos son lo mismo? Coinciden: el Creador desea el verdadero bien de los hombres, y nos creó con un modo de ser determinado que se perfecciona cuando cumplimos sus leyes. Enfrentarse a esa Voluntad equivale a ir contra nuestra naturaleza y hacernos daño. Estas malas acciones se llaman pecados.

3. ¿Cómo saber si una acción concreta es buena? Además de la reflexión sincera, conviene preguntar a un buen cristiano que entienda de estas cosas; y consultar encíclicas y otros documentos de los Papas, por ejemplo, el Catecismo de la Iglesia Católica.

4. Entonces, ¿qué es el pecado? Es un acto voluntario opuesto a la ley de Dios (puede ser interno, externo e incluso una omisión). Es perjuicio para el hombre y ofensa a Dios.

B. LAS OFENSAS

5. Definición y tipos.- Una ofensa es un daño al honor o dignidad de una persona. Pueden ser de varias clases:

a) Según el modo de hacerlas:

        . activas: burlas, desprecios, insultos,...: ataques directos a la dignidad de alguien.

        . pasivas: olvidos, indiferencia, dejadez,...: dejar de prestar la atención y honor debidos.

b) Según a quien se dirigen:

        . directas: van contra la persona misma.

        . indirectas: dañan los seres amados por esa persona: hijos, familia, amigos, propiedades.

6. Características de una ofensa.

 

 

 

No es necesario que el ofendido sufra. Puede ser hecho a sus espaldas. Por ejemplo, la burla a una foto o imagen de alguien es una ofensa -que los asistentes reconocen-, aunque el interesado nunca lo sepa.

 

 

 

Sólo hay ofensa si hay injusticia. Hay personas que se sienten afrentadas por la más mínima desatención; estos casos no son ofensas reales sino orgullo real. Para que sea una ofensa ha de ser algo injusto.

 

 

 

El perdón de una ofensa exige de por sí una reparación. El ofendido puede perdonar sin más, pero la justicia exige alguna reparación que restaure el daño ocasionado.

C. LAS OFENSAS A DIOS

7. Tipos de ofensas a Dios.

 

 

 

Directas: corresponden a los tres primeros mandamientos. Atacan frontalmente a la dignidad de Dios, bien activamente como las blasfemias, bien pasivamente como el abandono del culto.

 

 

 

Indirectas: corresponden a los otros siete mandamientos. Aquí se maltrata -activa o pasivamente- a quienes Dios ama: a los hombres, incluido el propio pecador. Este es el caso de quien se burla de otro o le perjudica injustamente: ofende a Dios pues maltrata a alguien amado por El. Igualmente, quien se droga o emborracha se hace daño a sí mismo y por tanto ofende a Dios porque trata mal a quien el Señor quiere mucho. Tanto le quiere que por él murió en la Cruz.

8. Gravedad de las ofensas.- Será mayor si se realiza ante el interesado, si éste nos ama mucho, y si la dignidad sustraída es grande. Las ofensas a Dios reúnen esas características que aumentan la gravedad. En particular, la dignidad maltratada es muy grande:

 

 

 

se desprecia un amor y un bien infinitos, sustituyéndolos por bienes creados.

 

 

 

se desprecian grandes dones como la filiación divina y la inhabitación del Espíritu Santo.

 

 

 

se daña la imagen de Dios que es el hombre.

 

 

 

se añade carga a la Cruz de Cristo, que tomó sobre sí nuestros pecados. La gravedad de los pecados se capta mejor si recordamos cómo fue la reparación: el hijo de Dios se hizo hombre y murió en la Cruz.

9. ¿No es extraño que Dios permanezca ofendido? Dios no permanece ofendido. Los pecados son ofensas a Dios pero a El no le afectan y no queda ofendido. (Para que haya ofensa no es necesario que el ofendido sufra). De todos modos, se puede decir que los pecados también afectan a Dios, pues cargan sobre la Cruz de Cristo, verdadero Dios.

       Dios no es rencoroso, ni orgulloso, pero sí justo. No se siente ofendido, pero la ofensa debe ser reparada. Por esto las personas arrepentidas desean hacer penitencia.

D. CONSECUENCIAS DE LOS PECADOS

10. ¿Qué sucede al pecar? Cualquier decisión de la voluntad afecta a la propia voluntad dejándola inclinada a ese bien o mal que quiso. Nuestras acciones nos hacen mejores o peores: quien trabaja se hace trabajador, quien roba se hace ladrón. El hombre alcanza la santidad a base de realizar buenas acciones, mientras que "quien peca se hace esclavo del pecado". Esta es la consecuencia natural de una acción humana: nos afecta para bien o para mal. No da lo mismo escoger el bien o el mal. En consecuencia, también los pecados afectan a la dignidad humana.

11. Además el pecado es una ofensa a Dios y esto es tan serio que hace sonrojar a los ángeles y a la creación entera. Las consecuencias son pues grandes, aunque diferentes según la mayor o menor gravedad del pecado. Si es una falta leve -venial- el amor a Dios se enfría pero se conserva. En cambio, una ofensa grave -mortal- produce una ruptura con el Señor que deja de inhabitar en nuestra alma; se pierde la gracia santificante, la que nos diviniza y hace hijos de Dios.

12. ¿La justicia reclama algún castigo? Ante las ofensas la justicia exige una reparación, en esta vida o en la otra.

PECADO ORIGINAL

1. ¿Qué es el pecado original? Se llama pecado original a la ofensa a Dios cometida por la primera pareja humana. Ese pecado fue origen de los demás y causa de la situación de pecado en que todos los hombres nacemos.

2. ¿Cómo fue? El diablo tentó a la mujer a que desconfiara de Dios, luego fomentó su orgullo, y finalmente la indujo a que desobedeciera el mandato divino. Después la mujer hizo lo mismo con su marido.

3. ¿Cómo era el hombre antes de pecar? Antes de pecar el hombre había recibido muchos dones de Dios:

 

 

 

Poseía gracias y virtudes sobrenaturales gozando de la amistad e intimidad divinas.

 

 

 

Los dones preternaturales le hacían inmortal e impasible: sin dolores, sin enfermedades, sin cansancios.

 

 

 

Su naturaleza estaba en plenitud: su inteligencia, su voluntad, sus apetencias iban bien. Por ejemplo, le apetecía comer y beber en la medida justa.

4. ¿Cómo quedó el hombre después del pecado original? A consecuencia del pecado original el hombre perdió los dones sobrenaturales y preternaturales. Incluso su naturaleza humana quedó herida perdiendo parte de su dignidad con varias consecuencias:

 

 

 

A la tendencia natural al bien se añadió la inclinación al pecado.

 

 

 

Al rebelarse el alma contra Dios, el cuerpo se rebeló contra el alma y empezó a exigir más placeres de lo razonable. Desde entonces el hombre debe esforzarse por dominarse a sí mismo frenando sus apetencias de comida, sexo, comodidad, etc. No todo lo que apetece está bien.

 

 

 

A veces el hombre tiene ilusiones buenas pero no las consigue por falta de ánimos para empezar, para seguir o para afrontar las dificultades. Esta debilidad procede de ese primer pecado.

5. ¿Por qué se trasmite ese pecado a los demás hombres? Si Adán y Eva no hubieran pecado, nos habrían trasmitido una naturaleza en perfecto estado y adornada con los dones mencionados. Con el pecado original su naturaleza quedó herida, y herida nos la trasmitieron.

6. ¿Un bebé es ya pecador? Obviamente él no ha cometido pecados personales, y así me lo recordaba un amigo chileno. Sucede que el pecado original fue un pecado personal en el caso de Adán y Eva; pero es una situación de pecado para los demás hombres, que nacemos con una inclinación al mal y privados de la gracia santificante. Esta carencia es similar a la pérdida de esta gracia que se produce con el pecado personal. Y por esto a esa situación de nacimiento se le llama también pecado. Pero este pecado original con el que todos nacemos no es un acto cometido sino un estado adquirido.

7. ¿Puede borrarse el pecado original? El pecado original se perdona en el bautismo. Allí se recuperan los dones principales que se perdieron, los sobrenaturales: la gracia y la amistad con Dios. Los otros dones se alcanzarán en el cielo. El rescate de todo esto exigió la sangre de Cristo.

PERSONALIDAD

1. ¿Qué es personalidad? Se llaman personalidades a quienes destacan sobre el resto por algunas cualidades que poseen. Personalidad o carácter es el conjunto de cualidades de una persona.

2. ¿Cuándo es mejor una persona? Una persona es buena cuando realiza buenas acciones y mejor si lo hace con frecuencia. Estas obras repetidas originan hábitos o cualidades que si son buenos se llaman virtudes. La persona mejor posee abundantes virtudes.

3. ¿Cómo mejora una persona? La personalidad o carácter mejoran suprimiendo malas costumbres o adquiriendo hábitos buenos. Esto se consigue mediante repetición de actos: Quien trabaja se hace trabajador, quien roba se hace ladrón.

4. ¿Cómo hacerlo si precisamente falta esa cualidad?; por ejemplo, ¿cómo realizar actos de trabajo si uno es vago?.- Los defectos humanos son corregibles. A veces habrá que tomar medidas enérgicas. Otras veces se puede comenzar por esfuerzos pequeños. Siempre irá bien buscar ayudas.

5. ¿Ayudas posibles? Cambiar de costumbres o adquirir un nuevo hábito exige un esfuerzo propio. Pero también contamos con ayudas:

 

 

 

Rogar a Dios su auxilio, recibir los sacramentos, etc. La gracia de Dios nos mejora por dentro y nos fortalece para obrar bien.

 

 

 

Rodearse de buenas amistades. El buen ejemplo, los ánimos y consejos de otros son una gran ayuda.

 

 

 

La lectura y la asistencia a charlas de formación donde recuerden las buenas costumbres, de modo que así se acierta más fácilmente con el comportamiento correcto

PLACERES

1. Tipos de placeres Los placeres o gozos son sentimientos agradables a consecuencia de un bien alcanzado. Según el bien conseguido pueden agruparse en dos tipos:

 

 

 

Placeres corporales: satisfacen principalmente a alguno de los sentidos. Por ejemplo, la comodidad y los placeres sexuales van ligados al sentido del tacto; la música agrada al sentido del oído, etc.

 

 

 

Placeres espirituales: son sentimientos de gozo ante bienes espirituales, o del alma. Por ejemplo, los descubrimientos científicos, los éxitos, las muestras de cariño o apoyo recibidas, la superación de obstáculos, la paz con Dios...

2. ¿Qué sentido tienen los placeres?, ¿para qué están? El Creador ha dispuesto los placeres para facilitar la búsqueda del bien, pues la esperanza de un gozo futuro ayuda a superar los obstáculos. Lo principal no es el placer sino el bien alcanzado; el placer es sólo una consecuencia.

3. ¿Son buenos los placeres? Más que buenos o malos los placeres son favorables o perjudiciales. Si la acción agradable es buena, el placer es favorable pues invita a repetir algo correcto (y ayuda a dar gracias a Dios). En cambio, si la acción placentera es mala, el placer es perjudicial pues invita a repetir algo malvado. Ejemplos:

 

 

 

Gozar por la posesión de un diamante será perjudicial si se obtuvo mediante el robo, pues ese placer impulsa a otros robos. En cambio, si fue un regalo del esposo, el mismo gozo por el diamante fomenta el amor.

 

 

 

Los placeres sexuales en el matrimonio son favorables pues facilitan el gran bien de un nuevo hijo. En cambio, los mismos placeres en el adulterio son perjudiciales pues invitan a repetir esas malas acciones.

 

 

 

El placer por un éxito profesional es correcto pues impulsa a seguir trabajando bien. Pero si el éxito se debe a un fraude, ese placer es perjudicial pues induce a seguir engañando.

4. ¿Cómo detectar placeres perjudiciales? Hemos visto que los placeres son perjudiciales cuando la acción placentera es mala. Esta es la regla general que abarca los demás casos; pero hay más reglas para detectar cuándo un placer es perjudicial. Por ejemplo:

 

 

 

Cuando por obtener un placer se pierden bienes mejores. Normalmente el placer está próximo y el bien perdido futuro. Por ejemplo: el caso de quien se divierte pero suspende el curso.

 

 

 

Cuando el placer domina al hombre, fomentando deseos excesivos o sin moderación. Por ejemplo, el placer de comer facilita alimentarse pero dificulta parar. Por esto conviene entrenarse en el dominio propio no sea que los gustos esclavicen al hombre.

 

 

 

Cuando se consigue el placer sin obtener el bien correspondiente. Esto es un engaño donde el placer obtenido oculta el bien perdido que deja de buscarse. Por ejemplo, quien alcanza caprichos sin esfuerzo es difícil que aprenda a esforzarse.

5. ¿Por qué es equivocado hacer todo lo que agrada? Porque a veces agradan cosas malvadas. Sobre esto puede verse el tema apetece y pecado original. No habría problemas si el hombre tuviera perfecto dominio sobre sus deseos, apeteciendo sólo      lo bueno y en la medida correcta. Así será en el cielo.

PROTESTANTES

1. ¿Quienes son los protestantes? Los protestantes se separaron de la Iglesia católica en el siglo XVI. La ruptura incluyó bastantes diferencias doctrinales y prácticas. Por ejemplo, la mayoría de estas Iglesias sólo aceptan dos sacramentos: Bautismo y Cena (Eucaristía con importantes variaciones).

2. ¿Cuáles son las Iglesias protestantes? Estas Iglesias se han dividido y subdividido bastante. Podemos hablar de tres grupos :

 

 

 

Las Iglesias luteranas de las que se desprendieron los anabaptistas y menonitas.

 

 

 

Las Iglesias calvinistas o protestantes reformadas, de las que proceden los presbiterianos y los puritanos o congregacionalistas; y en buena parte las Iglesias anglicanas.

 

 

 

Las Iglesias anglicanas que han dado lugar a los baptistas, metodistas, episcopalianos, cuáqueros, etc.

3. ¿Por qué hay tanta ramificación en los protestantes? Una posible explicación es ésta: los protestantes admiten sólo la Escritura como fuente teológica rechazando la Tradición y el Magisterio. Pero sin el Papa, sin Tradición y sin Magisterio, hay muchos modos de interpretar la Biblia. Entonces unos y otros se separaron pretendiendo conseguir una fidelidad mayor a las Escrituras, según su interpretación.

¿UNIDAD DE PROTESTANTES Y CATÓLICOS?

1. ¿Qué obstáculos impiden la unidad de católicos y protestantes? Además de algunas enemistades y de la unión con Pedro, el problema también es doctrinal, de fe, pues hay varios temas con planteamientos diferentes. Por ejemplo, en los Sacramentos, en la moral y en las antiguas premisas protestantes: "sola scriptura", "sola fides", "solus Christus" que ahora matizamos. (Respecto a la unión con el Papa puede verse el caso de los ortodoxos).

2. ¿Qué significa "sola scriptura"? Suele decirse que los protestantes admiten sólo la Biblia rechazando la Tradición y el Magisterio. Sin embargo, en realidad nadie acepta el principio de "sola scriptura", y los protestantes siguen la Biblia con la interpretación de Lutero, Calvino o los iniciadores y pastores de sus Iglesias.

3. ¿Qué significa "sola fides"? Es conocida la afirmación protestante de que basta la fe sin obras para salvarse. Sin embargo, este planteamiento no es tan radical pues, como es lógico, los pastores protestantes predican un comportamiento correcto y desean que la vida -las obras- de sus fieles sea ejemplar.

4. ¿Qué significa "solus Christus"? Esta idea protestante invita a buscar la santidad siguiendo a Cristo sin necesidad de la Iglesia. Pero obviamente tampoco esto es tan radical y los pastores protestantes cuidan su comunidad y desean que sus fieles se reúnan y asistan a sus sermones.

5. ¿Y las diferencias en los sacramentos y la moral? Aquí también hay diferencias importantes, pero no vamos a insistir en lo que nos separa. Recordemos lo que nos une: la fe en Cristo y muchos siglos de creencias comunes.

PURGATORIO

1. ¿Qué es el purgatorio? Se llama purgatorio al destino intermedio de sufrimiento de quienes mueren en gracia de Dios pero sin haber purificado del todo sus pecados. Es la situación de dolor necesaria para limpiar por completo el alma y así entrar dignamente en el cielo.

2. ¿Es conveniente el purgatorio? En el cielo no se puede entrar con restos de pecados porque se pasaría una vergüenza insoportable. Sin embargo, Dios nuestro Señor no quiso enviar a esas personas al infierno e inventa el purgatorio como modo de purificación previo al cielo para quienes mueren en gracia.

3. ¿Si hay purgatorio, no sobra el infierno? El pecado mortal causa una ruptura tan grande con Dios que impide el arrepentimiento después de la muerte. Al faltar el arrepentimiento no cabe el deseo de purificación imprescindible en el purgatorio.

4. ¿Qué sufrimientos hay en el purgatorio? Los sufrimientos del purgatorio son temporales y suelen agruparse en dos:

 

 

 

Pena de daño.- Es la más dolorosa. Consiste en la privación temporal de la visión de Dios.

 

 

 

Pena de sentido.- Con este nombre se reúnen diversos sufrimientos que también suelen expresarse mencionando un fuego especial (1 Cor 3, 15). Respecto a su grado de dolor se dice que la pena más grande de esta vida es inferior a la pena más pequeña del purgatorio; los dolores del purgatorio son de una intensidad superior a los de esta vida.

5. ¿Es conveniente rezar por los difuntos? Es importante rezar por las almas del purgatorio para conseguir que vayan pronto al cielo (2 Mac 12, 46). Ellas son las personas que más sufren, y nuestras oraciones son una gran obra de caridad. Además, nos lo agradecerán mucho pues es inmenso el favor que les hacemos.

6. ¿Cómo evitarse el purgatorio y entrar directamente al cielo? Algunos consejos que suelen darse son:

 

 

 

Evitar los pecados con firmeza, para no tener que purificarlos. Confesarse frecuentemente, fomentando el arrepentimiento y el dolor de los pecados para que la confesión sea más eficaz.

 

 

 

Llevar una vida sacrificada ofreciendo esos dolores a Dios como penitencia purificadora. Esto da mayor sentido al dolor.

 

 

 

Procurar ganar indulgencias. Sobre todo indulgencias plenarias. Pues cada indulgencia plenaria purifica el alma completamente.

 

 

 

Procurar acercar a otros a Dios. Dios nuestro Señor premia el apostolado con gracias abundantes que mejoran el alma.

RELATIVISMO

1. ¿Hay verdades objetivas o todo depende de lo que uno piense? Las cosas son como son, y cada uno las interpreta a su manera acercándose más o menos a la realidad. Aunque Dumbo sea una buena película, en realidad los elefantes no vuelan.

2. ¿Todo es opinable? Se puede opinar sobre cualquier cosa, pero no todos los pareceres son ciertos. Se puede opinar que los hombres no mueren o que no existe Pekín, pero son ideas equivocadas.

3. ¿Da lo mismo una opinión que otra?

 

 

 

En cuanto a su contenido, serán mejores las opiniones más cercanas a la realidad.

 

 

 

En cuanto a quien opina, serán más valiosos los comentarios de personas sinceras y entendidas en la materia.

4. ¿Qué es el relativismo? El relativismo es la postura o teoría de rechazar la existencia de verdades y defender que todo es opinable, que todo depende del punto de vista. (Pero si no hay verdades tampoco el relativismo es verdadero).

5. ¿No depende todo del punto de vista? El punto de vista puede fijarse más en un aspecto u otro, y acertar más o menos con la realidad. Pero la realidad es como es, con independencia de quien mire.

6. ¿Qué problemas ocasiona el relativismo? El relativismo origina serias dificultades:

 

 

 

Frena la búsqueda de la verdad: Si da lo mismo una teoría u otra, se deja de investigar.

 

 

 

Surgen las más fuertes dictaduras: si todo es opinable, se ejecutará lo que decida el más fuerte.

 

 

 

Se fomenta el egoísmo: en vez de intentar aconsejar se puede pensar "allá tú con tus opiniones".

 

 

 

Se desprecia la experiencia y el consejo de otros y el hombre se queda solo.

7. ¿El relativismo mejora la comprensión y tolerancia entre las personas? Son cosas independientes: La comprensión y tolerancia son facetas ligadas a la caridad, y esta virtud puede practicarse siendo uno relativista o no, pues dependerá de si esta cualidad está incluida entre los valores que se aprecian.

8. Relativismo religioso: ¿da lo mismo una religión que otra? No, no. Todas las religiones tienen aspectos buenos y correctos, pero sólo una es completamente verdadera, pues sólo hay un único Dios.

9. Relativismo moral: ¿da lo mismo obrar de una manera o de otra? Obviamente no es igual asesinar y robar que consolar y servir.

10. ¿Cómo encontrar la verdad? Este es el problema. La verdad se encuentra mediante la inteligencia. Pero nuestro entendimiento juzga a veces erróneamente -por ejemplo, dejándose influir por las pasiones-. ¿Entonces? La mejor manera de buscar la verdad sigue tres pasos:

 

 

 

El estudio serio de las cosas, empleando bien la propia inteligencia.

 

 

 

Pedir consejo a personas de vida ejemplar, aprovechando su sabiduría.

 

 

 

Rogar humildemente a Dios su ayuda. Él es la Verdad.

LA RELIGIÓN VERDADERA

 

 

 

A. Una sola religión.

 

 

 

B. ¿Cómo reconocer la verdadera religión?

A. UNA SOLA RELIGIÓN VERDADERA

 

1. Requisitos para encontrar la verdadera religión.- Quien no conoce la religión verdadera y desea encontrarla debe cumplir un requisito imprescindible: buscar. Y esto exige varias condiciones:

 

 

 

Aceptar la existencia de Dios.- Si esto no se admite, se rechazarán todas las religiones.

 

 

 

Aceptar que hay un solo Dios.- Si hubiera varios dioses, cada uno tendría su religión. Pero no es posible que haya varios omnipotentes, ni varios seres perfectos (¿en qué perfección se diferencian?).

 

 

 

Aceptar que Dios es bueno.- Y en consecuencia ayuda a sus criaturas a encontrar el camino de la felicidad. Por tanto, debe existir una religión verdadera que contenga los mandatos, consejos y dones que hacen feliz al hombre.

 

 

 

Finalmente, para encontrar la religión verdadera es preciso buena voluntad y buena conducta, pues los malos hábitos dificultan encontrar la verdad.

2. ¿La religión verdadera es única? Todas las religiones buscan el bien del hombre acercándole a Dios. Todas abarcan áreas más o menos amplias de verdad, pero sólo una es completamente cierta pues sólo hay un único Dios: Entre las religiones hay puntos de contacto y de divergencia. Algunos planteamientos son tan opuestos que no pueden ser a la vez válidos. Por ejemplo, si una religión permite tener dos mujeres a la vez y otra lo considera una falta grave, una de las dos se confunde. Si una religión es verdadera, las demás no lo son. No quiere decirse que sean malvadas ni completamente falsas: simplemente no son la verdadera.

B. ¿CÓMO RECONOCER LA VERDADERA RELIGIÓN?

 

Para saber si una religión es equivocada hay varios aspectos clarificadores:

1. Analizar la doctrina, considerando estas ideas:

 

 

 

Son evidentemente falsas las religiones que uno se inventa. Quien rechaza las doctrinas para aprobar un comportamiento en base a su propia opinión, se convierte en inventor de religiones y una religión inventada es sin duda falsa, aunque desde luego sean ideas respetables.

 

 

 

La religión verdadera debe ir acorde con la dignidad de la naturaleza humana. Su doctrina debe ser ejemplar.

 

 

 

La religión verdadera debe ser válida para todos los hombres. Pues Dios creó y ama a todos. De donde nacen dos consecuencias:

 

 

 

- Las religiones nacionalistas o racistas no van bien encaminadas.

 

 

 

- La religión verdadera debe abarcar todas las épocas de la historia, sin excluir a los antiguos. De ahí que las religiones relativamente modernas deberían explicar suficientemente cómo pueden salvarse los que murieron antes.

2. Considerar la práctica, teniendo en cuenta lo siguiente:

 

 

 

No sirve analizar la vida de unos miembros, ni de unos jefes, pues en todas las religiones ha habido personas y jefes poco dignos. En cambio, sí sería válido estudiar las vidas y comportamientos que esa religión considera ejemplares.

 

 

 

También es argumento válido analizar la vida del fundador, pues él habrá recibido más dones de Dios para transmitir a los demás lo que deben practicar: si el fundador llevó una vida poco ejemplar, su religión no es admisible.

 

 

 

En particular, y es asunto curioso, basta fijarse en la vida sexual del fundador. Normalmente, quien se autoinventa una religión, también se autoinventa excusas para satisfacer sus gustos sexuales.

3. ¿Puede usarse la Biblia para descubrir la religión verdadera? Citar frases de la Biblia con toda firmeza -como escritas por Dios- no es un argumento válido, salvo que antes se muestre que Dios es su autor, y que sus palabras se interpretan acertadamente. En cambio, sí es correcto apoyarse en el valor histórico indudable de algunos textos bíblicos: relatan hechos que realmente sucedieron. Sobre todo, leer la vida de Cristo presta un gran servicio espiritual y cultural.

4. ¿Cómo empezar? ¿Qué camino es el mejor para buscar a Dios? La humildad y la oración: pedir humildemente al Señor su ayuda para encontrarlo.

RELIGIONES CRISTIANAS

1. ¿Cuáles son las religiones cristianas? Hay bastantes iglesias cristianas diferentes. Podemos reunirlas en tres grupos :

 

 

 

la Iglesia católica

 

 

 

las Iglesias ortodoxas

 

 

 

las Iglesias evangélicas o protestantes.

2. ¿Por qué se llaman cristianas? Estas religiones se llaman cristianas porque reconocen a Cristo como Hijo de Dios hecho hombre, proceden de la Iglesia que Cristo fundó, e intentan practicar y difundir las enseñanzas de Cristo.

3. ¿Qué tienen en común las religiones cristianas? Coinciden en bastantes cosas:

 

 

 

Hay un sólo Dios -Padre, Hijo y Espíritu Santo-.

 

 

 

Jesucristo es la Segunda Persona de la Trinidad hecho hombre. Padeció y murió en la cruz para salvarnos.

 

 

 

Los diez mandamientos son el resumen de la moral que se debe practicar.

 

 

 

El Bautismo es el inicio de la vida cristiana.

 

 

 

La oración y la Biblia son imprescindibles. Etc.

4. ¿Qué es el ecumenismo? Se llama ecumenismo a la actitud o actividad que busca la unidad de los cristianos.

RESPETO

1. ¿Qué es respetar? Respetar a alguien es tratarlo de acuerdo a su dignidad. Esta dignidad propia requiere de los demás un comportamiento adecuado, de modo que las faltas de respeto voluntarias son una injusticia, por incumplimiento de ese deber. En cambio, donde hay respeto reina un ambiente cordial y amable, propio de la caridad.

2. Ejemplos de falta de respeto en las relaciones sociales:

 

 

 

La difamación y las burlas rebajan la dignidad de las personas, y este trato injusto es una falta de respeto.

 

 

 

Los obreros y subordinados son seres humanos. Tratarlos como esclavos es una falta de respeto a su dignidad de personas.

 

 

 

En cualquier sociedad (familia, aula, empresa, ciudad...) debe haber autoridades que la dirijan (padres, profesores, jefes, concejales...). Esto exige a hijos, alumnos y subordinados un trato disciplinado y obediente. Las rebeldías son falta de respeto hacia la sociedad.

 

 

 

Las faltas de educación voluntarias (desplantes, portazos, etc.) suelen ser ejemplos de falta de respeto pues el trato adecuado a esas personas debía ser otro.

3. Otros ejemplos de falta de respeto:

 

 

 

La mujer es una persona humana y es injusto tratarla como un objeto sexual. Esta injusticia es entre otras cosas una falta de respeto.

 

 

 

El amor humano posee una gran dignidad que exige un trato delicado. La pornografía es una falta de respeto hacia la humanidad.

 

 

 

Los animales y plantas están al servicio del hombre pero poseen de por sí alguna dignidad en cuanto criaturas. El hombre puede usarlos, comerlos y divertirse con ellos, pero dentro de cierto respeto. Sobre esto ver el tema ecologismo.

4. ¿Qué faltas de respeto son más graves? La gravedad de una falta de respeto depende de lo que se realice y de la dignidad que se intenta dañar. Lo peor son los insultos y burlas dirigidos a Dios.

5. ¿Respetar equivale a desinteresarse? No, no. Un gran dogma del egoísmo es afirmar: "yo respeto a los demás; que los demás me respeten". Esto es un falso respeto pues normalmente equivale a decir "allá ellos con sus problemas". El trato adecuado a la dignidad de los demás es interesarse por ellos (sobre todo por su alma), pues además de respetar es preciso amar a todos, deseando activamente su bien.

6. ¿Se debe respetar a todos igual? Cualquier persona posee una dignidad por el hecho de ser persona. Y así todo hombre merece algún respeto, un trato adecuado a su dignidad humana. Este deber básico incluye respetar sus bienes, su vida, su fama, su intimidad,... Sin embargo:

 

 

 

Algunas personas merecen un respeto mayor debido a una dignidad superior. Por ejemplo, los padres, los ancianos, las autoridades, etc. El trato entre compañeros es diferente del trato hacia padres y profesores. Con éstos el modo de hablar y escuchar debe ser más respetuoso.

 

 

 

También hay personas que por su conducta infrahumana pierden parte de su dignidad y merecen menor respeto. Por ejemplo, los delincuentes pueden ser encarcelados. El respeto no se opone a la justicia.

7. ¿Corregir es una falta de respeto? El respeto no significa dejar a los demás que hagan lo que les venga en gana. Hay cosas que se deben prohibir, y asuntos que se deben corregir. Tanto el respeto como la corrección se apoyan en la caridad. Lo fundamental no es el respeto sino la caridad, y ésta exige a veces corregir para ayudar. Sólo hay falta de respeto si se corrige con malos modos.

8. ¿El respeto quita confianza y espontaneidad?:

 

 

 

El respeto mutuo proteje la dignidad de las personas y por tanto origina seguridad y confianza. El respeto es distinto del temor.

 

 

 

La espontaneidad surge de las costumbres, que originan un modo natural o propio de comportarse. Si uno tiene el hábito de respetar, el respeto le saldrá espontáneo.

 

9.

¿Exigir un respeto es propio del orgullo? Por orgullo alguien puede pensar que posee una dignidad superior a la que realmente le corresponde. En consecuencia, esta persona algo susceptible exigirá un trato y un respeto excesivos. En cambio, si la dignidad es verdadera, el respeto adecuado es propio de la justicia.

 

RESPONSABILIDAD

 

 

 

A. La responsabilidad: condiciones y tipos.

 

 

 

B. ¿Es bueno ser responsable?

 

 

 

C. ¿Cómo mejorar la responsabilidad?

A. LA RESPONSABILIDAD: CONDICIONES Y TIPOS.

1. ¿Qué es la responsabilidad? Una persona responsable toma decisiones conscientemente y acepta las consecuencias de sus actos, dispuesto a rendir cuenta de ellos. La responsabilidad es la virtud o disposición habitual de asumir las consecuencias de las propias decisiones, respondiendo de ellas ante alguien. Responsabilidad es la capacidad de dar respuesta de los propios actos.

2. Condiciones para que exista responsabilidad.- Para que pueda darse alguna responsabilidad son necesarios dos requisitos:

 

 

 

libertad.- Para que exista responsabilidad, las acciones han de ser realizadas libremente. En este sentido, ni los animales, ni los locos, ni los niños pequeños son responsables de sus actos pues carecen de uso de razón (y el uso de razón es imprescindible para la libertad).

 

 

 

ley.- Debe existir una norma desde la que se puedan juzgar los hechos realizados. La responsabilidad implica rendir cuenta de los propios actos ante alguien que ha regulado un comportamiento.

3. ¿Responsabilidad ante quién? El hombre responde de sus actos ante quien es capaz de dictarle normas, y esto sólo pueden hacerlo Dios (responsabilidad moral), uno mismo (juicio de conciencia) y otros hombres. A su vez, la responsabilidad ante los demás puede ser de varios tipos: responsabilidad jurídica (ante las leyes civiles), familiar, laboral, etc.

B. ¿ES BUENO SER RESPONSABLE?

1. ¿Cómo disminuye la responsabilidad? Disminuye la responsabilidad lo que disminuye la libertad, es decir, lo que entorpece la voluntad y el entendimiento, que son las facultades necesarias para realizar acciones libres. Por ejemplo, la violencia, la ignorancia y el miedo.

2. ¿Es mejor ser poco responsable? No, no. Es preferible ser hombres libres, dueños de sus actos, capaces de tomar decisiones y de asumir sus consecuencias.

3. ¿Por qué suena mal la responsabilidad? La palabra responsabilidad trae malos recuerdos a la imaginación por varios motivos:

 

 

 

normalmente sólo se relaciona con errores o castigos, pues cuando la consecuencia de una acción es un premio no suele hablarse de responsabilidad sino de mérito. (En realidad el mérito exige una responsabilidad previa).

 

 

 

Responder ante otros parece ir contra la propia libertad. (Pero ambas cosas van unidas: sin libertad no hay responsabilidad, sólo quien es dueño de sus actos puede responder de ellos).

 

 

 

Responder ante uno mismo es contrario a los propios gustos o comodidades. (Pero ser esclavo de los gustos conduce al egoísmo).

 

 

 

La responsabilidad se ve como opuesta a la diversión. (En realidad sólo se opone al tipo de diversión desenfrenada o sin medida; pues una persona responsable sabe divertirse en los momentos y modos razonables).

4. ¿Qué excusas hay para evitar responsabilidades? Como la responsabilidad suena mal, es frecuente inventarse razonamientos que eviten rendir cuentas. Podemos agruparlos en tres tipos:

 

 

 

Para evitar responsabilidades ante los demás, es frecuente echar las culpas a otro, o bien decir "soy libre y hago lo que me da la gana"; queriendo expresar que no rindo cuentas de mi comportamiento ante nadie. (Obviamente la libertad humana no es así).

 

 

 

Para quitarse responsabilidad ante la propia conciencia, un recurso habitual es evitar reflexionar: aturdir la cabeza hasta que no pueda pensar. Otro sistema es decir "yo paso de todo", o "ningún asunto me importa". (Pero la conciencia intenta protestar ante esta dejadez).

 

 

 

Y las excusas para evitar responsabilidades ante Dios son abundantes. Desde decir que no existe, hasta afirmar que Dios es tan bueno que todo le parecerá bien. (Pero la verdadera bondad desea el bien verdadero).

 

C. COMO MEJORAR LA RESPONSABILIDAD

1. ¿Cómo ser más responsables? El camino más rápido para mejorar en responsabilidad es apreciar claramente que de nuestro comportamiento dependen cosas grandes. Los hombres con ideales y metas elevadas se responsabilizan enseguida de sus decisiones.

2. ¿Qué cualidades ayudan a la responsabilidad? Hay varias virtudes que se relacionan mutuamente con la responsabilidad. Digamos tres:

 

 

 

Valentía.- Para dar cuenta de los propios actos hace falta un valor capaz de superar el temor al castigo. (Responsabilidad ante los demás).

 

 

 

Humildad.- El orgullo dificulta pedir perdón; mientras que la persona humilde reconoce sus fallos. (Responsabilidad ante uno mismo).

 

 

 

Piedad basada en la filiación divina.- Quien aprecia el gran don de ser hijo de Dios procura que su comportamiento agrade a su Padre. (Responsabilidad ante Dios).

3. ¿La responsabilidad mejora con la edad? Con la edad suelen tomarse decisiones más importantes, y normalmente la responsabilidad aumenta. Pero no mejora por el simple paso de los años, sino por los hábitos que se adquieren. Puede verse el tema madurez.

RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS

1. ¿Resucitan los muertos? Los muertos resucitarán al fin del mundo. Entonces cada alma volverá a su cuerpo que adquirirá unas cualidades especiales. Unidos ambos de nuevo recibirán juntos en el juicio final el premio o castigo que ya tenía el alma.

2. ¿Entonces, hay reencarnación? Normalmente por reencarnación se entiende que tras la muerte el alma toma otro cuerpo diferente y luego otro y otro en una especie de condena a muerte continua. Esto no sucede así. No hay reencarnación del alma en otro cuerpo, sino resurrección del cuerpo con su misma alma al fin del mundo.

3. ¿Cómo serán los cuerpos gloriosos en el cielo? Los cuerpos resucitados y gloriosos tendrán propiedades diferentes de los cuerpos actuales. Estarán tan empapados por el alma que gozarán de muchas cualidades espirituales similares a las que tuvo el cuerpo resucitado de Cristo. Los cuerpos gloriosos serán:

 

 

 

Impasibles: ya no sufren dolores ni muerte.

 

 

 

Ágiles, para ir donde el alma desee.

 

 

 

Sutiles: capaces de atravesar cuerpos materiales.

 

 

 

Claros, brillantes: con una belleza radiante de esplendor que variará según la santidad que cada uno alcanzó en esta vida.

4. ¿Y los cuerpos condenados? También resucitarán y tendrán propiedades diferentes de los cuerpos actuales. Pero no serán glorificados. Por ejemplo, serán inmortales pero sufrirán dolores y carecerán de esplendor.

ROSARIO

 

 

 

A. ¿Cómo rezar mejor el Rosario?

 

 

 

B. Historia del Rosario.

A. ¿CÓMO REZAR MEJOR EL ROSARIO?

El Rosario es una oración vocal y mental, donde el rezo de las avemarías va unido a la meditación de la vida de Jesucristo. Para rezarlo mejor suelen darse varios consejos.

1. Antes de empezar

 

 

 

Buscar un momento y lugar apropiados. Si se reza en una iglesia, o en familia, o acompañado de otros puede obtenerse una indulgencia plenaria, con las condiciones acostumbradas. En otros casos, la indulgencia será parcial.

 

 

 

Proponerse alguna intención. Por ejemplo, rezarlo en acción de gracias o para obtener un auxilio de nuestra Señora. Puede rogarse por esa intención varias veces a lo largo de las avemarías.

2. Mientras se rezan las avemarías

 

 

 

Poner la imaginación en el misterio de la vida del Señor que se ha mencionado.

 

 

 

Imaginarse que uno lo reza en compañía del Papa o de algún santo.

 

 

 

Remarcar alguna palabra del avemaría (unas veces una, otras veces otra). Por ejemplo, Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.

 

 

 

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

B. HISTORIA DEL ROSARIO

1. Formación del Rosario. Los dominicos.

Siglo XII

Aunque ya existía la costumbre de repetir avemarías en número variable, fue en el s XII cuando se fijó el número de 150, equivalente al de los salmos, para acompañar a los monjes mientras ellos recitaban los salmos del oficio divino. Ya en el siglo XIII, los cistercienses hacen tres grupos de 50 avemarías.

Siglo XIII

Nuestra Señora se aparece a Santo Domingo de Guzmán, le entrega el rosario y le impulsa a difundirlo por el mundo. Santo Domingo cumplió este encargo "con la más acendrada fe en la devoción del santo Rosario, que fue el primero en propagar, y que personalmente y por sus hijos llevó a los cuatro ángulos del mundo" (León XIII, "Supremi apostolatus").

Siglo XIV

Los cartujos intercalan el padrenuestro y meditan distintos momentos de la vida del Señor. Añaden "Jesús" al avemaría.

Siglo XV

 

 

 

El Beato Alano de Rupe (1428-1475), dominico, unificó los elementos del Rosario y le dio forma definitiva. Eligió el nombre de los quince misterios y fundó la cofradías del Rosario. Otros dominicos colaboran.

 

 

 

En esos años se añaden las letanías y se completa el avemaría añadiendo la parte final: "Santa María, madre de Dios, ruega por ...". Esto da lugar a una curiosa paradoja: es posible afirmar que el Rosario existió antes que el avemaría (ya se entiende).

 

 

 

Los Papas aprueban el Rosario (Sixto IV en 1479), y le otorgan indulgencias (Inocencio VIII en 1485, bula Sacer Praedicatorum Ordo).

2. Siglo XVI. Expansión. Lepanto.

- Las cofradías del Rosario se extienden por todas partes. Sus miembros adquirían la obligación principal de rezar el Rosario.

- Los dominicos propagan el Rosario en la América recién descubierta. Pronto adquirió gran popularidad.

- 1569. San Pío V en la bula "Consueverunt Romani Pontifices" estableció oficialmente la forma de rezar el Rosario que se ha mantenido hasta ahora.

- 1571 (7 de octubre). En el Mediterráneo, los turcos asolaban los pueblos cristianos asesinando, robando y tomando numerosos cautivos. Para poner fin a esta situación, se organizó una flota que se enfrentó a la armada turca -más numerosa- en el golfo de Lepanto. Esta famosa batalla supuso un gran alivio para los cristianos, que atribuyeron la victoria a la intercesión de la Santísima Virgen invocada en todas partes con el Rosario. El mismo Papa San Pío V participaba en una procesión rezando el Rosario por este motivo, cuando milagrosamente conoció y anunció la victoria. Después, añadió a las letanías "Auxilio de los cristianos", e instituyó la fiesta de Nª Sª de la Victoria, que más tarde pasó a llamarse Nª Sª del Rosario. Y el Rosario se propagó intensamente.

3. Iniciativas posteriores en torno al Rosario.

Siglo XVII

1629. Surge el Rosario perpetuo. El dominico Timoteo Ricci repartió 8760 tarjetas -tantas como horas tiene el año- entre quienes aceptaban dedicar una hora al año a rezar los quince misterios del Rosario. En 1858 se propuso una hora mensual.

Siglo XVIII . . . Nace la procesión popular del Rosario de la aurora.

Siglo XIX

Se propaga el Rosario viviente: Se forman grupos de quince personas que se comprometen a rezar diariamente un misterio del Rosario. Así cada grupo reza día a día el Rosario completo.

Siglo XX

Durante la segunda guerra mundial surge la Cruzada del Rosario. En USA (padre Peyton) nace el famoso lema "familia que reza unida permanece unida".

4. Siglo XIX-XX ¡Rezad el Rosario!

A comienzos del siglo XIX, el Rosario forma parte de la vida cotidiana del católico. Se piensa acertadamente que el cristianismo reclama devoción a nuestra Señora, y el amor a la Virgen implica rezar el Rosario. Años después, varios hechos invitaron a rezarlo más.

1858 (11 de febrero). Lourdes. Nuestra Señora se aparece con el rosario en la mano, e indica a Bernardette que lo rece. "La misma Santísima Virgen recomendó especialmente este modo de oración, cuando se apareció y lo enseñó a la sencilla muchacha en la gruta de Lourdes" (Pio XI, Ingravescentibus malis, 16).

1883. León XIII declara octubre como mes del Rosario.

1884. Segunda encíclica de León XIII invitando a rezar el Rosario.

1889. Tercera encíclica de León XIII insistiendo en rezar el Rosario.

1891-1898. Una encíclica es el documento de mayor categoría que escriben los Papas. Y ya llevamos tres encíclicas sobre el Rosario. Cualquiera podría pensar que el tema ya está claro. Pero el Papa necesita de las oraciones de los cristianos e insiste en el rezo del Rosario dedicándole 8 encíclicas más, año tras año: 1891-92-93-94-95-96-97 y 1898. Durante ocho años seguidos el Papa León XIII recomienda a los católicos el rezo del Rosario. Le ha dedicado 11 encíclicas (aparte de otros 11 documentos de menor categoría donde el Rosario es también el tema central).

En consecuencia, a comienzos del s.XX nadie duda de que un buen cristiano reza el Rosario. Sin embargo, en el cielo piensan que conviene insistir más, y Nª Señora interviene de nuevo.

1917 (13 de mayo). Fátima. Santa María se apareció a tres niños portugueses (Francisco, Jacinta y Lucia) y les cita los días 13 de cada mes, hasta octubre donde hizo un gran milagro ante 70.000 personas. En esas apariciones, habló a los niños de varios temas: la paz, la penitencia, la conversión, el desagravio, etc. Pues bien, María se presentó así: "soy la Señora del Rosario" (6ª aparición), y en cada una de las apariciones animó a los niños a que rezaran el Rosario.

León XIII había recomendado el Rosario con insistencia anual. Nuestra Señora lo recordó mensualmente.

5. Siglos XX y XXI

Esta insistencia tan reiterada no fue suficiente. Avanzado el siglo XX se extendió una aguda crisis en la Iglesia y en la devoción mariana. Por ejemplo, la década 1964-1974 se ha llamado "el decenio sin María" (tremendo). Y sin Dios, pues esta devoción no fue sustituida por ninguna otra.

Siglo XXI. Juan Pablo II escribe la encíclica "Rosarium Virginis Mariae". Allí:

 

 

 

Se declara un año dedicado al Rosario (octubre 2002 - octubre 2003).

 

 

 

Se proponen 50 avemarías más: los misterios luminosos, completando así el recorrido evangélico que se realiza al rezar el Rosario.

SENTIMIENTOS

 

 

 

A. ¿Qué son los sentimientos?

 

 

 

B. ¿Cómo mejorar los sentimientos?

A. ¿QUÉ SON LOS SENTIMIENTOS?

1. ¿Qué son los sentimientos? Son emociones o impulsos de la sensibilidad hacia lo sentido o imaginado como bueno o como malo. Responden a frases de éstas: me gustaría, no tengo ganas, no la soporto, me cae bien...

2. ¿Qué sentimientos hay? Se suelen agrupar así:

 

 

 

Ante un bien: amor (simpatía, estima, admiración), deseo, gozo.

 

 

 

Ante un mal: odio (antipatía, repugnancia, fastidio), aversión (huída), tristeza.

 

 

 

Ante un bien difícil de alcanzar: esperanza, desesperación.

 

 

 

Ante un mal difícil de superar: temor, audacia, ira.

      El más importante es el amor. Es conveniente no confundir el amor como sentimiento y el amor como virtud que es de mayor categoría. Sobre esto ver el tema amor.

3. ¿Los sentimientos son buenos? Son buenos cuando facilitan obrar bien; entonces conviene fomentarlos. Son perjudiciales cuando invitan al mal: habrá que dominarlos y cambiarlos.

4. ¿El hombre debe guiarse por sus sentimientos? No, no. El hombre debe guiarse por su inteligencia, que es la facultad que muestra el verdadero bien. Los sentimientos son en buena parte instintivos, y dejarse dominar por ellos es una pérdida de libertad. Por ejemplo, el sentimiento de fastidio ante el estudio se debe vencer.

B. ¿CÓMO MEJORAR LOS SENTIMIENTOS?

5. ¿El hombre debe ser frío y cerebral? El hombre no debe congelar su corazón. Cuando la inteligencia dirige los sentimientos unas veces frena, pero otras empuja y fomenta los afectos. Sólo una razón equivocada olvida esto último.

6. ¿Conviene dominar los sentimientos? Sí. La inteligencia debe guiar a la persona, hasta adquirir los mismos sentimientos de Cristo, perfecto hombre. Por ejemplo:

 

 

 

El sentimiento de amor a Dios se debe fomentar, mientras que la inclinación hacia el vecino casado debe dominarse.

 

 

 

El sentimiento de ira ante un error arbitral se debe dominar, mientras que ante la tentación es bueno airarse y rechazarla con prontitud.

 

 

 

Conviene fomentar mucho los deseos de santidad y de obrar bien. En cambio, los malos deseos -como el de robar- se deben rechazar.

7. ¿Conviene cambiar de sentimientos? Además de dominar los malos sentimientos, conviene cambiarlos para no estar siempre con el esfuerzo de frenar. En cambio, conviene mantener y fomentar los buenos sentimientos.

8. ¿Qué se necesita para mejorar los sentimientos? Para que los sentimientos inclinen al bien, es preciso que:

 

 

 

la inteligencia esté bien formada para distinguir el bien del mal y acertar en las inclinaciones que se deben fomentar o corregir.

 

 

 

Conviene que la voluntad esté entrenada a sacrificarse, para no dejarse llevar por sentimientos caprichosos llegando a considerarlos correctos: es necesario huir del egoísmo, que paraliza muchos buenos sentimientos.

9. ¿Cómo mejorar los sentimientos? El hombre mejora a base de realizar buenas acciones. Repitiéndolas se adquiere una costumbre o virtud, una nueva cualidad de la persona. Si se desea adquirir o mejorar un sentimiento, basta repetirlo. En el tema apetece se trata también esto. A continuación vemos dos ejemplos:

10. ¿Cómo cambiar un sentimiento de odio? Esa inclinación se habrá formado a base de experiencias negativas hacia esa persona. Para cambiarlo habrá que adquirir o imaginar varias experiencias positivas. Por ejemplo:

 

 

 

Convencerse de que es bueno querer a todos. (Crear sentimientos de caridad en general).

 

 

 

Intentar olvidar los desaires o errores de esa persona, eliminando así los sentimientos de odio. (El diablo procurará recordarlos).

 

 

 

Recordar o imaginar aspectos buenos de esa persona. (Adquirir sentimientos de estima).

 

 

 

Tener detalles de servicio y amabilidad con ella. (Practicar esa estima).

11. ¿Cómo cambiar un sentimiento de aversión al trabajo? Esa inclinación se habrá formado a base de experiencias negativas en torno al trabajo. Para cambiarlo habrá que adquirir o imaginar varias experiencias positivas. Por ejemplo:

 

 

 

Convencerse de la bondad y conveniencia del trabajo. (Crear sentimientos de laboriosidad en general).

 

 

 

Intentar olvidar el malestar en torno al trabajo. (Eliminar sentimientos de fastidio).

 

 

 

Recordar o imaginar los éxitos o buenos momentos debidos al trabajo. (Adquirir sentimientos de estima).

 

 

 

Sonreír al empezar a trabajar. (Practicar esa estima).

12. Una sorpresa. Aparece aquí un motivo serio para no mirar pornografía. Esas imágenes deforman la realidad presentando a seres humanos como objeto de deseos egoístas en lugar de personas dignas de amor y respeto. Esas miradas introducen en el corazón un modo equivocado de pensar y reaccionar. En cambio, no mirar esas imágenes es defender y mantener un corazón con buenos sentimientos hacia los demás.

13. ¿Conviene fomentar sentimientos de amor a Dios? El verdadero amor a una persona consiste en desear su bien y su servicio con independencia del propio gusto. Sin embargo, los sentimientos afectuosos favorecen ese amor profundo. Lo mismo sucede respecto a Dios: debemos buscar su servicio más que nuestro gusto, pero también es deseable un corazón piadoso. Por ejemplo, Jesucristo amó con obras a Dios Padre hasta dar la vida por cumplir su voluntad; y al mismo tiempo el trato con su Padre era cordial y confiado. Sobre todo en los comienzos de la vida cristiana es conveniente que los sentimientos ayuden.

14. ¿Cómo fomentar sentimientos de amor a Dios? La piedad respecto a Dios se puede fomentar de varios modos:

 

 

 

Convencerse de que nuestro corazón necesita amar a Dios.

 

 

 

Evitar culpar a Dios de nuestros males. Sería injusticia grande respecto a Él que siempre desea nuestro bien. Si permite algún mal será por un bien que obtendremos después.

 

 

 

Recordar sus abundantes beneficios, sobre todo la Pasión que sufrió por nosotros y la cantidad de veces que perdona nuestras ofensas.

 

 

 

Sonreír al empezar a rezar.

 

        EL SEXO, LA SEXUELIDAD

1. ¿Para qué ha creado Dios el sexo? Para la reproducción. En el caso del hombre para la reproducción humana con su contenido espiritual de amor y entrega entre personas. Usado así dentro del matrimonio el sexo es correcto.

2. ¿El sexo es bueno e importante? Es bueno pues ha sido creado por Dios, y tiene mucha categoría, pues traer un hijo al mundo es una de las cosas más grandes que pueden hacerse en esta vida. (De ahí que el uso equivocado del sexo sea un mal grave).

3. ¿El sexo está para tener placeres? No, no. El sexo produce placer, pero no está para eso. En la prostitución se consiguen esos placeres pero es un uso indebido del sexo.

4. ¿Los placeres sexuales son correctos? Sí, pues han sido dispuestos por Dios, para facilitar la reproducción. Son buenos cuando se obtienen dentro de ese plan previsto por el Creador.

5. ¿Esos placeres apartados de la reproducción y del matrimonio dan felicidad? Los placeres sexuales aumentan la felicidad en el caso de los esposos que se aman generosamente. En cambio, separados del amor matrimonial producen gusto, egoísmo, vaciedad de corazón y dificultad para amar.

6. ¿No es natural que a uno le gusten las personas del otro sexo? Sí. Así es. Y también es natural que uno sólo se junte con una y para siempre. El deseo normal de una persona es encontrar el amor de su vida y conservarlo.

    Es normal que la belleza física o intelectual atraiga. En cambio, no es natural desear tener hijos con cualquiera, y no es natural desear tener placeres sexuales con cualquiera. Esto son malas inclinaciones propias de una naturaleza algo enferma por el pecado.

7. ¿Es correcto el sexo en el noviazgo? Es un error, por varios motivos:

 

 

 

No se pretende la reproducción, y se obstaculiza el verdadero amor por el placer egoísta que se alcanza.

 

 

 

Disminuye la dignidad de las personas, pues la categoría del cuerpo humano exige que no sea objeto de uso o intercambio.

8. Parece claro el error de usar el sexo por placer -hoy con una persona, mañana con otra-. Pero, ¿está mal usarlo con quien se ama?.- Está bien si antes hay un compromiso público de quererse para siempre (boda). La explicación está en el tema noviazgo.

9. ¿Entre casados se puede usar el sexo de cualquier manera? Deben ser acciones abiertas a la reproducción. Ver el tema hijos.

LA SOLIDARIDAD

1. ¿Qué es la solidaridad? La solidaridad o caridad social expresa una idea de unidad, cohesión, colaboración. Se encuentra muy ligada al amor, y como éste admite dos planos de consideración:

 

 

 

Solidaridad-sentimiento. Tendencia humana a asociarse en busca de bienes comunes. Es la inclinación a sentirse vinculados con otros, bien por motivos de semejanza, bien debido a intereses comunes. Incluye la tristeza cuando esas personas afines sufren un mal. Se trata de sentimientos buenos pero a veces inestables o de tipo superficial.

 

 

 

Solidaridad-virtud. Es la determinación firme y perseverante de comprometerse por el bien común. Estamos ante un hábito o virtud, ante una decisión estable de colaborar con los demás. Con todos los hombres, pues realmente hay vinculación con todos, aunque uno no se sienta unido a algunos. Esta solidaridad-virtud es más firme e importante que la sentimental, y de ella seguimos hablando.

2. ¿En qué se basa la solidaridad? La solidaridad se apoya en varios motivos que podemos reunir en dos grupos:

a) Razones humanas: igualdad de naturaleza, necesidad de apoyo, mayor eficacia.

b) Motivos espirituales: fraternidad humana, común dignidad de hijos de Dios, unidad de destino eterno, idéntica redención, unión común a Cristo y a María.

3. ¿Hay diferencia entre solidaridad y caridad? Se parecen mucho. Se puede decir que la solidaridad va dirigida hacia grupos, mientras que la caridad piensa en las personas individualmente. En realidad, es más correcto afirmar que la solidaridad es una parte de la caridad.

4. Ejemplos de solidaridad.- Esta decisión de buscar el bien de todos puede aplicarse en muchos terrenos:

 

 

 

Solidaridad de los pobres entre sí; de los ricos hacia los pobres y curiosamente de los pobres hacia los ricos. Estos casos de solidaridad se ejercitan de modo diverso. Por ejemplo, el rico buscará el modo de ayudar al desarrollo del pobre; el pobre será agradecido.

 

 

 

Solidaridad de los empresarios hacia sus empleados y de los empleados hacia sus patrones. Por ejemplo, aquéllos abonan el sueldo justo y éstos trabajan con lealtad.

 

 

 

Solidaridad de las mujeres entre sí y respecto a los hombres. Lo mismo aplicado a los hombres entre sí y respecto a ellas, evitando machismos.

 

 

 

Solidaridad de regiones, razas y naciones hacia otras, evitando racismos y nacionalismos.

5. Ejemplos de falta de solidaridad.- Es triste decirlos y fácil descubrirlos. Es falta de solidaridad cualquier acción que busca sólo el interés propio o de sus afines, pisoteando egoístamente el bien de grupos sociales diferentes. Ejemplos:

 

 

 

Cualquier forma de lucha de clases es totalmente opuesta a los principios solidarios.

 

 

 

Las distintas formas de explotación humana, sea de grupos o naciones, también se oponen a la solidaridad.

 

 

 

Los nacionalismos y regionalismos. Aquí conviene precisar que es correcto un amor especial al propio pueblo, comarca, región o país. La falta de solidaridad aparece con el desprecio o desinterés hacia otros pueblos, comarcas o países.

 

 

 

En general, cualquier egoísmo. Por ejemplo, los jóvenes que sólo piensan en su diversión, suelen ser insolidarios hacia padres, profesores, vecinos, incluso hacia las personas que limpian las calles.

TRABAJO

1. ¿El trabajo es bueno? El trabajo es bueno. Lo desagradable es el cansancio. A cualquiera le gusta realizar cosas, y todos trabajarían mucho si no fuera por el cansancio. Pero el cansancio es inevitable, y quien intenta suprimir totalmente el esfuerzo está llamado a la amargura del fracaso.

2. ¿Es posible ser feliz trabajando? A pesar del cansancio, es posible ser feliz trabajando si se encuentra un motivo noble para hacerlo.

3. ¿Qué motivos hay para trabajar? Podemos reunirlos en tres grupos:

 

 

 

Motivos un poco egoístas: obtener dinero, fama, éxito, lujo, joyas... Estos planteamientos invitan a conseguir esas cosas trabajando lo menos posible. El trabajo sigue siendo una pesadez.

 

 

 

Motivos humanos nobles: contribuir al bien de otros, sacar adelante la familia o la sociedad... Con otras palabras, trabajar con espíritu de servicio. Esta mentalidad ayuda a trabajar feliz.

 

 

 

Motivos sobrenaturales:

 

 

 

- El trabajo es colaboración con Dios Padre en la mejora de la Creación.

 

 

 

- El trabajo es imitación de Dios Hijo que pasó muchos años trabajando.

 

 

 

- Quien trabaja realiza algo que Dios quiere y por tanto agrada al Señor y se santifica. Así el trabajo colabora con el Espíritu Santo en nuestra santificación.

4. ¿Cómo ser feliz trabajando? Conviene tener en cuenta estos aspectos:

 

 

 

Rectificar la intención: añadir a los motivos egoístas una intención de servicio a los demás o de amor a Dios. Esta finalidad noble es el requisito fundamental para ser feliz trabajando.

 

 

 

Trabajar bien: con atención, intensidad, cuidado de los detalles... Las chapuzas no satisfacen ni al que las hace, ni a los demás, ni a Dios.

 

 

 

Distribuir bien el tiempo.- Para cumplir con las obligaciones de atención a la familia, a Dios, etc.

 

 

 

Trabajar con sentido apostólico.- Así fue el trabajo de Cristo. Toda su vida tenía este sentido redentor.

VERDADES PRINCIPALES

1. ¿Qué sabemos de Dios? Sabemos que Dios es espiritual, bueno, todopoderoso, eterno... Todo lo ve, todo lo conoce. Premia a los buenos y castiga a los malos. Los cristianos sabemos además que somos hijos de Dios y le rezamos "Padre nuestro..."

2. ¿Hay un sólo Dios? Sí. En Dios hay tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Esta Trinidad de personas son un único Dios.

3. ¿Qué sabemos del mundo? Sabemos que el universo ha sido creado por Dios y que el Señor lo cuida. No desea el mal en el mundo; si permite algunos males es debido a graves motivos de los que obtendrá bienes mayores.

4. ¿Ángeles? Además de las criaturas materiales Dios ha creado a los ángeles y cada persona tiene un ángel custodio que la proteje. Algunos ángeles se rebelaron contra Dios y se volvieron malvados; son los demonios.

5. ¿Qué sabemos del hombre? Sabemos que el hombre es un ser corporal y espiritual creado por Dios para ser feliz con Él en el cielo después de hacer el bien en la tierra.

6. Dones.- Al crear la primera pareja humana, Dios quiso añadirle unos dones especiales como la inmortalidad y sobre todo la gracia que elevaba la naturaleza humana haciéndola partícipe de la divina. Pero Adán y Eva tentados por el diablo desobedecieron el mandato del Señor perdiendo esos bienes que poseían.

7. El pecado original.- En consecuencia los hombres heredamos esta situación y nacemos apartados de Dios en un estado llamado pecado original. Desde entonces en el corazón humano junto al deseo de obrar bien apareció una inclinación al mal, de modo que actuar bien exige esfuerzo. Con este pecado entró el mal y la muerte en el mundo.

8. ¿Quién es Jesucristo? Jesucristo es la Segunda Persona de la Trinidad que se hizo hombre para salvarnos de esa situación. Jesucristo es perfecto Dios y perfecto hombre. Por obra del Espíritu Santo nació de Santa María en Belén. Un nacimiento milagroso.

 

9. ¿Qué milagros hubo en el nacimiento de Jesús? José el esposo de María fue avisado por un ángel de lo que pasaba. María concibió sin intervención de varón (esto fue fácil para el Creador de Adán y Eva). Unos ángeles avisaron a los pastores; una estrella a los Magos. Pero la acción divina más poderosa fue lograr que una persona fuera a la vez Dios y hombre.

10. ¿Qué sabemos de la vida de Jesucristo? Vivió treinta años en Nazaret trabajando en el taller de San José. Luego, durante tres años predicó en Israel manifestando su divinidad con milagros portentosos que avalaban sus palabras. Murió en la Cruz aceptando este suplicio por amor a nosotros.

11. ¿Y después de su muerte? Resucitó al tercer día de su muerte. Se apareció a cientos de discípulos y les encargó que enseñaran su doctrina en todo el mundo. Esta tarea apostólica es la gran misión de la Iglesia y de cada cristiano. La comenzaron los doce Apóstoles que Jesús eligió.

12. ¿Qué son los evangelios? Son cuatro libros de la Biblia escritos cuando aún vivían algunos Apóstoles y primeros discípulos de Cristo, y avalados por su aprobación. Narran la vida de Jesús y sus principales enseñanzas. Por su elevado valor histórico, son el mejor documento para conocer la vida del Señor. Dios mismo ayudó a sus escritores para que relataran bien lo sucedido.

13. ¿Quién es la Virgen María? Es la Madre de Dios, porque de Ella nació nuestro Señor Jesucristo, perfecto Dios. El Señor llenó de dones a su Madre; por ejemplo, fue concebida y nació sin pecado original de modo que en su vida nunca hubo pecado alguno: es Inmaculada. Es también Madre nuestra, pues la gracia nos hace hijos de Dios, identificándonos con Cristo.

14. ¿Quiénes forman la Iglesia? La Iglesia está formada por todos los bautizados, y dirigida por el Papa que representa a Jesucristo como sucesor de San Pedro. Pedro fue el apóstol que Jesús eligió para gobernar la Iglesia. El Papa continúa su misión, con ayuda del Espíritu Santo pues Dios mismo cuida de la Iglesia que quiso fundar.

15. ¿Qué unión hay entre los cristianos? Los cristianos forman el cuerpo místico de Cristo, que es la cabeza. El Espíritu Santo que inhabita en las personas en gracia, sería como el alma que vivifica ese cuerpo. Sus miembros participan de los mismos bienes espirituales -Comunión de los santos-, sobre todo de los méritos de Jesucristo.

16. ¿Un ejemplo de esta unión con Cristo? En la Misa, Jesucristo ofrece a Dios Padre el sacrificio de su vida entregada en la cruz. Los cristianos pueden beneficiarse de esta ofrenda por su unión espiritual con Él.

17. ¿Un ejemplo de la unión de los cristianos entre sí? Esta vinculación se extiende a los santos del cielo y a las almas del purgatorio. De modo que todos procuran ayudarse. Es importante rezar por los difuntos.

18. ¿Qué sucede después de la muerte? Después de la muerte seremos juzgados por Dios. La sentencia de este juicio puede ser triple:

 

 

 

Quienes mueren en gracia se unirán con Dios en el cielo gozando de la máxima felicidad sin mezcla de mal alguno, y para siempre.

 

 

 

Quienes mueren en pecado mortal sufrirán los tormentos eternos del infierno.

 

 

 

Al purgatorio van quienes mueren en gracia de Dios pero con el alma menos brillante de lo necesario para ir al cielo. En el purgatorio hay grandes sufrimientos pero también esperanza, pues saben que después de purificarse verán a Dios.

LA VOCACIÓN

 

 

 

A. ¿Qué es la vocación?

 

 

 

B. ¿Cómo es la vocación?

A. ¿QUÉ ES LA VOCACIÓN?

1. ¿Qué es la vocación? Es una llamada de Dios para una tarea que abarca la vida entera.

2. Ejemplos de vocaciones. Citemos dos entre muchas posibles:

 

 

 

Vocación religiosa. En bastantes casos se puede definir como llamada divina destinada a manifestar al mundo la banalidad de lo terreno, elevando las miradas hacia el más allá. Implica un apartamiento de lo mundano para dedicarse principalmente a la oración.

 

 

 

Vocación sacerdotal: llamada divina destinada a participar del sacerdocio de Cristo administrando los Sacramentos y predicando su doctrina.

3. ¿La vocación incluye el celibato? El celibato es un tesoro incluido en muchas vocaciones.

4. ¿La vocación es un honor o una responsabilidad? Las dos cosas. Es un honor inmenso ser elegido por Dios, y lógicamente este gran tesoro exige cumplir fielmente la tarea encomendada. El Señor ayuda con sus dones.

5. ¿Una persona corriente puede tener vocación? La vocación es un don muy grande que transforma a un hombre corriente en elegido de Dios, pero este gran cambio puede ser sólo interior. Hay vocaciones donde se busca la santidad precisamente en la vida ordinaria.

B. ¿CÓMO ES LA VOCACIÓN?

6. ¿Cómo saber si se tiene vocación? Dios nuestro Señor hace oír su voz de varias maneras: en un rato de oración, a través de las palabras de una persona o de un libro, etc. Suele surgir una inquietud que, si perdura un poco, será buena señal de que Dios desea algo. Desde luego, habrá que consultar a personas entendidas. Por ejemplo, si se trata de vocación a carmelita, habrá que comentarlo con carmelitas.

7. ¿Cuál sería el proceso interior de una vocación? Se puede resumir así: en primer lugar Dios nuestro Señor agranda el corazón del elegido. Esta persona descubre en su interior un nuevo afán de amar a Dios y al prójimo, y responde afirmativamente a la llamada divina. Entonces el Señor premia la entrega generosa de la vida con los dones propios de esa vocación y con una mayor capacidad de amor que Él llena. Y el corazón rebosa de alegría.

8. ¿La vocación y el amor se relacionan? La vocación está muy ligada al amor. Es prueba del amor de Dios al alegido, y requiere que el escogido ame a Dios y a los demás:

 

 

 

La vocación lleva consigo muchos dones que son un gran bien para la persona elegida. Quien recibe una vocación divina puede estar seguro de que Dios le ama especialmente.

 

 

 

La vocación es una llamada que exige una respuesta generosa por parte del elegido, que deberá prescindir de otros planes para dedicar sus energías a la nueva tarea encomendada. La aceptación de la llamada es consecuencia del amor a Dios y deseo de servirle.

 

 

 

La vocación es una llamada para realizar una tarea especial. Y esta misión siempre incluye contagiar a otros el amor divino.

 

 

 

Con la vocación el Señor otorga las gracias necesarias para llevar a cabo la misión correspondiente. Por tanto, la vocación ensancha el corazón del elegido haciéndolo apto para recibir un mayor Amor divino que luego deberá difundir.

9. ¿Cuáles son los dones propios de una vocación? En general el mayor amor de Dios en el alma que proporciona una alegría especial y una capacidad mayor de contagiar ese amor a otros. Además, con la vocación se reciben los dones necesarios para cumplir la nueva misión encomendada. Por ejemplo, el Papa al ser elegido recibe el don de la infalibilidad, necesario para guiar a los cristianos.

10. ¿Qué sucede a quien responde negativamente a la llamada divina? Se queda triste. Pues su corazón había recibido una mayor capacidad de amor que no fue llenada. Es tristeza similar a la del egoísta que empequeñece su corazón.

IDEAS VARIAS

Eres una persona libre y nada te obliga a obrar mal. Puedes vencer cualquier tentación.

- Dejarse llevar por los defectos no es sinceridad sino debilidad. La verdadera sinceridad reconoce los defectos como defectos, y por tanto procura corregirlos.

- Quien ama a la gente apreciará las instituciones, pues están formadas por gente.

- Las iglesias espléndidas muestran la fe y amor a Dios de un pueblo. También los pobres prefieren que sus iglesias sean bonitas.

- Las iglesias no son riqueza de la Iglesia. Las iglesias no dan dinero, sino gastos. Lo que da dinero son los apartamentos y los estadios de fútbol.

- En esta vida un hijo de Dios debe sufrir.

- Pensar mal de alguien no mejora la situación.

. Pensar mal de uno mismo tampoco.

. Nunca pienses mal.

- No es alguien que te interrumpe; es una oportunidad de servir.

- Trata bien a tu cuerpo: contrólate en la comida y en la bebida.

. Trata bien a tu cuerpo: quítate comodidades.

- Respeta la dignidad de tu cuerpo: no te uses como un objeto para obtener placeres.

. Respeta la dignidad de su cuerpo: no lo uses como un objeto para obtener placeres. No lo veas así.

- ¿No entiendes ese sufrimiento?: No hace falta comprender. Sólo acéptalo y no añadas preocupaciones al dolor.

- ¿Emborracharse en Nochevieja (sólo una vez al año)?: Pero, ¿asesinarías sólo una vez al año?, ¿robarías un banco sólo una vez al año? Si algo es malo, no lo hagas ni una vez al año.

- Quien nada hace empeora. Se vuelve perezoso, cómodo, flojo.

- Tres palabras ante el Sagrario: Dios está aquí.

- Nadie es más bueno que Dios.

- Obrar bien da más felicidad que obrar mal.

- ¿Ese pensamiento te hace daño?: quítalo.

- ¿Es un enfado muy grande?: es una tentación.

- Un joven se va al seminario. En la despedida su padre le dijo: "Cuando veas dificultades en tu nueva vida, no pienses que tu decisión fue equivocada. Lo que sucede es que la vida -cualquier vida- es así".

- Cuatro palabras para servir: "ya lo hago yo".

- Tengo pruebas de que Dios me ama: ha muerto por mí en la Cruz.

- Si no distingues una bombilla de un enchufe, no seas electricista. Si no sabes los mandamientos, no seas inventor de religiones.

- Una palabra mágica: "esfuérzate".

- El dolor tiene aspectos positivos.

- Si uno piensa demasiado en las dificultades, se queda sin el tesoro.

- Héctor y su padre veían la televisión. Salieron en la pantalla unas actrices famosas, y el joven alabó en voz alta su belleza. La respuesta de su padre le gustó mucho: "No te engañes. Sólo son niñatas, nenas monas. Para mujer-mujer: tu madre".

- Nuestras acciones nos hacen mejores o peores: quien trabaja se hace trabajador, quien roba se hace ladrón.

- ¿Eso está mal?, pues no lo hagas.

- O somos dioses o somos criaturas.

- La primera actitud de una criatura debe ser adorar y alabar al Creador, darle culto.

- La relación hombre-mujer debe ser muy diferente a la relación macho-hembra.

- Tener razón es poco importante.

- No conviene tener en cuenta lo que se dice en momentos de enfado. Esas frases no son verdaderas ni para quien las dice. Si fueran ciertas, las madres de los árbitros serían todas muy malas mujeres.

- El odio perjudica al que odia.

- Ni el dinero ni el sexo dan la felicidad. A menudo la quitan.

- Una joven de costumbres y vestimenta ligeras no es una mujer ideal o ejemplar, sino otro tipo de mujer.

- Los hijos no son una plaga maligna de la que hay que librarse a toda costa.

- La misma caridad exige unas veces intervenir y otras dejar en paz.

- Nadie se arrepiente de traer un hijo al mundo. Es una decisión siempre acertada.

 

Carta abierta a un ateo militante

Por FERNANDO SEBASTIÁN

Escribo esta carta en respuesta, algo lejana ya, a un artículo publicado en un periódico de Madrid. Este escrito apareció a los pocos días de haber comenzado los bombardeos americanos en Afganistán. El autor argumentaba diciendo que la fe cristiana, y las fes religiosas en general, eran tan contraproducentes y tenían consecuencias tan perversas que a él, la conducta de los cristianos le había hecho pasar de un agnosticismo titubeante a un ateísmo decidido y militante.

Es muy probable que el autor de aquel artículo no lea nunca esta respuesta. Sé muy bien que es difícil entrar en diálogo con nadie sobre cuestiones tan íntimas. Pero escribo pensando en otras muchas personas, de Navarra y de fuera de Navarra, que piensan o sienten de manera parecida. Quisiera ayudarles a descubrir la racionalidad y la gran humanidad de la fe cristiana.

Antes que nada creo que no será difícil ponernos de acuerdo en una cosa: la verdad o la falsedad, el valor o la malignidad de la fe cristiana, no depende de lo que hagamos o seamos los cristianos mediocres. El valor de la fe aparece de algún modo en la vida de aquellos cristianos que viven más en coherencia con ella. Los cristianos que viven a fondo el sermón de la montaña sí deben ser tenidos en cuenta para examinar la verdad y el valor del cristianismo. Y los hay. No sólo los que son ensalzados en los medios de comunicación, sino otros muchos, que viven escondidos junto a nosotros, atendiendo a su familia con amor y sacrificio, cuidando enfermos, acogiendo niños sin familia, cumpliendo fielmente sus obligaciones profesionales. o bien viviendo austeramente en la clausura y orando por la salvación del mundo. El que quiera ver testigos sinceros de la bondad de Dios los encontrará sin dificultad en nuestro mundo.

Aquí es donde está la clave de la cuestión. Para encontrar a Dios hay que amar la verdad, hay que tener el deseo y la inquietud de vivir en la verdad, sin encerrarnos en nosotros mismos, viviendo dispuestos a aceptar con alegría la existencia de Dios, si es que los signos de este mundo visible nos sugieren razonablemente la verdad de su presencia misericordiosa. Aun antes de haber dado con Él, es posible invocarlo desde la duda, "Señor Dios, si existes, si te interesas por mí, dame algún signo de tu presencia". Es la oración del hombre honesto y leal consigo mismo que busca la verdad.

Desde esta disposición interior no es difícil percibir que nuestro mundo no tiene explicación racional clara, ni resulta tampoco amable ni soportable sin reconocer la existencia de un principio absoluto, de un Creador no creado del que han surgido todos los seres contingentes que están en la existencia.

Para vislumbrar la verdad de Dios, tenemos que comenzar por analizar las realidades cercanas, indiscutibles. Mi existencia, la de la humanidad en su conjunto, la de la creación entera, nada de esto es comprensible ni justificable sin admitir la existencia de un primer existente infinito y necesario en el cual se apoye la existencia de todas las demás cosas. La famosa pregunta ¿"Por qué el ser y no la nada"? No tiene otra respuesta que ésta: porque la nada no es posible, de la nada nunca hubiera salido nada, si algo existe es porque el ser se afirma por sí solo, porque el ser infinito es la realidad original, gracias al cual todo lo demás es posible. A este ser precedente, necesario y sin límites le llamamos Dios.

Quien ha percibido alguna vez este misterio original de las cosas, comprende lo substancial del mensaje de Jesús. Jesús es ante todo un personaje histórico de cuya existencia no se puede dudar honestamente. Su vida y los acontecimientos que siguieron a su muerte avalan la verdad de su testimonio. Y su testimonio, substancialmente, es éste: Tenemos un Padre en el Cielo que cuida de nosotros y nos mantiene en la existencia con su amor, por el puro deseo de ofrecernos la posibilidad de compartir con Él el gozo de su vida infinita. El Dios confuso barruntado por la razón, adquiere un rostro preciso y concreto a través de la experiencia filial de Jesús.

Jesús sí es testigo de Dios. Jesús sí es apoyo firme para nuestra fe en Dios. Jesús es el hombre justo y amable, cuya vida nace de su comunicación íntima con Dios. La amabilidad de su vida generosa demuestra la bondad y la humanidad de Dios, tal como Él lo percibe y se comunica con El. Los testimonios de sus apóstoles, avalados con la verdad del martirio, nos hacen pensar que el dato del sepulcro vacío, las apariciones de después de la muerte, la fuerza expansiva de la vida regenerada por la fe en Él, no son quimeras sino datos históricos firmes, perfectamente aceptables y creíbles.

El testimonio de Jesús y de sus apóstoles, históricamente incuestionable y religiosamente convincente sí es el apoyo firme que necesitamos para creer. En este momento hay que tener en cuenta que creer no es "ver", ni "comprobar " algo por nosotros mismos, como se comprueba en un laboratorio la fuerza de una corriente eléctrica o las cualidades de una sustancia química. Creer es dar fe a lo que alguien me dice, creer es dar confianza a una persona en atención a sus merecimientos y a la congruencia de su testimonio, dejarse enseñar y guiar por una persona (en este caso Jesucristo) que nos parece digno de confianza. En el límite, creer es poner nuestra vida libremente en manos de una persona querida de la que hemos recibido pruebas de amor y de lealtad. Los cristianos creemos en Jesucristo, nos dejamos guiar por Él, porque estamos convencidos de que vivió para nosotros y ofreció su vida libremente por nosotros. De este modo la fe cristiana comienza como una amistad, una alianza vital entre el creyente y Cristo. Creer es una elección, un acto supremo de libertad y de dominio de la propia vida.

La fe en Jesús nos abre el paso a la fe en Dios. Jesús es la puerta, la ventana abierta desde este mundo al mundo de Dios. Creer en Jesús es adorar filialmente con Él al Padre del Cielo, confiar en Él, amarle, poner nuestra vida en sus manos, sin necesidad de verle, apoyados en el testimonio y en la lealtad de Jesucristo. Jesús es el resplandor de Dios en este mundo, su gran palabra, cabal y sonora, la noticia y la prueba del amor que Dios nos tiene hasta la vida eterna. Nos falta decir algo del papel que juegan la Iglesia y los cristianos en este camino personal hacia el encuentro con Dios. Hablar de eso ahora sería complicar las cosas. Puede quedar para otra ocasión.

Al llegar aquí ya se puede mirar hacia atrás para ver el mundo, la historia, nuestra propia vida, como don de este Dios que es un verdadero Padre de vida, como camino hacia el encuentro con Él en el gozo de una vida verdadera y consistente. Desde la cima de la fe todas las cosas y los acontecimientos de la vida adquieren una nueva claridad, un nuevo sentido, todo es más claro, más hondo, más amable. Hasta la muerte comienza a ser inteligible y aceptable. Esta experiencia final, posterior a la decisión de creer, es tan congruente y tan pacificadora que se convierte en el mejor argumento de la verdad de nuestra fe. La fe es como un baño en el mar de la bondad y la claridad de Dios. Sólo quien se decide y entra en este mar, siente el gozo de vivir y moverse en Él. Los que se quedan fuera por miedo a perder pie nunca podrán comprender el gozo y la riqueza de la fe.

Ojalá estas pobres ideas, escritas con el sincero deseo de ayudar, sirvan a alguien para descubrir la verdad, la riqueza y la posibilidad de la fe. Ojalá algunos de los muchos ex cristianos y ex cristianas que abandonaron la fe para sustituirla por las nuevas fes del bienestar o de la política o de la tolerancia sin identidad propia, encuentren en ellas una llamada a recuperar lo que abandonaron precipitadamente. Ojalá algunos de los jóvenes que se abren ahora a la amplitud y la complejidad de la vida, lean estas líneas de un Obispo viejo que les quiere y se animen a recorrer con Cristo el camino de su vida, como hijos de Dios, como hombres libres dispuestos a vivir con esperanza en la verdad y en la justicia suprema del amor y de la misericordia.

Pamplona, 1º de diciembre del 2001

+Fernando Sebastián Aguilar 

Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela
Búsquedas que traen más visitas a este libro:
ejemplos de argumentos cortos 
temas para argumentar 
temas de actualidad para exponer 
temas polemicos para argumentar 
temas cortos para exponer 
argumentos cortos 
temas controversiales para argumentar 
temas sencillos para exponer 
ejemplos de argumentacion cortos 
temas de argumentacion 
argumentos ejemplos cortos 
temas de la actualidad para exponer 
argumentos cortos ejemplos 
temas para argumentar ejemplos 
temas para argumentar a favor y en contra 
temas actuales para exponer 
argumento ejemplo corto 
temas interesantes para argumentar 
tema para argumentar 
temas de actualidad para argumentar 
argumentaciones cortas 
temas para una argumentacion 
argumento ejemplos cortos 
temas breves para exponer 
temas de argumentacion ejemplos 
tema polemico para argumentar 
temas para exponer faciles y cortos 
temas para exponer interesantes y cortos 
temas cortos e interesantes para exponer 
temas sencillos 
como hacer un argumento de un tema 
temas sencillos para investigar 
como realizar un argumento sobre un tema 
preguntas para argumentar 
temas para exponer cortos 
ejemplo de argumento corto 
temas para un argumento 
temas para argumentacion 
ejemplos de argumentos sencillos 
temas simples para exponer 
temas de argumentos 
ejemplo de argumentos cortos 
argumentos sencillos 
tema de actualidad para exponer 
temas importantes para investigar en la actualidad 
temas de interes en la actualidad para exponer 
argumentos sobre 
temas para exponer sencillos 
elaboracion de preguntas sobre el tema de interes o controversial 
temas para hacer un argumento 
10 ejemplos de argumentos cortos 
buenos temas para argumentar 
temas para argumentos 
temas polemicos para exponer 
argumentar sobre un tema 
temas en la actualidad para exponer 
argumento sobre 
temas de actualidad para jovenes 
elaboración de preguntas sobre el tema de interés o controversial 
5 argumentos cortos 
temas actualidad para exponer 
ejemplos de argumentaciones cortas 
argumento corto ejemplo 
5 argumentaciones breves 
argumento de un tema 
temas para hacer una argumentacion 
tema de argumentacion 
tema corto para exponer 
5 ejemplos de argumentos cortos 
temas polémicos para argumentar 
temas de argumentación 
ejemplo de un argumento corto 
temas con argumentos 
como hacer un argumento sobre un tema 
como se hace un argumento ejemplos 
un tema corto para exponer 
ejemplos de argumentaciones 
argumentacion ejemplos cortos 
argumentos relevantes 
como hacer un argumento ejemplos 
temas para exponer faciles 
temas faciles para exponer 
temas actuales para hacer una redaccion 
temas para exponer faciles y rapidos 
temas cortos para investigar 
tema actualidad 
temas interesantes y cortos para exponer 
un argumento corto 
temas faciles de exponer 
argumentos sobre la moda 
tema de la actualidad 
argumentos breves 
temas sobre el amor 
ejemplos de un argumento corto 
tema sencillo para exponer 
temas de actualidad interesantes 
temas controversiales para exponer 
argumentaciones ejemplos 
tema facil para exponer 
buenos temas para exponer 
temas interesantes de la actualidad 
temas curiosos para exponer 
temas originales para exponer 
ejemplos cortos de argumentacion 
temas para hablar jovenes cristianos 
temas curiosos para exponer en clase 
ejemplos de temas para exponer 
oratoria temas de reflexion 
temas de la actualidad para hacer un ensayo 
temas actuales interesantes para exponer 
como hacer un argumento corto 
temas de interes actual para exponer 
temas de la actualidad 
testimonios cristianos escritos cortos 
temas fáciles de exponer 
argumento y tema 
el sentimiento del honor de los jovenes 
temas de moda para exponer 
temas de oratoria para niños 
libro del buen amor argumento 
tema argumento 
tema los sacramentos 
temas polemicos actuales 
temas actuales interesantes 
el mejor tema para exponer 
temas faciles para investigar 
tema y argumento 
texto argumentativo sobre la libertad 
preguntas controversiales de la biblia 
temas para argumentar ensayos 
temas para varones cristianos 
oratoria ejemplos cortos 
temas interesantes para hacer un ensayo argumentativo 
temas fáciles para exponer 
temas para oratoria faciles 
ejemplo de argumentacion corta 
temas polemicos actuales para debatir 
drogadiccion ensayo argumentativo 
ensayos cortos sencillos 
temas faciles para exponer en ingles 
temas de actualidad para debatir 
argumento sobre el amor 
temas para jovenes catolicos de reflexion 
argumentacion ejemplos 
temas interesantes en la actualidad 
temas actuales para jovenes catolicos 
buenos temas para investigar 
que significa conviene al poderoso ser piadoso con el debil 
temas interesantes actuales para exponer 
argumentacion de un tema 
el destino se hace argumentos 
tema o argumento 
caracteristicas de un buen argumento 
texto argumentativo sobre la violencia en el futbol 
que se necesita para confesarse 
textos breves para reflexionar 
ejemplos de temas polemicos 
oratoria temas cortos 
temas para reflexionar sobre el amor 
temas de exposicion interesantes cortos 
temas de oratoria cortos